Jalisco

Fracasan estrategias para evitar tragedias en pasos a desnivel de Guadalajara

Suman tres personas muertas en pasos a desnivel de la ciudad de 2007 a la fecha; en algunos túneles el agua supera los dos metros de altura

El deceso de un hombre el pasado viernes, ahogado en un paso a desnivel, revela lo riesgoso de esta infraestructura.

La muerte de un hombre el pasado viernes con la tormenta que inundó el paso a desnivel de Héroes Ferrocarrileros y Washington en Guadalajara, revela el fracaso de las políticas públicas para evitar que esta infraestructura vial se convierta en trampas mortales.

¿Conoces el servicio de estética que Mazda tiene para ti?

La persona fallecida fue rescatada por Bomberos de Guadalajara del interior de su camioneta después que el nivel del agua alcanzó dos metros de altura.

De 2007 a la fecha, se documenta la muerte de tres personas en pasos a desnivel debido a la crecida en los tirantes de agua. En 2007 una persona falleció dentro del paso a desnivel de Niños Héroes e Inglaterra (en este punto el agua crece a 2.5 metros de profundidad), mientras que hace dos años falleció un indigente al quedar atrapado en el paso a desnivel de avenida Hidalgo en el Centro tapatío.

En lugar que esta situación aminore, la realidad es que incluso se suman pasos a desnivel que se anegan, como el del Technology Park, el de Américas y Ávila Camacho o el de Valle Imperial en Zapopan.

Pasos a desnivel, riesgo latente

Según datos de investigadores y de las mismas autoridades, de los 46 pasos a desnivel que hay en la ciudad, cuando menos 24 son propensos a inundarse.

Mariano Otero y Lázaro Cárdenas, bajo los Arcos del Milenio; Niños Héroes y avenida Inglaterra; los de Washington en sus cruces con avenida Colón, 8 de Julio, Héroes Ferrocarrileros, Roble y Calzada Independencia; el de Enrique Díaz de León y avenida Circunvalación; prolongación López Mateos y San Agustín, avenida México y Abedules, el Nodo Colón (López Mateos y Américas) y Vallarta y Santa María del Pueblito.

“Muchos de estos pasos a desnivel tienen más de 35 a 40 años, su infraestructura es obsoleta y si a eso le sumas que el agua baja más rápido de las partes altas, no se dan abasto para desfogar tanta agua que les llega del tirante”, señaló el ingeniero Francisco Ramos, quien ha participado como asesor en la construcción de varios pasos a desnivel en la ciudad.

Fracasan las estrategias de seguridad

A lo largo de los años, las autoridades han impulsado diferentes estrategias para advertir de los riesgos de las inundaciones en los pasos a desnivel. No se atiende el problema de fondo: que no se inunden estos espacios.

En 2008 y un año después de un atípico temporal que provocó la muerte de 30 personas, el ayuntamiento de Guadalajara, entonces encabezado por Alfonso Petersen, anunció la compra de semáforos que advertirían a los automovilistas cuando los pasos a desnivel estuvieran anegados. Las luces del semáforo cambiarían a amarillo cuando el encharcamiento fuera entre 30 y 40 centímetros y a rojo cuando rebasara los 50.

Sólo se instalaron dos equipos: uno en el paso a desnivel de Niños Héroes e Inglaterra y otro más en Washington y Héroes Ferrocarrileros. Los semáforos que se iban a instalar en Lázaro Cárdenas y Mariano Otero, Avenida Patria y Colón; Colón y Washington y el Nodo Colón, simplemente los omitieron.

Otras propuestas que no han dado resultados

Desde 2012, las autoridades comenzaron a colocar señalética para advertir a la población de los pasos a desnivel de riesgo, particularmente en los Arcos del Milenio, pero no se definió una estrategia para que los automovilistas no ingresaran en caso de lluvia.

En 2019 inició la colocación de regletas en los muros de ingresos a los pasos a desnivel, para advertir el nivel de agua. No obstante, dichas regletas son poco visibles y no se encuentran en todos los túneles que hay en la ciudad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos