logo
 /
Entretenimiento 28/06/2021

Así ha cambiado Alberich Bormann, el joven “Aníbal Elizalde” en “Mañana es para siempre”

Alberich Bormann dejó atrás su pasado como adolescente para trascender a papeles más adultos.

“Mañana es para siempre” se ha convertido en una de las telenovelas más vistas no solo en México sino en todo el mundo, teniendo éxito en su primera transmisión en 2008, y en su retransmisión en 2021. Y a pesar que han pasado más de 10 años de su estreno, hay cosas que se mantienen igual como su atrapante historia y la recepción del público.

Pero así como hay detalles que se mantienen, hay otros que sí han cambiado con el paso de los años, como por ejemplo el actor Alberich Bormann quien interpretó al joven Aníbal Elizalde en la telenovela, quien no solo luce diferente sino que también ha transformado su carrera de actor.

El cambio de Alberich Bormann desde Mañana es para siempre

Una particularidad que tuvo Mañana es para siempre fue mostrar dos líneas de tiempo: la del “presente”, donde se desarrolló la mayoría de la telenovela, y la del pasado que se usó como recurso para explicar muchos de los eventos que transcurrieron después como la venganza de Artemio Bravo contra Gonzalo y toda la familia Elizalde.

En la línea de tiempo del pasado se puede ver a un joven Aníbal Elizalde, interpretado por Alberich Bormann, quien interactúa con el resto de su familia en una época más sencilla para los Elizalde, mucho antes de todo el drama que sufrirían años más adelante.

A pesar que la participación del actor fue muy esporádica, fue suficiente para iniciar su carrera como profesional en el mundo de las telenovelas, a pesar que antes había actuado en otras grandes producciones mexicanas como Rebelde y Tormenta en el paraíso.

Durante sus breves momentos en pantalla, se puede ver cómo el joven actor guardaba ciertas similitudes con el que sería su contraparte como adulto, el famoso actor Guillermo Capetillo, en especial con la estructura de su rostro e incluso algunos gestos.

Sin embargo, ahora con 13 años más, el parecido del actor con Capetillo ya no es tan notable a pesar que no ha cambiado mucho en todo este tiempo. Comenzando por su peinado un poco más juvenil y atrevido que el que usaba en Mañana es para siempre, además de una ocasional barba acompañada de un delgado bigote que deja ver en algunas fotos. También tiene una musculatura más definida de la que se podía apreciar en 2008.

La carrera de Alberich Bormann después de Mañana es para siempre

A pesar de su corta participación en la telenovela mexicana, el éxito que ésta tuvo fue suficiente para ayudar al actor a conseguir un par de papeles en producciones reconocidas durante su carrera.

Después de su participación en Mañana es para siempre, Bormann formó parte del elenco de la serie juvenil Camaleones, donde también formó parte del grupo musical que surgió de esta producción, muy al estilo de Rebelde. También apareció en algunos capítulos de las series antológicas de Televisa, La rosa de Guadalupe y Como dice el dicho.

Luego, en 2013, el actor mexicano conseguiría uno de los papeles con más peso de su carrera al interpretar a Enrique Calderón en la serie 11-11: En mi cuadra nada cuadra, un programa juvenil desarrollado y transmitido por Nickelodeon en Latinoamérica, según reseña el portal IMDB.

Finalmente regresó al mundo de las telenovelas al conseguir un papel estelar en “Santa diabla”, interpretando al malvado Iván Cano, para luego, en 2014, consolidarse con un rol protagónico en la serie de Telemundo, Tierra de Reyes.