​Sherlyn: "el trabajo fue un bálsamo" en medio de la tempestad

Por david granciano

​ Sherlyn es uno de los jóvenes talentos del cine, el teatro y la TV en México con una trayectoria de veterana. A los 7 años inició su carrera como actriz y desde entonces ha aparecido en más de 20 producciones de televisión y más de una docena de películas. El 14 de febrero de 2016 se transmitirá el final de la telenovela “Antes muerta que Lichita “, un proyecto en el que interpretó a “Magos” y que la ayudó a superar la crisis personal que atravesó con su divorcio.

Publimetro conversó con la actriz acerca del aprendizaje que obtuvo durante esta experiencia profesional, sobre vivir un escándalo en el ojo público y sobre sus planes a futuro.

Tan cerca del final, ¿qué perspectiva tienes de esta telenovela y de tu personaje?
– “Algo que me ha encantado de ‘Magos’ es que puede cambiar un poco su comportamiento, pero la esencia no la ha modificado nunca, y en esencia ‘Magos’ es buena. Eso es algo que me encanta y que me enamoró siempre del personaje. A la distancia lo veo como un reto que implicó cosas muy positivas y un personaje que se va a quedar en mi corazón y en mi carrera como algo muy importante”.

No era una villana, pero sí una antagonista para ‘Lichita’, ¿fué fácil dar vida a una mamá soltera que no sabía lo que hacía con su hija?
– “Al no tener hijos, interpretar a una mamá te mueve cosas muy distintas; sentimientos que no he experimentado. Lo más cercano que he tenido a eso es mi sobrino Diego, que al ser el único, se vuelve como si fuera un hijo, pero no es lo mismo. Por más que ‘Magos’ intentaba ser una buena mamá no le salía, de pronto su hija le caía gorda o peleaba con ella como si las dos fueran niñas. Cuando ‘Magos’ entendió que era la mamá, empezó a ocupar ese lugar y fue muy lindo para mí como actriz hacer esa evolución de una forma paulatina, que no se viera muy abrupto el cambio en el personaje”.

¿Qué aprendizaje te deja haber interpretado a una mamá soltera y qué mensaje compartirías con ellas?
– Más que para las chicas, me gustaría que fuera un mensaje para la sociedad, para que dejáramos de relegar a las mamás solteras, porque ya tienen bastante trabajo con hacerse cargo, solas, de sus hijos. Las juzgamos y todavía tenemos una actitud muy machista respecto a ese tema en México. A las mamás solteras, no les cambiaría nada; al contrario, sólo le daría medallas a cada una de ellas por el esfuerzo que hacen. Siempre es más padre hacerlo en equipo, pero si no se puede y si la persona no le va a aportar a tu hijo, pues qué mejor que ser mamá soltera”.

¿Cómo encontraste el balance para enfrentar una ruptura amorosa mientras estabas presente en los televisiores y la mente del público?
– “Durante los días complicados, estuve rodeada de mis amigos, de mi familia, del equipo de producción. Si me ponía triste, me echaban porras y nos reíamos. Ya pasaron seis meses, pero esta situación fue fácil de sacar adelante gracias a las personas que no me dejaron tirarme al piso y hacer dramas. Todo el principio del proceso lo viví sola, porque no lo platicaba. Tuve que hablarlo con la producción porque me enteré de que venía un revistazo; teníamos eventos con medios y les dije ‘cancélenme, no puedo ir’. El trabajo fue un bálsamo porque te permite mantener los ojos y la energía enfocados”.

Con tu trayectoria, ¿todavía te sorprendes cuando te toca trabajar con algún actor o actriz?
– “Siempre me sorprende y no tiene qué ver con que tengan carreras impresionantes o sean nuevos. Cuando hay talento, es maravilloso y aprendo mucho. Rosy (Ocampo, la productora de ‘Antes muerta que Lichita’) es muy exhaustiva en la búsqueda de los actores, y con mi familia de la telenovela mantengo una relación muy cercana. Es hermoso encontrar amigos en el trabajo, pero es más hermoso encontrar ojos que te dan réplica al hacer tus escenas y son profesionales como Sylvia Pasquel, el ‘Flaco’ Ibáñez, Chantal Andere, o Eduardo Santamarina. Esta telenovela tuvo un elenco de diez y cada escena con Macaria, con Luz Elena González o con Patricio Borghetti fue increíble y la gozamos mucho. Adoro a Arath y a Maite también. Fue un proyecto entrañable y me encantaría que se repitieran proyectos así”.

Tu próximo proyecto, la obra de teatro “Mujeres con Aura”, se centra en una despedida de soltera. Hablando de encontrar balance…
– “Lo que son las ironías de la vida. En la vida real es ‘despedida de casada’, pero en la ficción es de soltera. Son cuatro amigas y una de ellas se va a casar, las otras tres le hablan de cómo les fue en la feria: del novio metrosexual, del novio patán, del que se arregla más que tú, del homofóbico o del que resulta ser homosexual de clóset. Actúo con María Aura, Alejandra Ley y Gabriela Platas, y es muy divertido, desde los ensayos nos reímos mucho. Es como asomarse por la ventana mientras un grupo de mujeres platica, al público le va a encantar”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo