Chevrolet S10 2016, el trabajo se hace con gusto

Por mario rossi

Hace un par de días, manejamos la pick-up de tamaño mediano Chevrolet S10, misma que llega a México directo de Brasil para competir con ejemplares igual de importantes como Ford Ranger, Nissan NP300, Mitsubishi L200 y Toyota Hilux. Todas ellas se han renovado, y el producto de GM no fue la excepción.

La versión
Para esta evaluación, nuestros amigos de Chevrolet nos facilitaron una S10 cabina regular, la cual desde la parte exterior presumía una suspensión alta y lista para el trabajo cotidiano.
La parte frontal nos gustó, ya que lleva en el diseño los trazos de la firma en la mayoría de sus vehículos, actual y modernos. La batea es larga y tiene la capacidad de cargar poco más de una tonelada. Buen detalle para el trabajo de una pequeña o mediana empresa.

Interior
Sencillo, pero con buena visibilidad hacia el exterior. Nuestra S10 de prueba no llevaba radio, pero sí aire acondicionado, frenos ABS en las cuatro ruedas y doble bolsa de aire frontal, lo que se agradece en todo momento. Las ventanillas son de accionamiento manual y no cuenta con alarma contra robo, punto que habrá que tomar en cuenta para ser precavidos al momento de estacionar.

La conducción
Chevrolet S10 es un vehículo claramente enfocado al trabajo, ya que el motor que lleva es un cuatro cilindros de 2.5 l y 194 caballos de potencia, el cual genera un torque de hasta 190 lb-pie. La transmisión es manual de seis velocidades, lo que beneficia el consumo de combustible en trayectos a velocidades moderadas. Si salimos a carretera y pasamos de los 120 km/h, el consumo se elevará. En nuestras evaluaciones, conseguimos hasta 14.4 km/l; nada mal para un vehículo de carga.
  Finalmente, Chevrolet S10 se consigue hasta con seis colores diferentes a un precio para la versión de cabina regular de 252 mil 400 pesos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo