Embarazos de alto riesgo producen leche con deficiencias en retinol

En México se estima que el 22% de los embarazos son de alto riesgo cada año.

Por Sandra Angarita

De acuerdo con la investigación más reciente de Reyna Sámano, académica de la Universidad del Valle de México e investigadora del Instituto Nacional de Perinatología, las mujeres con embarazo de alto riesgo, principalmente relacionados con sobrepeso, producen leche con deficiencias en retinol y tocoferol, las cuales son indispensables para el crecimiento y desarrollo de los niños durante los primeros 3 años de vida.

La investigación, publicada en el Nutrients Jornal de Multidisciplinary Digital Publishing Institute (MDPI), acerca de la concentración de Vitamina A, en específico retinol, y Vitamina E tocoferol, en la leche materna de mujeres con embarazo de alto riesgo, encuentra una correlación entre una condición de mayor peso pregestacional en la madre y menor concentración de retinol y tocoferol en la leche producida.

En el estudio participó también el Pediatra Hugo Martínez quién actualmente colabora en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, así como estudiantes de la Universidad del Valle de México, Instituto Politécnico Nacional y Universidad del Altiplano de Tlaxcala.

Las vitaminas en juego

La especialista en nutrición detalló que la principal función de la vitamina A que contiene como micronutriente el retinol, es trabajar a nivel de superficies de los epilelios, lo que disminuye las afecciones en el sistema inmune, mientras que la Vitamina E, que tiene como micronutriente el tocoferol, evita infecciones y contribuye en el crecimiento del niño.

Respecto a los casos de embarazo de alto riesgo la especialista explicó que uno de los factores de riesgo durante este periodo es el sobrepeso, el cual se relaciona con la diabetes gestacional, preeclampsia o anemia, eclampsia y parto pre termino.

De acuerdo con encuestas realizadas en el INP para evaluar la ingestión dietética, se ha observado que así como ha disminuido el consumo de frutas y verduras en la población de mujeres, de manera proporcional han incrementado los casos de diabetes gestacional por ganancia de peso excesivo.

Agregó que la concentración de vitaminas A y E en la leche materna depende de la concentración de la misma en la madre.

Por lo tanto, la deficiencia de la salud de la madre se traduce en el mismo problema para el recién nacido.

Algunos estudios han demostrado que la deficiencia de estas vitaminas en los recién nacidos, sobre todo aquellos de parto prematuro, aumenta la frecuencia de casos de displasia broncopulmonar, hemorragia intraventricular, leucomalacia periventricular (tipo de lesión cerebral), retinopatía y enterocolitis necrotizante (inflamación y destrucción de intestinos) manifestó la especialista.

Sámano aseguró que aunque es difícil que una madre en estas condiciones alcance las propiedades adecuadas en su leche a partir de la dieta, se ha observado que la administración de algunos suplementos en Vitamina A y E ayuda a mejorarlas, sin embargo, como nutrióloga, recomienda fomentar el consumo de alimentos naturales ricos en antioxidantes como son las frutas y verduras.

“El cuidado de una dieta sana no debe iniciar a partir de un embarazo, ya que este se inicia con deficiencias tanto de hierro, como de vitaminas, incluso de fibra, por lo tanto, el cuidado debe iniciar desde la infancia” 

“En México no se planean los embarazos en su mayoría, por lo que se inicia el embarazo con sobrepeso o con alguna enfermedad vinculada a este padecimiento, lo que genera alteraciones en el sistema, algunas hormonas o sustancias que son nocivas para el cuerpo, lo que provoca el desarrollo del cáncer, hipertensión o diabetes”.

Sin embargo, tener el peso adecuado disminuye la probabilidad que la madre tenga una cesárea, diabetes, preeclamsia, o una serie de alteraciones que a mediano o corto plazo afectan la salud del recién nacido.

Respecto a la alimentación de los recién nacidos por embarazos de alto riesgo es indispensable que además de los suplementos de vitaminas en la leche, a partir de los 6 meses, se asegure una dieta complementaria rica en frutas, verduras y leguminosas, así como alimentos de origen animal.

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo