Entretenimiento

Así ha sido la trayectoria de Daniela Luján en las telenovelas

La actriz comenzó su carrera a los 5 años.

Daniela Luján

Como pocas estrellas que comienzan su carrera artística durante su infancia, Daniela Luján ha logrado permanecer vigente en el mundo de la interpretación por más de 25 años gracias a su incuestionable talento, constancia y entrega.

Desde muy temprana edad, estaba convencida de que ser actriz era su vocación y a partir de ese momento no ha parado de construirse sin prisa pero sin pausa una notable trayectoria en el medio artístico mexicano.

A lo largo de su recorrido, las telenovelas no han sido precisamente su escenario predilecto pero sus comienzos como actriz se dieron actuando en varios melodramas con los que aparte de materializar ese sueño en su infancia, se ganó un lugar eterno en el corazón de toda una generación de espectadores.

La evolución de Daniela Luján en las telenovelas

Daniela Luján dio sus pininos en el mundo de la actuación con tan solo 5 años de edad al participar en el programa infantil Plaza Sésamo; informó Univisión. No obstante, inmediatamente después de esta pequeña actuación, tuvo su debut en las telenovelas con una aparición menor en el teledrama La dueña (1995).

En la ficción producida por Florinda Meza, la niña actriz se encargó de dar vida a la versión infantil del personaje interpretado por Angélica Rivera. Aunque solo tuvo algunas escenas, este sería el calentamiento perfecto para lo que vendría a continuación en su vida.

Luz Clarita, el boom que la catapulta a la fama

Y es que poco después de ser la pequeña ‘Regina Villarreal’, Daniela se ganó su primer papel protagónico en la telenovela Luz Clarita (1996-1997), un remake de Chispita que la lanzó a la fama a sus 8 años de edad y la hizo galardonadora al premio TVyNovelas en la categoría mejor actuación infantil.

Tras el avasallador éxito con el que se presentó ante el mundo, Luján tuvo una intervención en Gotita de amor (1998) justo antes adentrarse a su siguiente triunfo en la televisión mexicana: protagonizar El diario de Daniela, una producción de Rosy Ocampo que encabezó junto a Martín Ricca.

Al igual que Luz Clarita, el dramático infantil fue todo un hit y marcó el comienzo de lo que sería su breve carrera musical. Con estas dos actuaciones y las respectivas producciones discográficas que grabó para cada historia, Daniela se volvió rápidamente en una de las consentidas del público.

De hecho, el disco grabado por El diario de Daniela fue un fenómeno que la llevó a una gira por el territorio mexicano y a presentarse en uno de los escenarios más imponentes de nuestro país: el Auditorio Nacional. A partir de ese momento, compaginaría la música con la actuación, aunque años más tarde dejaría el canto porque no le apasionaba.

Reemplaza a Belinda y se aleja de los melodramas

En el mundo de las telenovelas, Luján siguió también pisando fuerte con una participación en Primer amor a mil x hora (2000-2001).

A la historia encabezada por Anahí le siguió la recordada Cómplices al rescate (2002), novela a la que fue convocada en reemplazo de Belinda luego de que esta abandonara el proyecto en su etapa cumbre.

Ser parte de esta trama no solo representó un reto actoral, también uno personal. Y es que la entonces adolescente se vio envuelta en una polémica rivalidad inventada entre ella y la cantante de Boba niña nice que todavía es tema de debate.

Luego de su actuación en esta producción de Ocampo, se alejó de los teledramas y se concentró en otras facetas y escenarios. No regresó sino hasta 7 años después en Sortilegio (2009).

.

Después de su desempeño en la novela protagonizada por William Levy y Jacqueline Bracamontes, nuevamente se retiró del formato y volvió años después con un papel en De que te quiero, te quiero (2013).

Posteriormente, volvió trabajar en una telenovela varios años más tarde con una actuación especial en Por amar sin ley (2018). Desde entonces, permanece lejos del género televisivo en el que surgió como estrella hace más de dos décadas atrás.

¿Por qué Daniela Luján se alejó de las telenovelas?

Sobre el por qué se ausentó de los melodramas, Luján se abrió en  una entrevista con De primera mano en 2018 y confesó: «Hubo un tiempo donde seguía haciendo Cenicienta contada de muchas maneras… Pues también por otros trabajos a los que les doy como un poco más de prioridad«, develó.

Asimismo, destacó: «Llevo bastante tiempo sin hacer telenovelas, creo que ahora el contenido está cambiando. Me gustaría regresar a una serie o alguna cosa diferente. Bueno, finalmente, trabajo es trabajo, ¿no? (…)», mostrándose abierta a regresar, lo que hasta ahora no sucedió.

Durante los años en los no ha estado en este formato televisivo, la intérprete de 33 años no ha dejado de actuar. Al contrario, ha desplegado sus alas artísticas con personajes de todos los sabores y colores en el teatro, lugar donde dijo al programa de Imagen Televisión haber “encontrado un buen nicho”.

Se fortalece en el teatro

Sobre las tablas, la estrella se ha fortalecido como histrionisa y encontró lo que necesitaba para expresarse artísticamente con absoluta independencia.

De esta manera, ha sido parte de un sinnúmero de producciones teatrales de éxito en las que ha mostrado su versatilidad actoral. Tal como Carrie, el exitoso musical basado en el libro de Stephen King que protagonizó sacando a relucir su don para la actuación y el canto.

.

En TV ha seguido vigente los últimos años como parte de la famosa serie de comedia Una familia de diez, proyecto en el que al menos hasta ahora encarna a ‘Gaby del Valle’.  Y es que el futuro de Daniela Luján en el medio es incierto.

Aunque no ha asegurado expresamente que dejará la profesión que lleva ejerciendo desde los 5 años, la luminaria comentó hace poco en sus redes sociales que se preparará para una nueva aventura profesional lejos de las cámaras y escenarios. Una decisión que surge en medio de una crisis personal en la que se ha replanteado todo en su vida, incluyendo el si quiere ser actriz.

Por esta razón, dentro de poco comenzará un diplomado de 12 meses para convertirse en sumiller con  el fin de explorar un campo diferente y hacer de su pasión por los vinos algo profesional.

No se sabe si este camino la aleje de la actuación para siempre, pero lo cierto es que independientemente de su decisión, Daniela Luján ha marcado una huella profunda en las novelas y en el público.

Lejos de escándalos o polémicas, se dedicó a disfrutar de su profesión y ha dejado una estela impecable en el mundo del espectáculo de puro talento y dedicación.

También te puede interesar:

Tags

Lo Último


Te recomendamos