Tú también puedes salvar varias vidas donando tu médula ósea

Hay muchas personas que necesitan un trasplante de médula ósea para sobrevivir y tú podrías convertirte en un donador, lo cual representa ningún riesgo para tu salud el hacerlo

Por Ignacio Campos

La organización sin fines de lucro, Be The Match México, de la mano con la galería de arte contemporáneo Baga 06, lleva a cabo en la Ciudad de México una subasta con causa, del 25 al 31 de octubre, en la que todo el dinero recaudado se destinará a estudios, medicamentos, gastos del traslado de células madre y cuotas de hospital de los pacientes que sufren de alguna enfermedad en la sangre y necesitan de un trasplante de médula ósea para sobrevivir.

Be The Match México llegó hace dos años al país con el objetivo de incrementar el registro de donadores potenciales de células madre, para que más del 70% de los pacientes en México que no encuentran donador compatible en su familia, lo encuentren por la generosidad de un desconocido. Para este tipo de pacientes y sus familias, luchar contra cualquier padecimiento en la sangre representa gastos que difícilmente pueden cubrir y por ello la organización otorga becas que eliminan la barrera económica que impide a estas personas salvar su vida.

Testimonios

Juan Pablo Alcocer (JPA)cuenta cómo fue su experiencia y la de su hermano Gustavo(GA), quien fue su donador

Juan Pablo, cuéntanos ¿cómo fue la experiencia que viviste?

– JPA: Fue una experiencia muy dura y complicada que me llevó a conocerme a mí mismo y el sentido de sobrevivencia que todos tenemos, fue un reto enorme, pero gracias a Dios, a muchas cosas y a mi familia.

¿Cómo fue todo el proceso del trasplante?

– JPA: En sí el trasplante solamente duró siete minutos. Estaba en la cama de mi hospital acostado y recibiendo las células de mi hermano. Lo complicado es el procedimiento antes del trasplante porque te bajan tus defensas a cero para poder recibir todo este sistema inmunológico.

GA: Sí, justo antes del trasplante de mi hermano le tuvieron que bajar las defensas, entonces desde ahí empezó el reto, mi hermano tenía que estar preparado físicamente para recibir mis células madre. Después del trasplante vino lo fuerte que es un proceso de adaptación del cuerpo de mi hermano a las nuevas células que estaba recibiendo.

JPA: Sí, a partir de ahí es todo un camino de recuperación y de aceptación pues hay cambios físicos en tu cuerpo. Fue muy complicado, lo pudimos superar y al día de hoy yo estoy muy bien y mi hermano también.

Be The Match México Juan Pablo Alcocer da testimonio de la experiencia que vivió al recibir un trasplante de células madre. / Ángel Cruz/Publimetro

¿Pudiera decirse que ya llevas tu vida normal o te falta algo en este proceso?

– JPA: Estoy tratando de llevar mi vida normalmente, pero es hasta los dos años que ya estaré dado de alta. Al día de hoy trabajo y voy a la escuela, estoy haciendo ejercicio, así que diría que ya llevo una vida normal. Debo cuidar mi piel y tomar algunos medicamentos.

¿Cómo se dio este acercamiento con Be The Match?

– JPA: Me fui a Chicago al trasplante y allá porque en Estados Unidos la asociación es más grande y tienen un registro muy completo. Al darme cuenta que necesitaba un trasplante contacté la fundación vía la Universidad de Chicago, que es donde estudio, y mi doctora se puso de acuerdo con ellos. Ya tenía a mi hermano como probable donador y Be The Match nos ayudó prácticamente en todo.

¿Qué experiencia o tipo de aprendizaje te deja todo esto?

– JPA: Me deja mucho aprendizaje, hoy en día soy otra persona completamente distinta a la que era. He crecido mentalmente, he madurado mucho, veo la vida de otra manera y trato de disfrutarla. Estoy muy agradecido y muy feliz de tener a mi hermano aquí a mi lado, a mi familia y muy satisfecho de dónde estamos el día de hoy.

Be Match México Los hermanos Gustavo y Juan Pablo Alcocer invitaron a sumarse a la causa de Be Match México. / Ángel Cruz/Publimetro

Gustavo ¿sentiste algún tipo de temor por ser donante de tu hermano?

– GA: Sí, obviamente, además yo soy del tipo de personas que piensa las cosas antes de hacerlas, entonces, tuve que trabajar mentalmente para estar preparado y seguro de lo que estaba haciendo. Miedo e incertidumbre porque yo también iba a estar dentro de todo este proceso y de la sanación de mi hermano porque existía la posibilidad de que algo no funcionara y yo tenía que ver con eso. Me hice muchas ideas negativas y tuve que trabajar en eso. En la parte positiva, veía esta oportunidad que era a fuerzas que tenía que tomar y sabía que si funcionaba iba a salvar la vida de mi hermano. Fue tener una buena comunicación con los doctores y confiar en la medicina.

¿Requeriste de algún tratamiento especial después de hacer la donación a tu hermano?

– GA: Fue muy sencillo, yo hice una donación a través de una transfusión de sangre, entonces lo que hicieron fue inyectarme una medicina que estimulaba el crecimiento de las células madres, que todos las llevamos en la sangre, todo esto durante una semana y ahí es donde tuve algunos dolores de hueso y de cabeza. El día del trasplante me las dejaron de inyectar, me sacaron por transfusión la sangre y fueron recolectando las células madres en un aparato maravilloso, por la que la tecnología juega un papel importante en este proceso. De mi parte eso fue todo. Fue algo sencillo y rápido.

¿Qué le dices a las personas para que se sumen a este esfuerzo de Be The Match México y sean donantes?

– GA: Primero que nada, que se informen yo me sumé para romper un tabú, porque donar una médula no es nada invasivo para el cuerpo. Se trata mucho de comunicar eso, que es sencillo y que las consecuencias para el donador son cero. Entonces, es eso, que se animen porque tienen la oportunidad, no solamente de salvar a una persona, sino a toda una familia. El impacto es impresionante sólo por hacer algo sencillo.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo