Profepa avala proyecto en Cozumel; hay reclamos como en caso Tajamar

El plan denominado “Desarrollo Inmobiliario Aerogolf”, supone la devastación de poco más de 200 hectáreas de selva, además de encontrarse dentro del Área Nacional Protegida Arrecifes de Cozumel. La dependencia informó que cuenta con permisos y no hay daños a la vegetación.

Por Publimetro

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) constató que el proyecto denominado “Desarrollo Inmobiliario Aerogolf”, en  Quintana Roo, promovido por el Club de Pilotos Isla Cozumel, S. A. de C.V., cuenta con autorizaciones de carácter federal y estatal.

A través de un comunicado, la dependencia señaló que pudo verificar, durante un vuelo, que no existe remoción de vegetación forestal ni construcciones recientes.

Este podría se otro caso similar al del manglar de Tajamar en Cancún, donde grupos ambientalistas alertaron por la devastación de flora y fauna para la construcción de un complejo inmobiliario y comercial.

En cuanto al proyecto de Cozumel, la Profepa abundó que realizó una visita de inspección del 22 al 26 de enero, en la que corroboró que el Club de Pilotos Aerogolf cuenta con una autorización en materia de Impacto Ambiental Federal otorgada mediante oficio SGPA.DGIRA.DG.1174/09, de fecha 3 de abril de 2009, por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) de la  Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Además argumentó que el proyecto cuenta con la autorización estatal INIRAQROO/DG/DIA/064/2008 otorgada el 27 de marzo de 2008, por el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental del Gobierno del estado de Quintana Roo.

En la misiva, agrega que la Profepa, a través de muestreos en campo, determinó “la condición natural de la vegetación en el predio, identificando la presencia de selva mediana subperennifolia, ecosistema que es de vital importancia para hacer frente a los ciclos ecológicos de la isla que sufre de abatimientos por huracanes, sin encontrar obras en proceso de construcción”.

Añadió que la acción se hizo producto de denuncias ciudadanas que alertaban sobre un plan de edificación de hoteles, residencias, tiendas departamentales, canales y lagunas artificiales, en la zona de playa Corona, cerca del Área Natural Protegida de Chankanaab.

El complejo ha sido cuestionado por asociaciones ambientalistas de la isla, pues supone la devastación de poco más de 200 hectáreas de selva, además de encontrarse dentro del Área Nacional Protegida Arrecifes de Cozumel.

La lideresa de la Asociación Civil Cielo, Tierra y Mar (Citymar), Guadalupe Álvarez Chulim, ha referido que en 2011 el entonces presidente Felipe Calderón conoció el proyecto de manos de uno de los promoventes, de nombre Eduardo Toledo, pero lo cuestionó al enterarse que la construcción de los hangares, el campo de golf y la lotificación del terreno para futuros desarrollos residenciales, pues suponían devastar más de 200 hectáreas de selva, según refirió el Economista.

Datos
– El predio donde se encuentra el club, es de 580 hectáreas y el aeródromo que es de servicio público, ocupa 7.9 hectáreas.

– Cuenta con pista, franja de seguridad, calle de rodaje, niveles de eje, rosa de los vientos, hangar, oficinas, áreas verdes, laguna, alambrado y franja de vegetación perimetral de amortiguamiento con seis años de funcionamiento.

– El Club de Pilotos Isla Cozumel fue inspeccionado en tres ocasiones por la Profepa en agosto de 2008 y en 2010.

– La primera sanción que se le impuso en 2008 fue una multa en materia de impacto ambiental por 50 mil pesos, por el incumplimiento de medidas de mitigación.

– La segunda ocasión la multa ascendió a 210 mil pesos en materia forestal;  y una tercera sanción se aplicó  en marzo del 2010, también en materia  forestal, por 21 mil pesos y la imposición de cumplimiento de medidas de mitigación y restauración.       

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo