“Soy un toro bravo que morirá en el ruedo”, dijo Gonzalo Vega

Frida Vallejo, reveló la anécdota que le confesó el actor durante la última temporada de “La señora Presidenta”

Por:

“Soy un toro bravo que morirá en el ruedo”, eso le dijo Gonzalo Vega a su amiga y socia Frida Vallejo, en la última función de la temporada de “La señora Presidenta”, en el Teatro Hidalgo. 

Muere el primer actor Gonzalo Vega a los 69 años

“Lamentablemente no pudo cumplir su deseo de dejar la vida en el escenario, esa terrible enfermedad (el síndrome mielodisplásico), que le impedía también de disfrutar otra de sus grandes pasiones: la fiesta brava”, comentó a Notimex la empresaria teatral.

Frida, quien fuera cómplice y socia de algunas aventuras teatrales, entre ellas “El Tenorio” y “La señora Presidenta”, dijo sentirse triste por el fallecimiento de Gonzalo.

Añadió, sin afirmar, que se ha hablado que el Panteón Jardín, será la última morada del actor.

En días pasados Marimar Vega, una de las hijas del actor, fue entrevistada en la alfombra roja del filme “Treintona, soltera y fantástica”, en donde ella participa y fue ahí en donde adelantó que su padre no volvería a actuar.

Frida reiteró que no le sorprendió el deceso de Gonzalo Vega, “esto se veía venir irremediablemente, ya era una enfermedad que lo estaba afectando desde hace mucho tiempo”.

Cuestionada de cuándo lo había visto por última vez, respondió: “después de que terminamos la última temporada de una obra que él hizo en México”.

“Hicimos una sociedad para montar ‘La señora Presidenta‘ en el Teatro Hidalgo, esto fue en diciembre del 2014, y ya el año pasado no trabajó”.

Frida confesó que el teatro, para Gonzalo, era un alimento increíble, “tú lo veías preparándose en el camerino ya era una persona cansada un poco abatida, pero en el escenario revivía, renacía, era algo evidente, todos alrededor lo comentábamos”.

Dijo que el aplauso y las ovaciones de pie del público revitalizaban el enjundioso espíritu de Gonzalo Vega.

“El empezaba a lo mejor, a marchas forzadas, bajito de energía en la primera función; hacíamos temporadas de cinco días, del 26 al 30 de diciembre, o de Semana Santa de miércoles a domingo, así era como trabajábamos, a últimas fechas sólo hacíamos vacaciones”.

Frida Vallejo aseguró que esa actividad, a pesar de su estado de salud, hacía ver a Gonzalo Vega como pez en el agua, “le daban ganas de vivir más cada día”.

“En algún momento yo le agradecí en escena todo el empeño que ponía, el esfuerzo que él hacía, esta situación recuerdo ahora, me hacía sentir nostalgia”.

Vallejo reveló que es por eso que hoy decidió contar esa gran anécdota sobre lo que Gonzalo deseaba para su futuro: “él se veía como un toro bravo, porque yo le decía: ‘tú eres un hombre aguerrido, valiente‘, pero él me dijo, para nada, soy un toro bravo, dispuesto a morir en el ruedo”.

Para nadie era un secreto que, además de actuar destacaba por ser un apasionado de la fiesta brava.

“Él se quería morir en el teatro, no se le cumplió; pero creo que definitivamente, el teatro fue lo que más satisfacción le pudo dar en la vida”, añadió Frida.

Vallejo señaló que ella lo contactó para que hicieran la gira de despedida de “El Tenorio”.

“Lo invité a hacerla en el Teatro San Benito, allá en Cuautitlán, Izcalli, en el 2013. Le escribí y nos reunimos en Altavista, al sur de la ciudad de México. Le presenté la corrida financiera y me dijo que le parecía muy bien. Ahí empezó la relación”.

Agregó que tenían una sociedad empresarial para las funciones que ambos acordaban y que resultó un éxito “hicimos una mancuerna fabulosa”.

Subrayó que, desde el primer día, le dijo que con ella no quería firmar un contrato siquiera.

A partir de ahí trabajaron hasta el final de “La señora presidenta”, siempre con gran entusiasmo.

Recordó que ella le organizó su primer evento de recaudación de fondos que destinaría a su fundación, “porque él tiene una fundación, es Gonzalo Vega A.C., para ayudar a la gente que padece esa enfermedad que lo condujo a la muerte.

“Lo hizo con el afán de solidarizarse con ellos junto con el doctor Xavier López Karpovitch que era su médico tratante en ese momento, ellos crearon esa fundación con el apoyo de su hermana Guadalupe”.

“Sería fabuloso, fantástico que sus hijas, que son tan exitosas, así como su hijo Gonzalo a quien vi debutar como actor continuarán con lo que él inició”.

Frida Vallejo comentó que fue el 30 diciembre del 2014 en el Teatro Hidalgo con “La señora Presidenta”, con la que Gonzalo dijo adiós al teatro.

“Hicimos cinco funciones, una diaria, porque así fue el acuerdo de que dieran o no dieran los números íbamos a realizar una función diaria, porque dos para él hubiera sido extenuante y mortal”.

También puedes ver: 

“Gomita” se quita la ropa para conseguir seguidores en Instagram

Loading...
Revisa el siguiente artículo