Jóvenes narcos sufren el "síndrome del emperador"

Los menores usados en por el narco sufren del "síndrome del emperador", que los hace cometer actos violentos de manera inconsciente

De acuerdo con la Procuraduría de Justicia de Morelos, la mayoría de los jóvenes y niños que participan en actividades vinculadas al crimen organizado sufren del llamado “síndrome del emperador“, que los hace cometer actos violentos de manera inconsciente, publicó Excélsior.

El procurador de Justicia del estado, Pedro Luis Benítez Vélez, dijo que los menores usados por el narco quedan marcados y abren una nueva puerta a la psicología forense para ser atendidos por las autoridades, como marca la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Las primeras observaciones que arroja el estudio de jóvenes y niños asegurados por el estado, indican que empiezan a dominar a sus padre, luego a los amigos y el resto de las personas. Cuando ya delinquen, simplemente lo hacen de forma mecánica, sin conciencia.

El funcionario explicó que el tratamiento consiste en recuperar a los menores con rehabilitación y dejando a un lado el castigo; pues al final la responsabilidad es de “otros adultos”, pues los jóvenes y niños “todavía no tienen desarrollada toda su voluntad”.

El Ponchis, el caso más sonado

Tal vez el caso de menores inmersos en el narco es el de “El Ponchis”, quien al parecer a sus 12 años dirige a un grupo de jóvenes, vinculado al Cártel del Pacífico Sur (CPS), célula que lidera Héctor Beltrán Leyva, “El H”, tras la muerte de su hermano Arturo, “El Barbas”.

Aunque se le sigue la pista, las autoridades de Morelos, por donde se movería este grupúsculo armado, dijeron que no hay nada concreto para apresar a este menor, que se dio a conocer por subir, junto a sus compañeros, fotos a internet donde se ve rodeado de droga, armas y con un supuesto ejecutado al cual iban a degollar.

Según la inteligencia militar, “El Ponchis” es el encargado de cortar las cabezas de las víctimas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo