Ocho de cada 10 espectaculares incumplen con código QR y placa

Tampoco poseen placa de identificación, pese a que así lo marca la Ley de Publicidad Exterior de la Ciudad de México

Por Israel Zamarrón

Este miércoles vence el plazo para que los anuncios de publicidad exterior de la Ciudad de México coloquen un código de respuesta rápida QR (Quick Response) y una placa de identificación, y ocho de cada 10 no cumplen con estas disposiciones.

De acuerdo con la Fundación por la Recuperación y el Rescate del Paisaje Urbano, en los pocos anuncios espectaculares que sí están el código QR y la placa de identificación, estos son imperceptibles y están muy alejados del nivel del suelo, por lo que es difícil su lectura.

El 20 de enero pasado se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el decreto por el que se establece que los anuncios deberán contar con el código QR y la placa, que deben contener datos como nombre o denominación del titular y ubicación del anuncio.

Además el número de licencia, los datos del Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR), la autorización temporal o el folio de registro en el Padrón Oficial de Anuncios Sujetos al Reordenamiento de la Publicidad Exterior.

En declaraciones en octubre del año pasado, el presidente del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), Meyer Klip, dijo que estas disposiciones facilitarían a la autoridad detectar anuncios ilegales, retirarlos y agilizar el combate a la contaminación visual.

Sin embargo, en un recorrido realizado por la Fundación en calzada de Tlalpan, desde Eje 7 Sur a Juana de Arco, se advirtió que hasta el 20 y 21 de febrero, ocho de cada 10 anuncios espectaculares no tenían ni el código QR ni la placa de identificación.

En tanto en avenida Revolución, de Mixcoac a la colonia Campestre, se constató que la mayoría de los anuncios sí cumplen con las nuevas reglamentaciones y de forma visible.

De acuerdo con el decreto publicado hace más de un mes, la placa debe colocarse en la parte inferior de la cartelera del anuncio, en su parte más cercana a la vía pública y con las dimensiones que hagan posible su lectura desde la misma.

Las dimensiones de la placa son de un metro por 50 centímetros y la impresión del código de respuesta rápida debe tener una dimensión de 45 por 45 centímetros, excepto en los casos de los anuncios en tapiales y vallas, que sólo deben instalar las placas.

Debido a la falta de cumplimiento de la Ley de Publicidad Exterior de la Ciudad de México, el presidente de la Fundación por la Recuperación y el Rescate del Paisaje Urbano, Jorge Negrete, lanzó un llamado a las empresas y al Gobierno para que se cumplan con los requerimientos.

“Es importante que las autoridades le den seguimiento a todas las normas, éstas en particular porque tienen un fuerte impacto en la ciudadanía, ya que se trata de normas que regulan el espacio urbano y por lo tanto deben tener un mayor cuidado en su vigilancia y aplicación”, dijo.

Algunas calles que abarcó el recorrido realizado por la Fundación son:

Tlalpan y Refugio

Tlalpan, esquina Rufino Blanco Fombona

Tlalpan y Fuentes Brotantes

Tlalpan y Suiza

Tlalpan y Benito Juárez

Tlalpan y Bretaña

Loading...
Revisa el siguiente artículo