SAT “afila los dientes” para cobrar impuestos

Por Mario Mendoza Rojas

¿Sabías que el servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene la facultad legal de intervenir o fiscalizar tus cuentas bancarias, tarjetas de crédito, ingresos y hábitos de consumo para cobrar impuestos? 

El SAT ya aplica tal estrategia para detectar a posibles evasores, empresas que engañan al fisco y personas que, por desconocimiento, violan la ley al recibir préstamos familiares y depósitos para liquidar las compras o deudas contratadas con sus plásticos bancarios con el fin de ayudar a un amigo o conocido que enfrenta alguna emergencia. 

Incluso detecta el dinero extra que reciben –en sus cuentas– las amas de casas dedicadas a las ventas por catálogo, el pago de las cuotas vecinales de los administradores de los condominios y cualquier otro ingreso en efectivo que no sea declarado o no corresponda a los ingresos habituales de los ciudadanos.

El dato:

17% aumentaron los ingresos fiscales del país durante el último año gracias a la implementación de la contabilidad electrónica, el Régimen de Incorporación Fiscal, las declaraciones electrónicas, los sorteos fiscales y el cruce de información bancaria de los contribuyentes.   

Cómo opera el SAT

Omar Hernández y Alma Brambila, asesores fiscales y administrativos del despacho HSC Consulting, explicaron que dichas medidas son parte de una estrategia que aplica el SAT para detectar y combatir las “discrepancias fiscales”, término legal que identifica a las personas que gastan más de lo que ganan, reciben ingresos no declarados u obtienen depósitos inusuales.

En entrevista con Publimetro, explicaron que cuando el Servicio de Administración Tributaria detecta dichos movimientos envía una “Carta de Regularización” a la persona implicada notificándole la irregularidad, el monto de impuestos que debe pagar por los ingresos no declarados y hasta un talonario para realizar depósitos mensuales que ayuden liquidar por los impuestos no cubiertos.

Asalariados, freelances, Pymes y amas de casa, implicados

Hernández y Brambila señalaron que, por sus implicaciones, las medidas son aplicables a los asalariados, micros y pequeños empresarios, compañías en general y hasta las amas de casa, ya que la fiscalización se hace a través del cruce de los gastos, compras y operaciones bancarias que realizan. 

“Se trata de un esquema que inicio en 2014, pero que en este momento cobro mayor fuerza, a tal grado que hay señoras que venden por catalogo, personas que se hacen cargo de la administración de su edificio o que recibieron un depósito por conceoto de un préstamo familiar que han recibido ‘Cartas de Regularización’, que de no ser atendidas constituyen una falta.

“Incluso asesoramos a una familia cuyos padres murieron en el extranjero y para evitar ser señalados por el SAT tuvieron que tomar fotografías del servicio funerario, presentar las facturas correspondientes y declarar que entre todos los miembros del hogar hicieron una cooperacha para cubrir los gastos correspondientes”, dijo Alma Brambila.

¿A qué se debe el endurecimiento fiscal? 

Enrique Velderrain, socio de la firma Velderrain Sáenz y Asociados, declaró que ante la caída de los ingresos petroleros el fisco necesita recaudar más impuestos, lo cual implica que los contribuyentes se enfrentarán a “un SAT más agresivo” durante 2016.

“La entrada en vigor de medidas como las auditorías electrónicas –que anunció el jefe del SAT, Aristóteles Núñez el viernes pasado– le dará a la autoridad más armas para fiscalizar a los contribuyentes; además, intentará impulsar el Buzón Tributario para poner a los causantes al corriente en su situación fiscal, dijo.

¿Qué pueden hacer los contribuyentes?   

Los especialistas fiscales consultados refirieron que los contribuyentes y personas en general deben aplicar cinco medidas para evitar la comisión de una discrepancia fiscal o violación legal:  

1. Evitar recibir u otorgar préstamos informales a sus familiares. Si lo hacen deben celebrar un contrato o firmar alguna letra de pago donde se especifique el monto, la cuenta, el plazo de pago y la forma de hacer los depósitos para liquidar el adeudo.

2. No prestar sus tarjetas de crédito a conocidos o amigos para hacer compras o cubrir una emergencia. Si esto sucede hay que redactar un contrato con los detalles de la operación, numero de tarjeta, banco emisor y las condiciones de pago o memsualidades a cubrir.

3. Documentar todos los ingresos extra que reciban: desde depósitos, donaciones, facturas por la prestación de servicios bajo la figura de freelance y cualquier compra o movimiento que supere sus ingresos.

4. Guardar la calma, buscar asesoría y responder ante cualquier requerimiento o Carta de Regularización que le haga llegar el SAT, la cual por lo general se resuelve en un plazo de cinco días hábiles, cuando se entrega la documentación correspondiente que justifique los movimientos cuestionados.

5. Si requieres asesoría o apoyo legal, acude a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) o solicita información en HSC Consulting (www.hscconsulting.com.mx). 

También te recomendamos leer: 

5 cosas que debes saber sobre las auditorías electrónicas del SAT 

A Dios lo que es de Dios y las iglesias… a pagar impuestos

Loading...
Revisa el siguiente artículo