Talibán inicia temporada de ataques a gran escala

Por Notimex

Las empantanadas pláticas de paz en Afganistán enfrentan a partir de hoy el inicio de la ofensiva anual del movimiento islámico fundamentalista del Talibán, llamadas “Operaciones Omari”.

La ofensiva comenzó a las 5:00 horas (3:00 GMT) y llevan el nombre de su fallecido líder y fundador el Mulá Mohammad Omar, quien murió en un hospital de la ciudad pakistaní de Karachi hace justo tres años.

Las Operaciones Omari significan un revés para el grupo de coordinación integrado por Afganistán, China, Estados Unidos y Pakistán, que ha buscado reimpulsar las pláticas de paz.

La primera ronda de pláticas se esperaba para la primera semana de marzo en Islamabad y tendría un carácter directo entre el gobierno afgano y el Talibán.

Sin embargo, el cinco de marzo voceros del movimiento fundamentalista islámico anunciaron que no acudirían a la mesa de negociaciones y aclararon que su presencia era un mero rumor.

El Emirato Islámico de Afganistán, como se autodenomina el grupo, señaló su insistencia en que ninguna negociación fructificaría hasta que la ocupación extranjera de ese país terminara, se eliminaran las listas de proscritos y los prisioneros fueran liberados.

Un despacho de la agencia afgana Khaama Press recordó que la ofensiva que inició este martes es la 15 desde que una coalición internacional encabezada por Estados Unidos invadió Afganistán en 2001.

Apenas la víspera el gobierno afgano había advertido al Talibán que si seguía adelante con su opción militar, enfrentaría una respuesta del mismo tipo de parte del grupo de coordinación.

Por su parte el ministerio afgano de Defensa anunció que se encuentra listo para esta ofensiva, y aseguró que durante la pasada campaña de invierno, provocó fuertes pérdidas a los rebeldes talibanes, quienes ya no tienen la misma moral de antes.

Fuentes del mismo ministerio revelaron a la agencia Tolo News que las fuerzas gubernamentales en la provincia de Helmand, uno de los principales reductos talibanes, operan ya drones proporcionados por Estados Unidos para atacar a los rebeldes.

Por su parte, el Talibán añadió en el anuncio de su ofensiva de verano que habrá ataques a gran escala contra las posiciones gubernamentales, ataques tácticos y asesinatos de comandantes militares en las ciudades.

En la ofensiva de verano 2015, alrededor de seis mil policías y soldados afganos murieron, y otros 14 mil resultaron heridos.

De acuerdo a la Misión de Asistencia en Afganistán de Naciones Unidas, el año pasado hubo tres mil 545 civiles muertos y siete mil 457 heridos, cifras superiores a las de años anteriores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo