¿Cómo preparar pan de muerto? Aquí te damos la receta

Si este año quieres preparar pan de muerto, aquí te damos una receta fácil para que sorprendas a tus seres queridos

Por Patricia Carranza Alva

El Día de Muertos es una de las tradiciones mexicanas más importantes de nuestro país y durante los últimos años su belleza y significado ha logrado traspasar las fronteras de México al mundo. Esta alegre y colorida celebración, proviene de los rituales prehispánicos de la época de la Conquista y celebra el momento en donde las almas de los seres fallecidos regresan para convivir con los vivos.

También puedes ver:

El Pan de Muerto, elaborado tradicionalmente desde octubre para estar listo el 2 de noviembre durante la celebración a los Fieles Difuntos, es el alimento que no puede faltar en esta época por ser uno de los símbolos más importantes dentro de los altares de muertos. Además, se caracteriza por ser el pan favorito de muchos mexicanos.

Hoy en día, existen diferentes tipos de pan de muerto, pero si lo que quieres es sorprender a tus familiares a la hora de poner el altar, te recomendamos seguir esta sencilla receta. 

¿QUÉ NECESITAS?

  • 60 g (¼ de taza) de mantequilla derretida
  • 60 ml (¼ de taza) de leche tibia
  • 60 ml (¼ de taza) de agua tibia
  • 1¼ cucharaditas de levadura activa seca
  • 3 tazas (375 g) de harina común
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de semillas de anís
  • ½ cucharadita de sal
  • 50 g (¼ de taza) de azúcar

¿CÓMO PREPARARLO?

  1. En un tazón pequeño, combina la mantequilla derretida, la leche tibia, el agua tibia y la levadura. Deja que actúe durante 5 a 8 minutos o hasta que adquiera una consistencia espumosa.
  2. Introduce los huevos, la mezcla de la levadura, las semillas de anís, la ralladura de naranja, la sal y el azúcar en el vaso de la licuadora Vitamix. Cierra bien la tapa.
  3. Selecciona la velocidad 1 y enciende la máquina. Incrementa rápidamente la velocidad hasta 6 y licúa durante 30 segundos. Detén la máquina.
  4. Selecciona la velocidad 6 y retira el tapón de la tapa. Comienza a pulsar el interruptor de encendido/apagado y agrega 60 g (½ taza) de harina a través de la abertura del tapón de la tapa.
  5. Continúa pulsando mientras añades toda la harina, 60 g (½ taza) a la vez.
  6. Una vez añadida la harina, sigue pulsando hasta que se haya formado una bola con la masa y esta se desborde por los lados del vaso. Retira la masa del vaso, colócala sobre una superficie de trabajo enharinada y amasa de 2 a 3 minutos hasta que la masa se ponga elástica.
  7. Coloca la masa en un tazón ligeramente enaceitado y cubre con una toalla de cocina húmeda. Pon el tazón en la parte más caliente de tu cocina y deja que la masa se esponje durante 1 a 1½ horas o hasta que haya duplicado su volumen.
  8. Forma 4 panes individuales grandes y decóralos con la masa como desees.
  9. Coloca los panes en una bandeja de aluminio recubierta y hornea en el horno a 175°C (350°F) durante 35 minutos.

GLASEADO

¿QUÉ NECESITAS?

  • 50 g (¼ de taza) de azúcar
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • ¼ de taza (60 ml) de jugo de naranja

¿CÓMO PREPARARLO?

  1. Mientras los panes se están horneando, combina en una cacerola pequeña el resto del azúcar con la ralladura y el jugo de la naranja y deja que hierva.
  2. Cocina durante 2 minutos para crear el glaseado.
  3. Más o menos a la mitad del tiempo de horneado, saca los panes del horno y barnízalos con la mitad del glaseado. Gira la bandeja y métela de nuevo en el horno para que continúe el resto del tiempo de horneado.
  4. Una vez que los panes estén listos, barnízalos con el resto del glaseado y permite que se enfríen durante 10 a 15 minutos antes de servirlos.

También puedes ver:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo