Seguridad, talón de Aquiles del sexenio

El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que en materia de seguridad no se alcanzaron los objetivos que tenía al iniciar su gestión

Por Miguel Ángel Bravo

El presidente Enrique Peña Nieto se despidió durante su Sexto Informe de Gobierno al asegurar que su papel al frente del gobierno de México ha sido y será su mayor orgullo, así como su más grande pasión en la vida.

Desde el patio central de Palacio Nacional, el mandatario federal destacó los avances de las políticas públicas y reformas estructurales implementadas durante su sexenio, las cuales dijo, ya tienen resultados tangibles en la realidad del país.

Te recomendamos:

“Estoy consciente de que no alcanzamos el objetivo de recuperar la paz y la seguridad para los mexicanos en todos los rincones del país”, reconoció el presidente Peña Nieto durante su intervención “México en Paz”, de este mismo VI Informe de Gobierno.

El mandatario argumentó que aunque el Gobierno de la República tuvo éxito en disminuir significativamente las capacidades y dimensiones de los grupos criminales, así como reducir algunos delitos de acto impacto en algunas regiones del país, en otras este fenómeno se recrudeció impactando el bienestar social.

“Sólo en un país con instituciones sólidas puede haber paz y bienestar para todos. Instituciones que se tiene que construir cuando no existen , fortalecer cuando son débiles y defender cuando sirviendo a México se ven amenazadas”.

Peña Nieto agradeció a las Fuerzas Armadas y a las corporaciones de seguridad del país por su papel al frente del combate de la inseguridad arriesgando su propia vida al servicio de la Nación.

“Se requerirá, sin duda, de un esfuerzo sostenido por largo tiempo, firmemente apoyado con recursos públicos antes de revisar los datos que dan cuenta de lo avanzado para fortalecer la gobernabilidad democrática y combatir la inseguridad”, expresó.

Los invitados del VI Informe de Gobierno de Peña Nieto 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo