Necesario impulsar sistema ferroviario en México tras 20 años de rezago

TÜV Rheinland, empresa enfocada en sistemas ferroviarios, ve con buenos ojos que el próximo sexenio tenga como unos de sus proyectos principales la construcción del Tren Maya

Por Alexandro Hernández

En México, el desarrollo de proyectos ferroviarios tiene un rezago de al menos 20 años, mientras que otros países del mundo apostaron por este tipo de movilidad para conectar sus principales ciudades y potenciar su crecimiento económico.

Sandra Álamo, Business Developer Manager de TÜV Rheinland, asegura que ya era necesario que un gobierno se enfocara en impulsar el sistema ferroviario en el país, aunque también advirtió sobre varios factores que representarán un reto a la construcción del proyecto bandera del próximo sexenio: el Tren Maya.

Puedes leer también: También habrá consulta para Tren Maya y refinerías 

Fue en 1995 cuando el entonces presidente Ernesto Zedillo anunció la privatización de Ferrocarriles Nacionales de México, con lo que el gobierno mexicano dejó de apostar al tren como sistema de transporte y hoy en día sólo sobreviven algunos, mientras que otras rutas son usadas exclusivamente para carga.

Es por eso que la industria ferroviaria ve con buenos ojos que el presidente electro Andrés Manuel López Obrador haya propuesto como una de sus principales propuestas de campaña construir un tren que conecte a las zona más importante de la Riviera Maya.

El tren contaría con mil 500 metros y su ruta comenzaría en Palenque, luego en Escárcega se dividirá en dos, y finalizará en Cancún, Quintana Roo.

Las estaciones del tren estarán cerca de las zonas arqueológicas más importantes del sureste entre ellas:

  • Palenque
  • Calakmul
  • Bacalar
  • Tulum
  • Chichén Itzá


"Cualquier tren genera un gran impacto económico para el país en el que se construye y con el tiempo se convierte en un gran impulsor de desarrollo", expresa Álamo.

En entrevista para Publimetro explica que es necesario hacer llegar a la gente los beneficios que tendrá cuando terminen las obras, pues se espera que además la derrama turística también sea un tren que comunique a los pobladores.

Hasta 8 años en subir al primer pasajero

Sandra Álamos asegura que para ver concretado el Tren Maya, así como cualquier proyecto ferroviario, pueden pasar hasta ocho años desde su concepción hasta que el primer pasajero pueda viajar en él.

Esto es debido que se deben realizar todos los estudios de viabilidad y con los que puedan garantizar la seguridad, tanto de pasajeros como de pobladores, "también se tiene que analizar si pasan por suelo fangoso, por zonas arqueológicas, o sobre ductos de Pemex".

Una vez concluidos dichos estudios, se estarían iniciando los trabajos del Tren Maya aproximadamente dentro de unos dos años y el fin de la obra no se vería en la administración de AMLO.

La industria en México 

El Tren Chihuahua-Pacifico, mejor conocido como El Chepe, es el más tradicional del país y da servicio desde 1961 llevando a pasajeros por los sitios turísticos de la zona como son  Creel, Divisadero, Bahuichivo y El Fuerte.

Su recorrido total consta de 653 kilómetros que se realizan en 14 horas, sin embargo, hay más cortos o tours que reducen su tiempo y costo; además cuenta con tarifas especiales para las personas locales que lo llegan a usar como medio de transporte.

En los últimos años se han hecho algunos esfuerzos para impulsar proyectos como el Tren Interurbano de Toluca, el Tren Suburbano Buenavista-Cuautitlán, o el malogrado Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, sin embargo, Sandra Álamo reitera que ese rezago de 20 años nos deja en desventaja frente a otros países que han generado importante fuentes de ingresos gracias a esta industria, sobretodo en Europa y Asia.

Existen algunas rutas turísticas en las que algunas marcas aprovechan la infraestructura existente, tal es el caso del Tren José Cuervo Exprés o el Tijuana-Tecate, sin que estos representen una gran derrama económica para las comunidades.

Acerca de TÜV Rheinland 

Es el principal proveedor internacional independiente de servicios técnicos para pruebas, inspecciones y certificaciones en diversas industrias, cuyo principal objetivo es la evaluación de la calidad, seguridad, eficiencia energética e higiene de diversos productos, sin embargo, su fuerte es la industria ferroviaria, por lo que espera tener participación en el Tren Maya.

"Han hecho las cosas bien", reconoce Álamo al mismo tiempo que reitera su compromiso y su visto bueno a que el país se pueda conectar nuevamente por trenes.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo