Jueza que regresó predio de Chapultepec a empresa, frenó desafuero a Deschamps

Se trata de María Guadalupe González Rivera; en 2007 ordenó a la ALDF regresar el uso de suelo de Montes Apalaches 525 a habitacional para que Trepi pudiera construir un complejo residencial

Por Israel Zamarrón

La decisión de una jueza cambió el rumbo de la pugna entre la empresa Trepi y el Gobierno capitalino por el predio de cuatro mil 799 hectáreas de Montes Apalaches 525, ubicado en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, un área verde que está en riesgo de convertirse en un complejo residencial de lujo.

Se trata de María Guadalupe González Rivera, juez Cuarta de Distrito en Materia Administrativa, quien en 2007 determinó restituir la propiedad del terreno a la inmobiliaria Trepi, pese a que se trata de una superficie con valor ambiental en la que no se puede construir, como lo establece una declaratoria publicada en 1992.

El 10 de junio de 1992 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la declaratoria de área natural protegida una superficie de 141.6 hectáreas en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, en la que está el predio en disputa, valuado entre 23 y 24 millones de dólares.

El artículo quinto de la declaratoria establece que en esta zona con valor ambiental está prohibido “talar árboles; efectuar obras de construcción con fines habitacionales, industriales, comerciales de servicios”.

De acuerdo con el consejero Jurídico del Gobierno de la Ciudad de México, Manuel Granados, en aquel año la jueza González Rivera ordenó a la Asamblea Legislativa cambiar el uso de suelo a habitacional, a la Secretaría de Desarrollo Urbano incorporar dicho uso de suelo y al Registro Público de la Propiedad inscribir el inmueble, todo en favor de Trepi.

TE RECOMENDAMOS

Gobierno llevará a la Corte caso de obras en el Bosque de Chapultepec

Que Corte defina si prevalece derecho al ambiente o vivienda en Chapultepec: GDF

El expediente del caso que abrió la Consejería Jurídica indica que después de nueve requerimientos por parte de la jueza González, fue hasta el 12 de noviembre de 2012 -a unos días del fin de la gestión de Marcelo Ebrard y del arranque de la de Miguel Ángel Mancera- que un actuario dio posesión física del terreno a Trepi.

Aunque la pugna por el terreno arrancó hace casi 17 años, cuando el 3 de junio de 1999 la empresa inmobiliaria Trepi demandó al Gobierno del Distrito Federal, entonces dirigido por Rosario Robles, la reversión del predio, fue la decisión de la jueza de 2007 la que inclinó la balanza a favor del particular.

Caso polémico

Esta no ha sido la única decisión polémica de la juzgadora, pues en 2003 María Guadalupe González Rivera concedió la suspensión definitiva del procedimiento y declaración del desafuero en contra del líder petrolero Carlos Romero Deschamps.

En ese entonces el líder del sindicato petrolero fue señalado de haber desviado mil 500 millones de pesos de Petróleos Mexicanos para la campaña presidencial de Francisco Labastida, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), caso que se conoció como Pemexgate.

Esto provocó que diputados del Partido Acción Nacional (PAN), entre ellos el fallecido Francisco Blake Mora (que fue secretario de Gobernación con Felipe Calderón), se quejaran de la juez ante el Consejo de la Judicatura Federal por considerar que actuó “bajo consigna o presión para favorecer en los juicios de amparo a los líderes del sindicato de Pemex”.

Incluso presentaron a la Secretaría General de la Cámara de Diputados una demanda de juicio político en contra de González Rivera acusada de indebida concesión de la suspensión definitiva del proceso de desafuero contra el líder petrolero.

Viejo litigio

El predio de Montes Apalaches 525 cobró relevancia luego de que el 27 de enero pasado se colocó malla ciclónica al rededor del terreno, lo cual levantó especulación entre vecinos sobre el posible desarrollo de obras.

En reacción, el sábado 6 de febrero el consejero Jurídico del Gobierno de la Ciudad, Manuel Granados, anunció que acudirán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que sea el máximo tribunal el que defina si en este caso debe prevalecer el derecho al medio ambiente o a la propiedad.

El 8 de junio de 1999 inmobiliaria Trepi demandó al Gobierno capitalino, entonces encabezado por Rosario Robles, la reversión del predio de Montes Apalaches 525, argumentando que no se había cumplido con la causa de utilidad pública contenida en la declaratoria de área con valor ambiental de 1992.

Esa declaratoria fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 1992, mediante la cual se expropiaron 141.6 hectáreas de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec -entre ellas el predio de Montes Apalaches 525- para garantizar su preservación ambiental.

Ante la solicitud de reversión, el Gobierno del Distrito Federal respondió a la inmobiliaria que la causa de utilidad sí se había cumplido, puesto que la superficie en cuestión se conservaba como área verde.

“Por lo anterior, Trepi interpuso un juicio de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, a efecto de que procediera el juicio de reversión. Petición que fue resuelta en sentido positivo a favor” de la empresa, refiere el expediente de la Consejería Jurídica.
 
La Sala Superior del mismo Tribunal confirmó la sentencia argumentando que no se había acreditado el cumplimiento de la causa de utilidad pública del decreto expropiatorio, por lo que ordenó al Gobierno del Distrito Federal, declarara procedente la reversión.

Ante el incumplimiento del Gobierno del Distrito Federal, Trepi promovió amparo ante la Juez Cuarta de Distrito en Materia Administrativa, que concedió el amparo.

Después de nueve requerimientos, la juez comisionó a un actuario para que diera posesión física del predio a Trepi, lo que sucedió el 12 de noviembre de 2012.

No obras

Sin embargo, posterior a esto, el Gobierno mantuvo su postura: aunque Trepi tiene la posesión del inmueble derivada de la resolución judicial, no puede llevar a cabo ninguna construcción.

En justificación dijo que antes del decreto expropiatorio de 1992, subsiste el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la Delegación Miguel Hidalgo de 1982, el cual establece que en la zona que de Montes Apalaches 525, colonia Lomas de Chapultepec, sección Virreyes sólo pueden existir jardines y parques de barrio.
 
Adicionalmente, en el 2003, se publicó en la Gaceta Oficial del Gobierno del Distrito Federal, la declaratoria de Área de Valor Ambiental para toda la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, en cuyo perímetro se encuentra el predio de Montes Apalaches.

Loading...
Revisa el siguiente artículo