Esta es la historia completa del #OscarsSoWhite en Hollywood

Jada Pinkett-Smit, Spike Lee y otras voces se han organizado por la falta de diversidad, dicen, en las nominaciones al premio a lo más destacado del cine de Hollywood

Por Carlos Carrasco

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

We must stand in our power!

We must stand in our power.

Posted by Jada Pinkett Smith on lunes, 18 de enero de 2016

“Not everything that is faced can be changed. But nothing can be changed until it is faced.” – James Baldwin #manystoriesmanyvoices

Una foto publicada por Lupita Nyong’o (@lupitanyongo) el 19 de Ene de 2016 a la(s) 8:40 PST

Cuando se dieron a conocer las nominaciones al Oscar este 2016, hace una semana, llamó la atención la falta de actores de raza negra, o descendientes de ella, y muchos de ellos comenzaron un movimiento que devino en el llamado a un boicot a la entrega que se celebrará el 28 de febrero próximo.

Spike Lee, Jada Pinket-Smith, o hasta Michael Moore y Lupita Nyong’o, se han manifestado acerca de la falta de diversidad en las nominaciones a los Oscar. En un comunicado, la presidenta de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, Cheryl Boone, de ascendencia negra, se solidarizó con la causa y se dijo frustrada por la falta de inclusión.

No obstante, dijo que los cambios no se han visto reflejados, y que se han sucedido desde hace al menos cuatro años, pero que “necesitamos hacer más, mejor y más rápido”, al tiempo que confirmó que revisará con más detenimiento la configuración de los miembros de la Academia.

Sin embargo, el discurso de la Boone no fue suficiente, pues otros actores y directores se han manifestado sobre el tema. 

Michael Moore le dijo a The Wrap que apoya el boicot al que llaman Spike Lee y Jada Pinket-Smith, pero que además entiende el trabajo y la frustración de Boone. Como miembro del comité que elige a los nominados a Mejor Documental, Moore aseguró que ha tratado de ser más incluyente según su capacidad de convencimiento dentro de su margen de maniobra, pero que no ha recibido buenas respuestas por parte de sus demás compañeros.

“El problema no se basa en la Academia, sino en la industria. El problema debe ser arreglar lo que sea posible en los estudios, que siguen siendo dominados por hombres blancos”, aseveró.

Por su parte, Lupita Nyong’o, quien ganó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto en 2013 con su primera incursión al cine, aseguró que “los premios no deberían dictar los términos del arte en una sociedad moderna, pero sí reflejar la diversidad de lo mejor que tenemos que ofrecer como artistas en nuestros días”, y lo escribió en su cuenta de Instagram.

Pero no han sido las únicas voces en contra de la falta de diversidad. La actriz Janet Hubert, famosa por haber interpretado a la Tía Viv en la serie El Príncipe del Rap, el primer gran éxito de Will Smith en los 90, respondió a Jada Pinket, primero acerca de hablar en favor de su esposo por no haber sido nominado como Mejor Actor por su trabajo en La verdad oculta.

“Es la mejor actuación de su carrera, pero eso no quiere decir que sea considerada para una nominación al Oscar”, escribió en un post que después borro en su cuenta de Facebook, pero que reemplazó con un video en el que abundó, además, sobre cómo el matrimonio de Jada y Will es parte del problema en Hollywood a la hora de “solo producir para su familia, sus amigos y sus cercanos”.

El periodista especializado Axel Kuschevatzky, argentino y productor además de cintas como Relatos Salvajes, consideró hace unos días que el problema más visible es la falta de producciones que cuenten con actores de raza o ascendencia negra.

“Ejemplos como el de la nominación de (Sylvester) Stallone tiene que ver con la empatía en Estados Unidos: siempre hay un hombre blanco y maduro de edad con esas características”, dijo el argentino en referencia al personaje de Rocky Balboa en la cinta Creed.

Este argumento de identificación de audiencias en Estados Unidos fue puesto bajo escrutinio por Mikki Kendall, periodista de The Washington Post basada en Chicago, quien además de citar las palabras de Cheryl Boone en la Academia, revisa los casos en los que los estudios de cine deciden cambiar el panorama diverso de los guiones, como pasó con Éxodo: Dioses y Reyes de Ridley Scott, o el próximo proyecto de Lionsgate, Dioses de Egipto, en las que los personajes de origen árabe fueron interpretados por actores de raza blanca.

“Aún así, esas mismas audiencias no tienen problema alguno en ver shows de televisión como Empire, Scandal, Blackish y Ugly Betty“, todos ellos que tienen en sus elencos a personajes de raza no blanca, y que han tenido grandes números de audiencia en Estados Unidos, escribió Kendall.

El tema dará más todavía, pues la entrega del Oscar sucederá dentro de un mes y el debate apenas va comenzando.

Loading...
Revisa el siguiente artículo