¿Juventud eterna? Investigadores descubren proceso para rejuvenecer células

El Instituto de Medicina Molecular de Lisboa logró manipular la moléculas de las células para que éstas vayan tiempo atrás

Por EFE

Investigadores del Instituto de Medicina Molecular de Lisboa han descubierto un proceso para rejuvenecer las células mediante la manipulación de moléculas que podría facilitar el tratamiento de varias enfermedades humanas.

La investigación, publicada en la revista científica Nature Communications, concluye que la disminución de una determinada molécula del ácido ribonucleico (ARN), llamada Zeb2-NAT, permite que las células más envejecidas puedan ir hacia atrás en el tiempo.

El proceso es toda una revelación para la ciencia regenerativa, pues hasta ahora se daba por hecho que la reprogramación era un proceso incompatible con el envejecimiento de las células.

En declaraciones a Efe, el bioquímico Bruno Bernardes de Jesus, uno de los responsables del grupo investigador, formado íntegramente por científicos lusos, explicó que descubrieron que la edad de las células constituía una "barrera" que limitaba su reprogramación.

Esto suponía que las células adultas no podían convertirse "en células pluripotentes inducidas", es decir, manipuladas para transformarse en cualquier tipo de tejido del organismo: "Al disminuir los niveles del Zeb2-NAT en el ARN, pudimos saltar esa barrera", destacó.

El Zeb2-NAT es un gen no-codificante, por lo que no puede convertirse en proteína, y su función, dijo, es "regular los niveles de la proteína Zeb2".

Tanto el Zeb2 como el Zeb2-NAT participan en la transición epitelial-mesenquimal, un proceso "necesario" para la reprogramación celular.

Los investigadores observaron que los niveles del gen aumentaban "a medida que avanzaba la edad celular", por lo que al inhibir su proliferación pudieron transformar las células en pluripotentes.

"Para testar nuestra hipótesis, disminuimos los niveles del Zeb2-NAT en fibroblastos -un tipo de célula- envejecidos de piel de ratón", comentó.

Retomando una exploración iniciada por el japonés Shinya Yamanaka (premio Nobel de Fisiología y Medicina en 2012), la experimentación iniciada en 2014 fue un éxito y consiguieron reprogramar células de avanzada edad en unidades con apariencia de jóvenes.

El hallazgo es solo el inicio de una revelación que actualmente puede parecer de ciencia-ficción, pero que con el tiempo podría cambiar el devenir de la medicina regenerativa.

"El primer paso será encontrar un paralelismo para la condición humana ya que nuestro estudio se probó con células de rata", apuntó.

De poderse aplicar los resultados más allá de la experimentación científica, estas células inducidas artificialmente podrían curar enfermedades vinculadas al envejecimiento, ya que sería posible regenerar el tejido de aquellas partes del organismo afectadas.

Sin embargo, Bernardes de Jesus se muestra cauto: "Nuestro descubrimiento permite optimizar los actuales protocolos de reprogramación celular pero el uso de las células obtenidas en la medicina regenerativa será el objetivo de otros compañeros".

También puedes leer:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo