Entretenimiento

Así lucía ‘Plácido López’, de “Una familia de diez”, en su juventud

El actor debutó en la actuación a los 8 años de edad.

Plácido López

Desde el año 2007, el polifacético primer actor Jorge Ortiz de Pinedo ha estado incólume provocando carcajadas al público mexicano con su magistral interpretación de ‘Plácido López’ en la exitosa serie de comedia Una familia de diez.

En la piel de este preocupado contador y cabeza de hogar cansado de ser el único sostén de su cuantiosa y peculiar familia, con la que vive estrechamente en un pequeño departamento en la Ciudad de México, el legendario histrión y comediante ha logrado hacerse una vez en sus más de cinco décadas de exitosa trayectoria artística con un gran reconocimiento de la crítica y un cariño inmensurable del parte del público.

Sin embargo, mucho antes de que el también reconocido productor y director de 72 años se metiera en los zapatos del papá de ‘Plutarco’ y ‘Martina’ al que siempre “le va mal”, un papel que había interpretado años antes en la obra de teatro de donde se deriva la serie televisiva, Ortiz de Pinedo fue un joven como muchos otros que desde temprana edad incursionó por las artes escénicas, mundo al que fue introducido por sus famosos papás.

.

El aspecto de Jorge Ortiz de Pinedo, protagonista de Una familia de diez, en su juventud

Jorge Ortiz de Pinedo es  hoy una de las figuras más prolíficas en el medio artístico mexicano por su importante legado y contribución en la televisión, el cine y, especialmente, el teatro. Desde su juventud, ha construido de manera impecable una carrera marcada por el éxito, el reconocimiento y la admiración de los espectadores motivado solo por su pasión y compromiso con el arte que heredó de forma natural de sus reconocidos padres, el actor cubano Óscar Ortiz de Pinedo y la actriz y bailarina mexicana Lupita Pallás.

El histrión nació el 26 de marzo de 1948 en Bogotá, Colombia, en medio de los hechos violentos de “El Bogotazo”, mientras sus talentosos progenitores estaban de gira por Latinoamérica con su compañía de teatro. Tras una odisea, siendo todavía un bebé, llegó con estos a México, país donde tuvo sus primeros acercamientos a la actuación en su infancia asistiendo a los ensayos y presentaciones que tenían sus ascendientes.

De hecho, fue gracias a que acompañaba a sus padres a su trabajo que tuvo su temprano debut como actor a los 8 años de edad en la cinta Dos angelitos negros. A partir de ese momento, lo llevaron a trabajar en todas las películas donde necesitaban niños.

Después debutó en la televisión a través de las pantallas de Televisa, en ese entonces Telesistema Mexicano; mientras, más adelante se estrenó en el teatro de la mano de su padre, creciendo así física y artísticamente entre los reflectores y admirando a los dos artistas completos que vivían con él en casa.

Salida de casa y primeros papeles juveniles

A los 14 años de edad tuvo un conflicto con sus padres luego de que se fuera de parranda con amigos y apareciera al otro día en una época donde los celulares eran impensables. Tras un sermón días después y la gran pena que le produjeron sus acciones, decidió volar del seno familiar lleno de amor y talento que dedicó su vida a entretener.

Durante ese tiempo, los amigos de su padre comenzaron a protegerlo dándole papeles pequeños en numerosas producciones teatrales, de cine y televisión que lo ayudaron a mantenerse y también a comenzar a construir bases sólidas para su carrera mientras vivía en un pequeño cuarto de azotea. Desde entonces, estuvo imparable.

Cabe destacar que, a pesar  de que salió de su casa familiar, nunca dejó de hablar con sus padres, a quienes siempre les tuvo un gran cariño y respeto. Incluso, un año después de su salida de casa, cuando se dio cuenta de que cometido una “estupidez” con su accionar según contó en una profunda entrevista con Mara Patricia Castañeda, se mudó más cerca de ellos aunque no volvió al hogar familiar.

Consolidación artística

Como adolescente, Jorge Ortiz de Pinedo siguió actuando en diferentes proyectos que combinaba con la escuela. Aunque reprobó numerosas veces, su padre nunca le permitió que la abandonara.

“En la escuela no fui muy lumbrera (…). Es más, de hecho, estuve en 16 colegios, para que se den una idea de lo mal estudiante que era, lo distraído que era o lo ‘relajiento’ que era. No sé qué era”, dijo en una plática al programa Sale el sol.

Así, concentrado en hacer el mejor trabajo posible en sus interpretaciones, formándose como artista y desplegando sus alas, un día se terminó convirtiendo en un reconocido actor.

“Nunca me di cuenta (…) en qué momento me fue bien en la vida, en qué momento empecé a ser actor, en qué momento le caí yo bien al público, en qué momento empecé a ser yo una figura (porque) de repente pasaron unos años y empecé a ser una figura», dijo en su conversación con Castañeda en 2019.

«La gente me reconocía en la calle, me contrataban los empresarios y me pagaban muy bien, me contrataban para hacer comerciales, era yo un hombre popular, hacía teatro, cine, televisión y empecé a llenar los teatros, el centro nocturno y dije: ‘¿qué pasó? ¿Cómo llegué hasta aquí?”, agregó en el programa En casa de Mara.

“Entonces empecé a recordar toda esa gente buena que me llamó (…) que me contrataban para que yo no me muriera de hambre y para que mi padre supiera donde andaba yo”, destapó.

Tras esta reflexión, el padre de Óscar, Pedro, Jesús, Mariana, Santiago y Alejandro, producto de sus varios matrimonios, se prometió a “pagarle” a la vida por sus padres, la oportunidad de trabajar y aprender de su profesión sobre la marcha dándole a otros una oportunidad para mostrar su talento como, en su día, se la dieron a él.

 Balance de una vida dedicada al arte

A lo largo de más de 50 años de carrera, alejado completamente de los escándalos, Jorge Ortiz de Pinedo se ha fogueado trabajando en más de 150 obras teatrales, aproximadamente 30 películas y  alrededor de 35 telenovelas, género en el que se estrenó a los 18 años con un papel en El medio pelo (1966), novela que protagonizaron  Magda Guzmán y Eric del Castillo.

Aunque sigue teniendo participaciones esporádicas y por su talento indiscutible para las artes escénicas tiene la capacidad para desenvolverse en varios géneros, se inclinó por la comedia, como sus papás en proyectos que no tienen caducidad pues continuamente se repiten.

También ha resaltado como director, escritor, adaptador y productor emblemáticas producciones por las que su nombre está escrito entre los más grandes contribuyentes de la televisión, el teatro y el cine mexicano. Sin contar, los teatros que ha inaugurado y los que ha administrado con entereza y dedicación a través de los años, luchando por la prevalencia de la cultura en el país.

Como creador, ha destacado por series como Cero en conducta, La Escuelita VIP, Dr. Cándido Pérez, La casa de la risa, Hasta que la muerte los separe, Juntos, pero no revueltos y, por su puesto, Una familia de diez. En vida, además ha recibido numerosos premios y reconocimientos por su vasto trabajo.

La actualidad del eterno ‘Plácido López’ de Una familia de diez

Al presente, el extraordinario artista continúa vigente destacando en todas sus facetas a pesar de sus problemas de salud. Y es que aunque luce fuerte todavía a sus 72 años, a lo largo de su vida se ha enfrentado en dos oportunidades al cáncer de pulmón por el que tuvieron que extraerle parte de este órgano.

También sufre de enfermedad pulmonar obstructiva crónica debido a su adicción al cigarrillo por más de 50 años de su vida.  Por esta razón, debe acarrear a todos lados un concentrador de oxígeno que funge como pulmón artificial y  abandonó la Ciudad de México para radicarse en la costa mexicana por recomendaciones de los médicos pues, por su condición, no puede permanecer mucho tiempo en lugares con gran altitud.

Con todo esto y las fuertes vivencias que ha sobrellevado a lo largo de su vida, como la trágica muerte de su madre y hermana, el veterano histrión sigue dominante en las pantallas y en las tablas, produciendo junto a los hijos que le heredaron esa pasión por el arte y cumpliendo con esa promesa de devolver la fortuna que ha tenido en la vida.

Una familia de diez vuelve con nuevas temporadas

Actualmente, el público puede seguir viendo a Jorge Ortiz de Pinedo encarnar a ‘Plácido López’ en Una familia de diez gracias a la retransmisión de la cuarta temporada de la serie todos los domingos por el canal de Las Estrellas.

.

Asimismo, pronto regresará a los foros a meterse nuevamente en la piel del esposo de ‘Renata’ para grabar las nuevas entregas del exitoso programa de comedia, producido también por su hijo Pedro y escrito por su otro retoño Óscar, que se estrenarán por la misma señal en agosto de este año.

También te puede interesar:
Tags

Lo Último

Te recomendamos