No sólo en concursos de belleza, trans también ganan terreno en la política

Activistas y defensores de derechos humanos afirmaron que si bien es un logro que se abran espacios para la comunidad, estos siguen sin ser suficientes, pues a una mujer trans se le margina, ataca y discrimina en los centros laborales

Por Daniel Flores

La polémica que se desató recientemente por las declaraciones en contra de la comunidad trans puso en el foco a este sector de la población, que es uno de los más violentados y discriminados en el país.

En la función pública del país trabajan actualmente cerca de 100 personas declaras transgénero, travestis y transexuales, quienes radican en su mayoría en Ciudad de México, Estado de México, Guadalajara y Monterrey.

Lee también:

Datos proporcionados por dependencias como Secretaría de Salud, Conapred, Instituto Nacional Electoral (INE) y la Semarnat vía Ley de Transparencia revelaron a Publimetro que cuentan entre sus plantillas de trabajo a un centenar de personas con esta orientación.

Sin embargo, a pesar de haber logrado un espacio en estos centros de trabajo, estas personas acusan ser marginadas y doblemente violentadas respecto al salario, ascensos y cargos de trabajo.

Diana Sánchez Barrios, fundadora de la asociación ProDiana A.C. -organización que defiende los derechos de las personas trans- aseguró en entrevista que la comunidad vive un vía crucis a la hora de buscar un empleo, sea este en el sector privado o en la función pública.

Asegura que se enfrentan de todo: discriminación, vejaciones a su persona, bajos salarios, nulas oportunidades de crecimiento e incluso, al rezago de oportunidades para ascender a puestos de mayor nivel.

“Te marginan, no hay derechos iguales, no hay un desarrollo económico profesional, y quienes logran acceder a un puesto son relegados a áreas de trabajo en donde no son visibles; en donde no se les toma en cuenta”, externó la activista.

Protocolo fallido

En mayo de 2017, la Secretaría de la Función Pública (SFP) emitió una serie de recomendaciones para la atención de personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTTTI), el cual tenía el objetivo atender quejas y denuncias por servidores públicos de manera oportuna.

Sin embargo, activistas y defensores de derechos humanos consideran que poco o nada se ha logrado en detener las burlas y agresiones que padece a diario es sector de la población, pues son recurrentes las denuncias por mujeres trans por funcionarios públicos.

Cifras del Observatorio Trans Asesinadas, de la organización internacional Transgender Europe de octubre arrojan que se han cometido 325 asesinatos de mujeres trans entre el 21 de octubre de 2016 al 30 de septiembre de 2017, de los cuales, 267 sucedieron en América Latina.

Las mujeres transgénero son uno de los dos grupos más afectados, junto con los homosexuales, por agresiones físicas motivadas por su condición.

Las presiones siempre están asociadas con daños físicos, violación, acoso sexual y amenazas de muerte, de acuerdo con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

35 años, promedio de vida

La expectativa de vida de una mujer trans no sobrepasan los 35 años en promedio, en otras palabras, en México tener esta orientación es sinónimo de ser víctimas de agresiones y violencia constante.

Entérate:

La Encuesta de Discriminación hacía la comunidad LGBT en Latinoamérica destaca que unos de los principales problemas a los que se enfrenta este sector es la discriminación, por lo que pueden perder la vida por aceptar su identidad.

Esto, a pesar de que existe una Ley de Identidad de Género, la cual reconoce jurídicamente a las personas trans.

Un dato:

México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en tasa de asesinatos a personas transgénero, con 56 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo