La definición de 'irse al carajo' no es tan grosera: AMLO

Además, aseguró que irse a Palenque, refiriéndose a “La Chingada”, la quinta rústica de su propiedad, ya está permitido por la Real Academia.

Por Monserrat Vargas

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la definición de ‘irse al carajo’ no es tan grosera como se piensa; esto, tras la declaración que hizo este jueves a militantes de su partido, cuando sentenció al decir: ¡Que se vayan al carajo los ambiciosos vulgares!”.

Puedes leer: “Yo no como chorizo”, responde AMLO sobre el #LonganizaGate

“Me encontré la definición del carajo o el carajo y no es tan fea, tan grosera, tiene que ver con la navegación, con el mar, con los marinos. A los marineros cuando se portaban mal en los viajes se les mandaba a una especie de canastilla en lo alto, eso se conocía como el carajo”, aclaró en rueda de prensa desde Palacio Nacional.

El presidente explicó la definición puesto que fue cuestionado por reporteros sobre la expresión a legisladores de Morena y agregó:

“Vete al carajo es: vas castigado vete a la canastilla. No es ninguna grosería, lo que dije ayer fue el que no tiene principios, ideales, el que es un ambicioso vulgar no debe de dedicarse al noble oficio de la política, se debe de ir al carajo”.

Además, el mandatario aseguró que irse a Palenque, refiriéndose a “La Chingada”, la quinta rústica de su propiedad, dijo que ya está permitido por la Real Academia.

Propuso a Morena elaborar encuestas para evitar conflictos

En tanto, el mandatario dijo que en la reunión con legisladores de Morena, les propuso elaborar encuestas para elegir a sus candidatos y dirigentes para así evitar enfrentamientos.

“En los estatutos de Morena, creo que es el único partido que tiene en sus estatutos la figura de la elaboración de encuestas para la elección de candidatos y de dirigente, entonces mi opinión -no es más que un punto de vista- que para evitar confrontaciones, pleitos que afecten la imagen de Morena […] era que no se descartara esa posibilidad en elección de dirigentes, que se podía hacer una encuesta o dos o tres y saber quién es quién y de esa manera elegir así”, dijo.

En esta línea, recordó que cuando él estuvo a cargo del partido utilizó el método de las encuestas y eso evitó muchos conflictos.

“Recordé que en el 2012, con Marcelo Ebrard fui a una encuesta para candidatura de la Presidencia y apostaban adversarios que habría ruptura y se quedaron con las ganas porque Marcelo no escuchó ‘el canto de las sirenas’ y actuó con mucha responsabilidad y en esa encuesta la diferencia era muy poca y fue un acto responsable”, enfatizó.

También puedes ver:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo