Crisis y desempleo planean sobre México con AMLO, alerta Meade

El encuentro estuvo plagado de ataques y descalificaciones entre los cuatro candidatos a la Presidencia de la República

Por Jennifer Alcocer Miranda

El tercer debate entre los cuatro candidatos a la Presidencia de la República, que organizó el Instituto Nacional Electoral (INE), estuvo cargado de propuestas inconclusas, coincidieron académicos consultados por Publimetro.

En un encuentro que prometía asomar las mejores cartas de los aspirantes para convencer a los ciudadanos sobre sus diferentes propuestas en temáticas como crecimiento económico, pobreza y desigualdad; educación, ciencia y tecnología y salud, desarrollo sustentable y cambio climático, tampoco lograron conectar.

El formato de esta edición permitió que más de 11 mil usuarios de redes sociales como Twitter y Facebook plantearán 11 mil preguntas.

Notas relacionadas:

Así arribaron los candidatos al tercer debate presidencial

Los mejores memes que nos deja el último debate a la Presidencia

Uno de los papeles fundamentales lo llevaron los tres moderadores Leonardo Curzio, Carlos Puig y Gabriela Warkentin, quienes ponderaron los cuestionamientos recibidos por el INE y plantearon puntualmente los más recurrentes a los candidatos.

Sin embargo, las temáticas pronto fueron desplazadas para abordar lo que mejor les parecía a los candidatos y Ricardo Anaya, aspirante presidencial del PAN-PRD-MC, fue el primero en utilizar su tiempo para defenderse de los ataques que ha recibido recientemente y que atribuyó al Presidente de la República.   

Pero también llegaron los encontronazos y el primero en atacar fue José Antonio Meade, abanderado del PRI-PVEM-NA, quien criticó la baja creación de empleos en la administración del candidato de Morena- PES-PT, Andrés Manuel López Obrador, cuando dirigió la CDMX.

Anaya y López Obrador también se enfrascaron en una discusión cuando el panista mencionó la relación con el empresario José María Rioboó y la manera en que le concedió contratos cuando fue jefe de Gobierno, a lo que AMLO negó todo.

La discusión rompió una de las reglas del INE de tener confrontación directa, pues Anaya retó al tabasqueño a que renunciará a la candidatura si demostraba este hecho mostrando los contratos; sin embargo, el morenista aseguró tajante que “él no es corrupto”.

Otro que rompió con el esquema pactado fue el aspirante independiente, quien en repetidas ocasiones revisó su celular y cuando le llamaron la atención justificó que sólo estaba checando la hora. 

En las casi dos horas que duro el encuentro encontramos que en esta ocasión no hubo tantas situaciones graciosas, como en el segundo debate, aunque los participantes otra vez se valieron de material gráfico para ilustrar sus criticas y demandas a sus contrincantes.

Anaya se empeñó en asegurar que AMLO ya pactó con el gobierno federal, así como con el abanderado del PRI.

“Qué culpa tengo yo de que estén empatados y vayan hasta abajo. Entiendo que estén desesperados pero no tengo la culpa”, contestó a los ataques.

Promesas de reducir los impuestos del ISR, a las gasolinas, incrementar los salarios mínimos, acabar con la brecha salarial entre géneros, mejorar la educación, cancelar la reforma educativa, apostar por la tecnología y garantizar los medicamentos a toda la población fueron de las propuestas más polémicas que se hicieron.

Publimetro contactó a especialistas para conocer el análisis de este ejercicio en el que se midieron los aspirantes presidenciales.

Ivonne Acuña, doctora en sociología política de la Universidad Iberoamericana, comentó que los candidatos no desaprovecharon la última oportunidad para intentar tanto Meade como Anaya llegar al segundo lugar.

“Obrador se defendió bien de los ataques, Meade planteó cosas que ya sabemos pero no tiene señalamientos concretos de sus acciones, El Bronco cayó en propuestas retrogradas para las mujeres y Anaya hizo puntualizaciones concretas pero muy parecidas a las de AMLO, sólo agregando algo”, comentó.

Bernardino Esparza, politólogo de la Universidad La Salle, consideró que los abanderados ponderaron sus tiempos a las acusaciones, mientras que las pocas propuestas planteada les faltaron solidez.

“Pareciera ser que fue más debate de los moderadores que de los candidatos y los candidatos están entre acusaciones y pocas propuestas, en la mayoría de los temas les faltó que hicieran señalamientos precisos…pareciera que desconocen muchos aspectos”, señaló.

Los tópicos:

El primer punto de discusión: de desigualdad y pobreza, la palabra que más conversación generó en redes sociales fue “programas sociales” y la apuesta de acabar con los 53 millones de mexicanos en situación de pobreza y que dependen de más de seis mil programas públicos.

En el tema de la educación: lo que más se preguntó, fueron en conocer las “estrategias de acceso y cobertura”,  así como “oferta y garantía”, esto, vinculado al empleo.

Lo más visto en PublimetroTV:

Loading...
Revisa el siguiente artículo