Influencers, el posible futuro de la publicidad

Los influencers, tuiteros, youtubers y celebridades digitales han pasado de ser sólo casos curiosos del Internet, a una de las herramientas publicitarias y de marketing más usadas por las marcas. La plataforma BrandMe habla al respecto

Por Alexandra Ortiz

De acuerdo con cifras de Google, Youtube alcanza cerca de 95% de toda la población mundial de Internet. Éste es un dato que revela el poder y alcance del Internet hoy. Con esto en mente, los influencers que han convertido estos medios de comunicación en su hábitat natural tienen un sus manos un gran potencial de marketing al cual las marcas no pueden dejar de considerar.

Éstas celebridades digitales pueden ser el futuro mismo de la publicidad, así lo considera Gerardo Sordo, creador de la plataforma BrandMe, una iniciativa que está buscando crear estas sinergías que están revolucionando el modo en que se consume y crea publicidad.

Influencers que revolucionan marcas

"Así como existe un Uber que conecta gente que quiere ser transportada con quien que puede hacerlo, o un Mercadolibre para compra-venta, la idea fue crear un marketplace de compradores y vendedores de contenido", así resume Gerardo BrandMe. Esta plataforma pretende ser una de las puntas de lanza entre los especialistas del Influencer marketing y ya suma cerca de 60 mil usuarios registrados.

Si bien es cierto que la publicidad siempre se ha valido de celebridades y personalidades  que ayudan a expandir el mensaje de la marca, el Internet y las redes sociales han dado un giro importante a este esquema saliendo del terreno de los "medios tradicionales" y cambiando muchos las concepciones y reglas del juego, resultando en un publicidad que le "resta importancia" a la cantidad, dándole prioridad a la calidad del contenido publicitario.

"Estoy 100% convencido de que conviene más pagarle a Eugenio Derbez por un video en su Facebook que pagar por un espectacular en Periférico", aseguró el especialista asegurando que las audiencias de hoy pasan más tiempo en su celular y su tablet, que viendo la televisión. "De igual forma, incluso en Internet, ¿hace cuánto no le das click a un banner de publicidad? Hay cosas que ya están obsoletas e, incluso, ya se genera más tráfico hacia los sitios en redes sociales. La gente está en las redes y con nuestro modelo buscamos que el contenido viva en redes sociales", dijo sobre su estrategia.

Como empresa, BrandMe pretende ser un intermediario que facilite la conexión entre influencers y marcas, fungiendo también como un curador que simplifica el proceso y se asegura de que los contenidos creados vayan en sintonía con lo que las marcas esperan. Marcas como Unilever, Huawei, Timberland y Starbucks son algunas de las grandes firmas que han colaborado con Gerardo, quien también destaca otros casos en Latinoamérica como Colgate, en la que estuvo involucrada Camila Coelho, la “nueva Gisele Bündchen. “También está Yuya, Eugenio Derbez y su familia, así como otras celebridades mexicanas. Entre otros YouTubers están Galatzia, Chumel Torres y Benshorts. Así como la página de Facebook #1 en México y la octava a nivel mundial en cuanto a likes, que es Yo amo los zapatos. Ellos trabajan con nosotros y tienen más de 40 millones de likes, mucho más que muchas marcas internacionales”, explicó.

El creador asegura que los retos y la posibilidad de ser una arma de doble filo en un medio tan disparado y creciente es grande, pero apuesta fuerte por el contenido de calidad y el desarrollo de tecnología que permita irse adaptando a nuevos esquemas. A su vez, está consciente de que las audiencias al ser tan específicas se han vuelto aún más exigentes dentro de su nicho, por lo que la agencia también pretende trabajar en ello. “Hay audiencias que se enojan con los influencers porque se nota que el contenido es pagado. Pero si el contenido es bueno no debería haber queja. La audiencia no es tonta; intervenimos haciendo que el contenido se vea orgánico, sea bueno y con transparencia y un código de ética para que la gente sepa que es patrocinado. Eso es algo que la gente agradece”.

Gerardo abordó algunos de los mitos que aún existen alrededor de la publicidad en la era digital.“Hay dos motivos por los que una marca no está en Internet: porque tiene miedo, ya sea porque piensa que los van a llenar de spam o no quiere que se destape algún contenido que no pueda controlar, o porque cree que su producto o target ‘no está Internet’”, comentó explicando que incluso esas empresas que creen que como su cliente con las amas de casa no encontrará audiencia en redes sociales, pueden estar equivocados.

El joven experto aseguró que aún falta mucho crecimiento en este espectro del marketing, y considerando que este es un campo en constante expansión. “Falta mucho por educar a la industria. A veces las marcas quieren ir por el número uno, pero no necesariamente ese YouTuber con millones de seguidores resuena con la marca. Tratamos de recomendarle mejores opciones que darán mejores resultados, pero a veces están muy casados con trabajar con el que tiene mayor números. Educar a las marcas también es parte de nuestro trabajo”, indicó el creador que adelantó que en poco menos de un mes lanzarán la aplicación móvil de BrandMe.

Una historia de emprendimiento

Gerardo Sordo es el ejemplo perfecto de cómo está cambiando el panorama para los que apuestan por nuevos esquemas de trabajo, emprendimiento y marketing. Egresado del Tec de Monterrey, este joven dio sus primero pasos hacia BrandMe tras conseguir "viajar" gratis al Mundial.

"Soy fanático del fútbol y quería ir a un mundial, pero no tenía dinero para viajar a Sudáfrica. Se me ocurrió ir a un medio de comunicación y plantearle la idea de darle contenidos de YouTube, Twitter y Facebook a cambio de que mandara con su equipo de prensa. Muchos me vieron como un loco", dijo. "Uno de ellos me dijo que era curioso lo que proponía pero necesitaba darles algo más. Me moví con las marcas y me dieron un presupuesto, diciéndome que si conseguía que uno de los medios pautara hacíamos el deal", recordó concluyendo la historia con un final beneficioso para las tres partes: el viajó al mundial y la marca y el medio también se beneficiaron.

"Me di cuenta de que se podía intercambiar dinero por buen contenido", dijo sobre el surgimiento de su idea que fue precedida por su participación en el Premio Wayra 2013 y su labor en el crowdmarketing.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo