Jalisco

Guadalajara suspende ampliación de contrato con empresa recolectora de basura

El decreto tapatío que ampliaba el contrato era polémico; quedó sin efecto al clausurarse la construcción del nuevo basurero de Tala

La empresa Caabsa ha sido criticada pues se acusa un mal manejo en la disposición final de los residuos sólidos.

El ayuntamiento de Guadalajara dio marcha atrás al decreto municipal con el cual se ampliaba 15 años el contrato que el municipio tiene con la empresa Caabsa Eagle.

En condiciones opacas, el decreto se aprobó el pasado 27 de agosto. En él, el municipio extendía hasta 2039, la concesión del servicio de recolección, traslado y disposición final de la basura con la empresa Caabsa Eagle.

Si viajas ¿qué cuidados deben tener tus pies?

El contrato actual se firmó en 2016 y culminaba en 2024. Tres años antes que quedara sin efecto el municipio decidió una nueva propuesta.

El argumento para suspender el decreto es que queda sin efecto. Una de las condiciones para la ampliación contractual con Caabsa era construir el nuevo basurero de Tala, pero al cancelarse el viernes, entonces el decreto queda sin materia.

El alcalde electo de Guadalajara, Pablo Lemus, solicitó desde el domingo que el ayuntamiento diera marcha atrás a este decreto, lo que se confirmó hasta hoy.

“Este será un tema que se pondrá en la mesa de transición con la administración entrante que encabezará el Presidente municipal electo, Pablo Lemus Navarro, para que en su caso, se analicen y determinen las condiciones en que deba implementarse la gestión integral de residuos en el municipio”, cita el comunicado de prensa.

Contrato que beneficiaba a la empresa

La noche del 27 de agosto y en sesión de última hora, el pleno del ayuntamiento de Guadalajara aprobó no sólo extender la concesión a Caabsa, sino un incremento de las tarifas de la empresa. Las alzas eran con el argumento del cierre del vertedero de Los Laureles y la apertura del vertedero de Tala.

El cobro por tonelada recolectada se elevaba a 384 pesos, por su traslado 337 pesos y se le sumaban 81 pesos por el servicio de reciclaje. Era un aumento en general de 19%. Caabsa ya estaba obligado a la separación de residuos, pero era una actividad que no realizaba.

La tarifa también se elevaba por lo que implicaba el traslado de los desechos hasta Tala.

La ampliación contractual autorizaba que Caabsa se quedará con 10% de lo que tuviera algún valor tras ser separado en el centro de reciclaje. La empresa estaba facultada para comercializar por sus propios medios la basura separada.

El documento señalaba que el ayuntamiento sí aportaría recursos para la construcción de la planta de reciclaje en Tala, prorrateado en 15 años de concesión. El pleno además autorizó que Caabsa contratara un crédito de 680 millones de pesos para atender los términos del contrato que adquirió con el ayuntamiento.

El tema del recurso al vertedero era polémico, porque originalmente se había dicho que la empresa Caabsa era quien haría el gasto total de la obra en Tala.

La respuesta del municipio

El presidente municipal interino, Eduardo Martínez Lomelí, negó un contrato ventajoso para Caabsa. El edil dijo que una condición a la empresa es que cumpliera con la creación del Centro Integral de Economía Circular en Tala.

El edil defendió el decreto, pues dijo, Guadalajara tendría ingresos a partir de lo que se recicle.

“Sería la primera vez que el municipio tendrá ganancias y un tratamiento adecuado incluso una puesta a disposición final de los residuos que no se traten”, señaló el alcalde interino.

La autoridad afirmó que si bien se pagará una tarifa más alta por el reciclaje, se esperaban 1.5 millones de pesos mensuales de retorno para las arcas municipales por la venta de vidrio y 4.8 millones por otros materiales que compensarían el incremento tarifario con la empresa. Finalmente el decreto se vino abajo.

No habrá un sólo basurero, sino tres

Tras la reunión ayer entre autoridades estatales y municipales para resolver el tema de la cancelación del basurero de Tala, el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, adelantó que se utilizarán hasta tres basureros en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Esto ser a partir de octubre y se elimina el proyecto de un vertedero metropolitano:

“No habrá un solo vertedero metropolitano desafortunadamente, que era lo mejor sobre todo para el cuidado del medio ambiente. Ante la situación de emergencia ante el cierre de Laureles, vamos a tener cuando menos dos de preferencia hasta tres vertederos”.

El funcionario mencionó que el basurero de Picachos que se encuentra en operación, no es opción para recibir los desechos de toda la ciudad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos