logo
/ Instagram: @laurafloresmx / Instagram: @laurafloresmx
Entretenimiento 30/07/2021

Laura Flores habla sobre la vez que se le pasó la mano con el bótox: “Parecía yo ‘Maléfica”

La estrella reveló que el procedimiento estético alteró su rostro y tuvo que rasurarse una ceja.

Laura Flores es sin duda uno de los rostros favoritos de la televisión mexicana. Durante más de cuatro décadas de notable trayectoria artística, ha conquistado de manera imparable al público tanto con su talento, como con su incuestionable belleza, la cual ha procurado conservar intacta con el paso de los años.

Con total orgullo y honestidad, la protagonista de exitosas telenovelas ha admitido en más de una ocasión que se ha sometido a algunos retoques estéticos para desafiar el transcurso del tiempo y obtener el aspecto perfecto que desea.

Ahora, la luminaria recordó la vez en que uno de estos procedimientos para recuperar la tersa piel de los años de su juventud no salió como esperaba, alterando su cara de tal forma que tuvo que recurrir a una drástica medida para enmendarlo.

Laura Flores recuerda el día que el bótox cambió su rostro

Durante su reciente participación en el programa Netas Divinas, la intérprete de 57 años se abrió con la transparencia y el carisma que la distinguen sobre la mala experiencia que tuvo en una ocasión al aplicarse bótox en el rostro.

Flores narró que durante las grabaciones de un melodrama, decidió someterse al tratamiento estético para rejuvenecer, pero tuvo resultados imprevistos. Y es que la piel se tensó tanto que una de sus cejas se levantó más de lo normal, viéndose obligada a depilársela y maquillarla para recuperar la simetría de la cara.

“El bótox se puso de moda, lo bueno es que se te pasa. Una vez se me pasó la mano con el bótox, parecía yo ‘Maléfica’, la ceja se fue para arriba y yo en novela. Me tuve que depilar toda la ceja y maquillarla abajo”, reveló en la emisión en donde estuvo acompañada por Geraldine Bazán, Natalia Téllez, Consuelo Duval y Daniela Magún.

Ante la impresión de las presentes, la estrella de Fuego ardiente explicó que no había otra solución para la eventualidad y destacó que no todo el mundo tiene la misma reacción al infiltrarse la toxina botulínica.

“¿Qué haces? Estás a cuadro y la ceja así (hacía arriba) qué haces, toda para afuera y a dibujármela. Si se te paso la mano (…), entonces nunca más porque no todo el mundo reacciona igual a bótox, hay gente a la que le hace más efecto que a otras”, enfatizó.

Se operó el abdomen por inseguridad

Durante la reveladora charla, la luminaria además se abrió sobre la lipectomía por la que tantas críticas recibió meses atrás. Según contó, después de su segundo y último parto, decidió someterse a esta cirugía impulsada por las inseguridades que le generaron las circunstancias del divorcio que por entonces enfrentaba.

“Cuando me estoy divorciando, no voy a entrar en detalles, pero cuando estoy conociendo las circunstancias, me empieza a picar la cresta y el orgullo y salgo corriendo con el doctor y le digo ‘quiero que me dejes la panza de chavita, no quiero tener el poquito colgado que tengo’, porque de verdad era poquito, tengo buena piel”, rememoró.

En ese momento, su doctor insistió en que no le hacía falta y hasta le advirtió las consecuencias, pero ella estaba determinada. “Sí lo necesito. Quiero tener un vientre perfecto, plano”, recuerda que replicó.

Tras la intervención, quedó muy feliz con los resultados y hoy por hoy no se arrepiente. Empero, admite que lo hizo por una inseguridad y no por necesidad. “El problema es que no lo hice porque me hiciera falta y eso sí está mal“, destacó la artista, resaltando el aspecto psicológico como parte de los motivos por los que una persona decide hacerse una cirugía estética.

También te puede interesar: