KIA Rio 2017 pone el ejemplo, seguridad para todos…

La cuarta generación de producto se presentó en el Auto Show de París, Rio presenta un look moderno, limpio y deportivo

Por:

Las modificaciones se han basado en desarrollar una carrocería más ancha para –también– optimizar el espacio interior. Los faros lucen más delgados y agresivos, mientras que el nuevo Rio es más largo y más ancho que el anterior. Una nueva parrilla, luces de LED, faros antiniebla y entradas de aire hacen la magia para mejorar la refrigeración de motor y frenos.
Las fotos interiores ponen en evidencia un cambio en el sistema de infoentretenimiento, que se manipula a través de una pantalla táctil flotante en la parte central del vehículo. Kia ha dotado al nuevo Rio del sistema Apple CarPlay y Android Auto a través de la posibilidad de equipar una pantalla táctil de 5 pulgadas u otra de 7 con sistemas de navegación.
Kia Rio cambia ligeramente de proporciones y aumenta levemente su tamaño, algo apreciable al observarlo de perfil. La longitud total del vehículo es de 4.065 mm, 15 mm más que la actual generación. La distancia entre ejes ahora es de 2.580 mm, crece 10 mm, y la altura ha disminuido en 5 milímetros. La capacidad de espacio para la cajuela –de doble fondo– también ha aumentado, llegando a los 325 litros: ¡37 más que el actual!
Nuevas motorizaciones y configuraciones, sin tener confirmación certera para nuestro mercado, destacamos un 1.0 tricilíndrico T-GDI (turbo) que estará disponible en dos potencias: 100 y 120 caballos, al tiempo que un 4 cilindros atmosférico 1.2 MPI liberará 87 caballos y un 1.4 con alrededor de 100 hp. Para Europa se espera motor diésel de 1.4 WGT con dos potencias: 70 y 90 caballos.

Lo más relevante: tecnología para todos
KIA Rio presume sistemas de seguridad que destacan al ofrecerse en un segmento que no tenía acceso a los mismos: asistencia de frenado de emergencia con reconocimiento de peatones (Autonomous Emergency Braking AEB). Junto a él estarán otros sistemas de seguridad, como el de mantenimiento de carril o sus seis bolsas de aire. Además, su sensor de detección de peatones con frenado autónomo disminuye el riesgo de atropellamiento, y sus controles de tracción y estabilidad, se ayudan de la alerta de abandono de carril para mejorar sustancialmente la seguridad activa del vehículo.
Postdata, Soul podría montar un turbo: sin confirmación para nuestro mercado, pero con sonrisas reveladoras, podríamos anticipar la llegada de un 1.6 litros T-GDI de 204 hp para animar el monovolumen compacto de la marca. De llegar, la carrocería lucirá un paquete diferente en cuanto a estética.

Loading...
Revisa el siguiente artículo