Entretenimiento

La escena íntima de Roxana Castellanos y Paúl Stanley que provocó risas en “Mi querida herencia”

La graciosa telenovela “Mi querida herencia” ha marcado tendencia desde el estreno de su tercera temporada por su singularidad al momento de divertirnos con sus chistes y escenas hilarantes llenas de humor y enredos entre los protagonistas.

En esta ocasión, tanto Dayanira, interpretada por Roxana Castellanos, como Carlos, estelarizado por Paúl Stanley, marcaron tendencia por su escena de amor y pasión en la telenovela, pues tratándose de “Mi querida herencia”, las risas no se hicieron esperar.

En la trama, ´Charly´, como suele decirle Deyanira a su esposo, entra a la habitación sosteniendo una botella de alcohol mientras su mujer le pregunta qué hizo en la despedida de soltero a la que asistió.

El actor, con algunos tragos de más, le comenta que se divirtió mucho en la fiesta, pero que no pasó nada, mientras Dayanira sospechaba que alguna otra mujer le bailó en el tubo y recibió una buena propina de parte de los amigos con los que estaba.

A su vez, Carlos no perdió la oportunidad de recriminarle a su esposa que ella asistió a una boda, en la que seguramente había bebido de más y hecho el ridículo, pero Dayanira le dijo sonriendo que ese no era el caso, pues no había pasado nada de lo que él pensaba.

Dayanira y Carlos no pueden ocultar sus sentimientos en “Mi querida herencia”

Tanto Dayanira como Carlos estaban intentado ganar la discusión, cuando en realidad no había nada qué discutir, pues ambos no habían hecho nada malo.

Fue la graciosa mujer la que tomó la decisión de calmar los ánimos y sincerarse: “¿Te digo algo mi Charly? La neta, la neta la neta, es que ni me divertí” comentó Dayanira mientras se sentaba al borde la cama.

Carlos se sentó a su lado mientras admitía que tampoco se había divertido en la fiesta con sus amigos, pues le hacía falta algo para sentirse bien.

Dayanira sonrió y no perdió tiempo en preguntarle qué era lo que le hacía falta, pero el orgullo de Carlos no iba a admitir que esa pieza faltante era su esposa, por lo que tontamente mencionó que lo que le hacía falta era hielo para su bebida, en un desesperado intento por disimular sus sentimientos.

Dayanira entendió perfectamente lo que pasaba y sólo podía reírse y seguirle el juego del supuesto hielo, preguntándole qué tanta falta le hacía ese hielo y por qué no lo tomaba él mismo sí allí estaba la hielera.

Los esposos continuaron con sus frases en doble sentido hasta que no pudieron contener más el deseo el uno del otro, dejando la absurda y cómica conversación de lado para acercarse el uno al otro y concluir la escena con lo que debió ser un romántico beso.

“Mi querida herencia”: Una escena de pasión con más humor que romance

En otras telenovelas hubiésemos visto a los amantes entregándose el uno al otro en un despliegue de pasión y ternura, pero en “Mi querida herencia”, el toque de humor siempre estará por encima de cualquier esquema cliché de los melodramas.

Luego del supuesto beso que Dayanira y su esposo se dieron, pues la escena fue cortada en ese momento, vemos a un Carlos despertando en la cama al lado de su esposa, muy sorprendido de notar que estaba desnudo bajo las sábanas y sin recordar lo que había pasado.

Dayanira despierta luego de los incesantes llamados de su alarmado marido, pero al percatarse de que ambos estaban sin ropa bajo las sábanas, la actitud risueña y despreocupada que siempre acostumbra la mujer desapareció. “¿Qué haces aquí? Bájate, órale, lárgate” le decía Dayanira a su Charly.

Los esposos se sentían muy apenados por no recordar lo que había sucedido la noche anterior y preguntándose el uno al otro si lo de anoche había llegado más allá de un beso, siempre dando un toque de comicidad y haciendo chistes al respecto de su desnudes.

Sin embargo, el momento se puso más tenso cuando Carlos recibió una llamada telefónica que lo dejó sorprendido y exclamó el nombre de Pamela, al momento en que Dayanira preguntó quién era esa mujer, el avergonzado esposo le dijo que era su ex pareja que había regresado a México y quería verlo.

Ambos esposos se miraron con incomodidad de no saber cómo reaccionar a la noticia de la ex pareja de Carlos, finalizando así la muy graciosa escena que de amor y pasión no tuvo nada, pero demostrando que no hacía falta en la telenovela cuando la comedia abundaba en cada momento.

Más sobre este tema:

«Mi querida herencia»: Roxana Castellanos da lecciones de moda con un look monocromático

«Mi querida herencia»: Los momentos más divertidos de «Britny» que enamoraron al público

Los atuendos de ‘Britny’ que destacaron en «Mi querida herencia» y podrían ser tendencia

Te mostramos en video:

Tags

Lo Último

Te recomendamos