logo
Fetén Fetén ha colaborado con artistas como Rozalén, Coque Malla, entre otros / Foto: Cortesía Fetén Fetén ha colaborado con artistas como Rozalén, Coque Malla, entre otros  / Foto: Cortesía
Entretenimiento 14/09/2021

Fetén Fetén cumple sueño de colaborar con Bunbury en tema ‘Perro del deseo’

La dupla española Fetén Fetén lanza el último sencillo, engalanado con la voz del ex Héroe del Silencio, de su próximo disco: Cantables II

El próximo disco de estudio de la dupla española Fetén Fetén llamado Cantables II ha sido un sueño hecho realidad para la banda gracias a la cantidad de intérpretes que ha reunido; sin embargo, uno de los más especiales ha sido Enrique Bunbury.

Así lo confirmó Jorge Arribas, integrante de la banda que acaba de conformarse con Diego Galaz y Sebastián Schon (productor del proyecto).

“Soñábamos con Enrique Bunbury, pero era un sueño que no se veía fácil de realizar. Un día, charlando con mis compañeros, Diego dijo que conocía a un amigo de un amigo que podría contactarlo. Ahí empezó todo”, recordó.


Con la incertidumbre de pescar algo en mar abierto (con un anzuelo pequeño), Fetén Fetén empezó a trabajar la melodía y la letra de Perro del Deseo, tema que ya está disponible en servicios streaming y YouTube.

La agrupación es un proyecto instrumental que da vida a su arte con instrumentos viejos, que datan hasta de la Edad Media, y otros inusuales como un serrucho, una silla de metal y otros.


“Una vez que hicimos la propuesta de melodía, Sebas y Diego empezaron a hacer la letra. Al acabarla, se la hicimos llegar por intermediarios hasta que Diego logró hablar con él. Cruzamos los dedos muy fuerte y tuvimos la gran suerte de tener, a las horas de enviarla, un mail de respuesta donde decía que le encantaba la canción y claro que la grabaría”, explicó.

Fue así como nació el último sencillo de Cantables II, producción completa que sale a la luz el próximo 17 de septiembre. Y una de las cosas favoritas de Enrique Bunbury sobre la rola fue la oscuridad que reflejaba.

Fetén Fetén
Foto: Cortesía


“Es una canción a la medida, muy a la Tom Waits, con un sonido árido, crudo y desesperanzador. Enrique nos dijo que, cuando la cantó, se sintió muy cercano. Cuando la hicimos, la sentí como si estuviéramos bajo el sol, en el desierto.
“Por eso, usé un acordeón especial, que tienen unas lengüetas muy grandes para que sonara muy grave; el serrucho de Diego, para esas texturas más frías, y el contrabajo y el piano dan esa parte equilibrada”, finalizó

También puedes ver: