Fernanda Castillo sube 12 kilos y lo presume en redes

La actriz señaló la experiencia de interpretar a "Tami" en la cinta "Dulce Familia"

Por Marisol Orta

Aunque fue hace unos meses que la actriz Fernanda Castillo dio a conocer que aumentó 12 kilos para desarrollar un nuevo personaje en su carrera, fue hasta hora que la intérprete reveló el gran aprendizaje de este experiencia.

Galilea Montijo no podrá trabajar en Estados Unidos por esta razón

A través de su cuenta en Instagram, la mexicana compartió una imagen del gran cambio físico que experimentó, pero también su evolución humana al interpretar a Tami, en la cinta Dulce Familia.

“Esta soy yo, semanas después de despedirme de Tami, mi personaje en #DulceFamilia; el personaje que me llevó a una gran transformación externa, pero también interna”, inició su mensaje.

Asimismo quien le dio vida a Mónica Robles en el Señor de los Cielos abrió heridas de su pasado al expresar:

“Desde muy joven empecé una batalla contra mi cuerpo porque no era ‘lo que debía de ser’. Mientras más me angustiaba por llenar las expectativas de los demás, de cómo “debía” verme, mi cuerpo más se resistía. Con los años fui aprendiendo a negociar con ‘mi cuerpo’, a veces a las malas (con dietas demasiado estrictas y riguroso ejercicio) a veces a las buenas (relajándome, cuidándome y confiando)”, se lee.

Fernanda Castillo también señaló el miedo que le dejó Tami, de volverse a enfrentar a su batalla de hace tiempo con el peso.

“Después de mucho creía haber hecho las paces con él. Cuando llegó Tami y la oportunidad de interpretarla, la vida se me movió. Regresar a una lucha con mi cuerpo me daba miedo y empecé a sentirme profundamente insegura. ¿Cómo iba a entender a un personaje que se aceptaba y quería, si yo nunca había hecho eso? Si no sabía cómo hacerlo”, comentó.

Y añadió: “Puedo decir que sólo durante la filmación de la película, jugando a ser Tami, con la ropa de Tami, con su alegría y lejos de presiones; me sentí feliz”.

Finalmente Fernanda externó lo agradecida que está con su cuerpo y que todo va más allá de la apariencia física, pues todo está adentro.

“Empecé a darme cuenta de que todo lo que he logrado es gracias a lo que hay dentro de mí, a tenerle paciencia y respeto a un cuerpo que no solo me sostuvo durante el proceso tan difícil al que lo sometí, sino que me ha sostenido toda la vida. Comencé a valorarlo, a escucharlo y a celebrar que soy mucho más de lo que exprese una báscula o una talla”, dijo.

TE RECOMENDAMOS VER: 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo