Mujeres de Puebla fueron acosadas en clínica rural del IMSS

El único médico del lugar usaba lenguaje obsceno, hacía tocamientos indebidos y preguntas de carácter privado

Por Diego Rodríguez

Dos mujeres que asistían la Unidad Médica Rural 152 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicada en la Huaxteca, Chichiquilla, Puebla, fueron acosadas por el único médico del lugar, situación que las orilló a ya no asistir a trabajar y a la otra a no seguir sus consultas prenatales.

En el primer caso, la muchacha de 21 años se desempañaba como voluntaria de salud en el proyecto IMSS-Prospera, ahí el doctor le hacía constantes comentarios y bromas sugestivas, preguntas intrusivas y de índole sexual acerca de su cuerpo y vida privada, lo que le generó temor, esto provocó que dejara de acudir a la clínica.

Te puede interesar: Mujer recupera su sonrisa tras extirpación de tumor en su rostro

En el otro hecho, la víctima de 28 años acudía a consultas prenatales, pero el médico siempre se negaba a que su cuñada la acompañara en sus revisiones, en las que le realizaba preguntas sobre su historia clínica, así como comentarios sobre su vida sexual privada, con lo que logró intimidarla, por lo que ya no regresó a recibir atención hasta el nacimiento de su hijo, cuando el médico ya no estaba en la clínica.

Ante esta situación, las dos afectadas acudieron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), quien solicitó información del IMSS, quien envió los resultados de la Encuesta de Opinión de la Atención Médica, Unidad Médica Rural Huaxcaleca, en donde se detectaron otros dos casos de violencia sexual y obstétrica por el mismo médico.

“A una porque en acuerdo con su familia determinó que su hijo naciera en un hospital particular y al comunicar al médico su decisión éste la atendía de mal humor y no la recibía a tiempo cuando acudía a la cita.

“La otra paciente mencionó que el médico la revisó físicamente, pero ella consideró que no había necesidad y que el tacto fue inadecuado, por lo que posteriormente optó por asistir a las revisiones acompañada. Sin embargo, por medio de un escrito señaló que no deseaba continuar su queja, esta decisión ocurrió después de que se llevó a cabo el proceso laboral del IMSS contra el médico, en donde fue interrogada sin que se le permitiera declarar en relación a los hechos”, detalló la CNDH.

Además, en la encuesta se detallaba que el médico usaba vocabulario obsceno, realizaba tocamientos indebidos en las partes íntimas de las pacientes y había maltrato, por lo que existe la posibilidad de que más mujeres hayan sido afectadas.

“Un número indeterminado de mujeres no desearon realizar quejas por escrito por miedo a represalias, porque el doctor en cuestión las amenazó al decir que tiene abogados y cuenta con el apoyo de su sindicato”, agregó el documento.

Recomendación al IMSS

Derivado de este hecho, la CNDH emitió la Recomendación 26/2018, dirigida al director general del IMSS, con el objeto de contribuir a que las autoridades de salud identifiquen y combatan aquellas violaciones a derechos humanos de las mujeres víctimas de violencia sexual.

En la recomendación también se pidió reparar el daño a las dos agraviadas, inscribirlas en el Registro Nacional de Víctimas para que tengan acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral; darles atención psicológica, capacitar al personal de IMSS-Prospera en Puebla en materias de ética profesional y violencia sexual con perspectiva de género.

“También se tiene que capacitar al personal de la Oficina de Investigaciones Laborales del IMSS en Puebla en materia de acceso a la justicia con perspectiva de género para víctimas de violencia contra las mujeres, violencia sexual, así como la debida diligencia en investigaciones de acoso y hostigamiento sexuales; implementar una campaña de difusión dirigida a la población femenina que acude al centro de salud IMSS-Prospera sobre derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”.

A través de un comunicado, el IMSS aseguró que cumplirá con la recomendación de la CNDH, además explicó que cuando tuvo conocimiento de la queja se dio vista del caso al Órgano Interno de Control en el IMSS, dependiente de la Secretaría de la Función Pública, así como al Comité de Ética y Prevención de Conflictos de Interés de los Servidores Públicos del Instituto.

“Se tomaron diversas medidas preventivas, para evitar hechos similares, como la impartición de talleres referentes a Prevención y Atención del Acoso Sexual y del Hostigamiento Sexual y la difusión de la normatividad en la materia en las Clínicas Rurales del Programa IMSS-Prospera y en diversos municipios de la Delegación Estatal Puebla”.

Asimismo, instruyó a su personal en la entidad a cumplir con todos los puntos de su competencia que tiene la recomendación, así como reforzar la capacitación institucional en la unidad médica involucrada, en materia de derechos humanos, con apego a las normas nacionales e internacionales.

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo