No se puede criminalizar ni atacar a grupos antirradares: Mancera

La semana pasada Publimetro publicó que en redes sociales, páginas y apps capitalinos difunden ubicación de los dispositivos

Por Israel Zamarrón

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, aseguró este martes la autoridad no puede “criminalizar” a los grupos de ciudadanos que se están organizando a través de internet, redes sociales y aplicaciones para teléfonos inteligentes para cazar la ubicación de los radares de velocidad y cámaras de fotomultas y compartirla entre automovilistas.

Cuestionado luego de la entrega de viviendas en la delegación Iztacalco, el mandatario capitalino señaló que la Policía Cibernética tampoco puede “hacer un ataque” contra estas redes ciudadanas para dar de baja los grupos y evitar que se difunda y haga pública la ubicación de los dispositivos tecnológicos empleados para aplicar el nuevo Reglamento de Tránsito del Distrito Federal.

“Las redes sociales participan con su propia lógica; mientras no haya una conducta que sea delictiva, pues nosotros simplemente lo que conminamos es a que ese apoyo pueda sumar. Si alguien se entera que hay un radar, eso permitirá que haya una reducción de velocidad”, dijo Mancera Espinosa sobre lo que publicó Publimetro la semana pasada respecto a ciudadanos que cazan radares y cámaras.

En su edición impresa del 15 de enero este diario dio a conocer que los ciudadanos echan mano de la cuenta de de Twitter @AntiRadarDF, se organizan en el portal de internet https://ret.io/r/MX/DF/cat/radares/ y en la aplicación Waze para detectar los radares de velocidad y las cámaras de fotomultas para compartir su ubicación.

De esta manera es posible que en cierto cruce donde se ubican estos dispositivos, como en Thiers esquina con Gutenberg, en la colonia Anzures, delegación Miguel Hidalgo, o en Ferrocarril Hidalgo al cruce con Circuito Interior, en la Gustavo A. Madero, los automovilistas tomen otras rutas para evadirlos o reduzcan la velocidad o dejen de usar el teléfono celular.

Reserva autoridad ubicación

En su edición del jueves 14, Publimetro reveló que que el Comité de Transparencia de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) acordó el 18 de diciembre clasificar como reservada la ubicación de los 58 radares de velocidad y las 40 cámaras de fotomultas.

La dependencia argumentó que la divulgación de la ubicación exacta de los aparatos “pondría en riesgo el adecuado desarrollo de las actividades de verificación sobre el cumplimiento” del Reglamento de Tránsito y podrían ser objeto de ataques.

Al hacer del conocimiento público esta información, enfatizó, “podría ser utilizada para evadir los dispositivos de velocidad y de fotomultas, utilizando vías alternas en las que no se respete lo establecido en el reglamento de tránsito, lo que pondría en riesgo a terceros y se alteraría la paz y el orden en las vialidades”.

Esto pese a que los aparatos para fotomultas, por ejemplo, pertenecen a Autotraffic y no a la SSP-DF, ya que ésta contrató por tres años a dicha empresa poblana para la detección de infracciones mediante las cámaras. La inversión, ha insistido el GDF, fue del particular y la autoridad no aportó un solo peso para adquirir esa tecnología.

No obstante, la SSP-DF firmó un contrato con vigencia del 1 de septiembre de 2015 al 31 de diciembre de 2017, para obtener los servicios de dicha empresa a la cual pagará como monto máximo en dicho periodo 173 millones 856 mil 311 pesos, cifra que se puede ajustar sólo a la baja con base en las fotomultas pagadas.

De acuerdo con la propia SSP-DF, las violaciones al reglamento vial de la Ciudad de México que son detectables por las fotomultas son: invasión del paso peatonal o cebra; no respetar la luz del semáforo; dar vuelta prohibida; la invasión de carriles confinados, ciclovías o del Metrobús; falta de uso del cinturón de seguridad y el uso de distractores al conducir, como celulares o tabletas.

Especial

Foto:

Venta de antirradares

Además, los automovilistas que se rehusan a acatar las disposiciones del nuevo Reglamento de Tránsito, que fue diseñado bajo una Visión Cero, es decir, reducir al mínimo las lesiones y muertes por accidentes viales, pueden recurrir a otras tecnologías.

En el portal de compraventa Mercado Libre, es posible adquirir sistemas para detectar radares de velocidad y cámaras de fotomultas desde los 400 a los mil 400 pesos, dependiendo el modelo y la capacidad de detección del producto.

Bajo la búsqueda de “no más multas! detector de cámaras y radar de velocidad!”, dicho portal arroja los distintos modelos de los sistemas; por ejemplo hay un aparato de 666 pesos que de doble haz de luz que permite detectar un radar con 60 metros de anticipación y capacidad de respuesta de un milisegundo.

Sin embargo, de acuerdo con el Reglamento de Tránsito del Distrito Federal, su uso es ilegal y está castigado: el artículo 43 de dicho ordenamiento, en su fracción IV, indica que está prohibido instalar en los vehículos motorizados “sistemas antirradares o detectores de radares de velocidad”.

La multa que implica esta infracción es de 40 a 50 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México, que equivale a 71.68 pesos; es decir, el monto que pagarán quienes porten sistemas de detección de radares y cámaras es va de los dos mil 867 a los tres mil 584 pesos.

Especial

Foto:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo