Los otros mexicanos en #PanamaPapers

El ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, hizo contacto con la firma de abogados, pero la información filtrada no especifica si ya es parte activa de la lista de clientes

Por La Silla Rota

El empresario “favorito” del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, Armando Hinojosa Cantú, no es el único mexicano que aparece en la investigación periodística internacional conocida como “Los Papeles de Panamá”.

En esta lista de mexicanos, clientes del despacho panameño Mossack Fonseca, destaca el dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego; el vicepresidente ejecutivo de  Televisa, Alfonso de Angoitia Noriega; el ex ejecutivo de Televisa y vicepresidente de la Concacaf, Guillermo Cañedo White, así como la actriz Edith González.

En las filtraciones de #PanamaPapers también aparecen los socios de Oceanografía y el empresario Ramiro Garza Cantú, quienes han hecho sus fortunas como contratistas al amparo de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Incluso, el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, hizo contacto con esta firma de abogados radicada en Panamá, pero la información filtrada no especifica si ya es parte activa de la lista de clientes.

En el plano político destaca la participación activa de familiares. Por ejemplo, aparece Omar Yunes Márquez, hijo del actual candidato del PAN a gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

También llama la atención la inclusión del abogado Luis Doporto Alexandre, quien es esposo de Melissa Flores Alcántara, hija de la actual esposa del ex gobernador de Oaxaca, José Murat.

En su momento, Mossack Fonseca también abrió sus puertas para ayudar a triangular la fortuna del narcotráficante mexicano Caro Quintero y recientemente la de Jorge Miltón Cifuentes Villa, socio de Joaquín “El chapo” Guzmán, así como la de una empresa relacionada con el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los Papeles de Panamá es un trabajo periodístico en el que participaron 376 reporteros de todo el mundo que revisaron 11.5 millones documentos internos del grupo panameño Mossack Fonseca, quien ayuda a sus clientes de todos el mundo a esquivar sanciones, lavar dinero y evadir impuestos.

Se trata de una enorme filtración de documentos internos que da cuenta de cómo personas ricas y  poderosas usan los paraísos fiscales que hay en el mundo para ocultar su riqueza.

El despacho de abogados Mossack Fonseca es una de las cinco firmas más grandes del mundo especializada en la creación de empresas offshore, las cuales ayudan a sus clientes a triangular sus fortunas, evadiendo las leyes fiscales de los países de origen de sus clientes.

Los documentos, que originalmente fueron obtenidos por el diario alemán Suddeutsche Zeitung y luego compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por su nombre en inglés), quien se encargó de la coordinación de la investigación, ponen en evidencias los vínculos que tienen 72 Jefes de Estados, incluidos dictadores, con estos paraísos fiscales, incluido el presidente de México, Enrique Peña Nieto, así como futbolista de talla internacional como el titular del Barcelona, Lionel Messi.

El gran cliente mexicano

De acuerdo con esta investigación, en la que participó la revista Proceso y Aristegui Noticias, uno de sus mejores clientes mexicanos es Juan Armando Hinojosa, llamado “el contratista favorito” del presidente Peña Nieto.

Este tamaulipeco dirige un imperio empresarial con buenas conexiones en los gobiernos priístas de donde obtuvo al menos 750 millones de dólares.

Juan Armando Hinojosa es el contratista de la llamada “casa blanca”, actualmente propiedad de la Primera Dama, Angélica Rivera, pero registrada a nombre de una de las empresas de este cliente favorito de Mossack Fonseca. La propiedad tuvo un costo de siete millones de dólares.

El despacho panameño diseñó para Juan Armando Hinojosa la creación de sociedades británicas, integradas por fundaciones holandesas y fideicomisos neozelandeses.

La idea principal era gestionar más de 100 millones de dólares en activos financieros que Juan Armando Hinojosa Cantú posee en distintas instituciones bancarias del planeta, y que le darían un rendimiento de cinco por ciento anual.

Para lograr los objetivos financieros con el grupo de abogados panameños, el empresario mexicano usó el nombre de madre Patricia Cantú y el de su suegra, María Teresa Cubria Cavazos, de 85 y 82 años de edad respectivamente.

En este esquema financiero internacional, el empresario “donó” millones de pesos a estas dos mujeres y se recuperaron a través de un esquema de reestructuración patrimonial

El crecimiento empresarial de Hinojosa Cantú creció a mediados de la pasada década, especialmente cuando Peña Nieto fue gobernador del Estado de México y después de 2012 el gobierno federal otorgó alrededor de 60 mil millones de pesos en contratos de obra pública a las empresas de Hinojosa Cantú, las cuales están agrupada en Grupo Higa, Grupo Eolo y Constructora Teya.

Pemex, la mina de oro

En esta investigación periodística destaca la participación de Mossack Fonseca del tamaulipeco Ramiro García Cantú, quien por tres décadas ha sido contratista de Pemex.

Él tiene una sofisticada estructura de dispersión de recursos con ramificaciones que van desde Panamá hasta Holanda, Nueva Zelanda y la República de Seychelles, ubicada en las islas del Oceánico Índico, al noreste de Madagascar.

Otros contratistas de Pemex que tienen ligas con los panameños son los socios de Oceanografía, la empresa favorita del gobierno de Felipe Calderón.

Amado Yáñez Osuna, Martín Díaz Álvarez y los hermanos Oscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio adquirieron a Mossak Fonseca tres empresas offshoreen las Islas Vírgenes Británicas.

De acuerdo con la revista Proceso, las empresas fueron dadas de alta en Miami, lugar donde radica Martín Díaz, sobrino del ex secretario de Hacienda y actual presidente de Telefónica México, Francisco Gil Díaz.

Además, Mossack Fonseca puso en marcha otra compañía en el mismo paraíso fiscal para la empresa encargada de pagar los impuestos de Oceanografía a nombre de Fabián Narváez Tovar, quien le brindaba servicios de outsourcing a la contratista.

Políticos y familia

Las investigaciones también sacan a luz la conexión de políticos y sus familias con los paraísos fiscales, como es el caso del empresario Omar Yunes Márquez, hijo del candidato del PAN a la gubernatura Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.

El veracruzano tiene un fideicomiso en Nueva Zelanda en el que estarían como beneficiarios él y su esposa.

Y lo mismo sucede con el abogado Luis Doporto Alexandre, quien ha creado en complejas estructuras de sociedades, fideicomisos y fundaciones en distintas jurisdicciones internacionales que han tenido repercusión en la reorganización del sector farmacéutico en México.

Luis Doporto Alexandre es esposo de Melissa Flores Alcántara, hija de Aurora Alcántara Rojas, actual pareja del ex gobernador de Oaxaca, José Murat Casab.

Aurora Alcántara es hermana de Roberto, el dueño de Grupo Toluca, que congrega a empresas de transporte terrestre, y VivaAerobus México.

La farándula y los paraísos fiscales

La actriz Edith González es beneficiaria en una cuenta de Mossack Fonseca y la relación viene a través de su marido Lorenzo Lazo, quien es el director del despacho Alemán Velasco y Asociados, perteneciente a Miguel Alemán Velasco, quien ha sido socio de Televisa, fue gobernador de Veracruz y propietario de la aerolínea Interjet.

En 2005, entró en contacto con la firma panameña el despacho Mijares, Angoitia, Cortes y Fuentes, del que fue fundador el actual vicepresidente de Finanzas de Televisa Alfonso de Angoitia.

De acuerdo con la investigación, el despacho le ofreció a Mossack Fonseca integrar a su cartera a importantes empresarios como Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa.

Continúa leyendo La Silla Rota

TE RECOMENDAMOS

SAT procederá contra mexicanos señalados en Panamá Paper

Panamá Papers liga a Messi con en red de fraude fiscal

Mossack Fonseca también llevó cuentas del narcotraficante Caro Quintero

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo