#Confidencial: los medios de Héctor Serrano

En su portafolio de servicios alardea ante su jefe y aliados una nómina de periodistas bajo su control, tanto en medios tradicionales como en una serie de revistas

Por #CONFIDENCIAL

Héctor Serrano, secretario de Vialidad en el gobierno de Miguel Ángel Mancera en la Ciudad de México, se ostenta formalmente como operador político central del gobierno de la capital. En su portafolio de servicios alardea ante su jefe y aliados una nómina de periodistas bajo su control, tanto en medios tradicionales como en una serie de revistas y portales de noticias con peso marginal pero que, nos aseguran, en verdad son de su propiedad. En los hechos, sin embargo, la influencia y eficacia de Serrano en los temas de la administración Mancera lucen en picada.

Manlio Fabio Beltrones se fue, pero en el PRI se quedó todo el equipo de colaboradores. Desde el secretario general interino hasta el secretario de Finanzas son parte del primer círculo del hoy ex presidente nacional. En ese sentido, este lunes cuando se presentó a Willy Ochoa como segundo de Carolina Monroy, se leyó como el inicio de una “barrida” interna. Monroy tiene todo el aval desde la Presidencia de la República de hacer los cambios necesarios pero también Beltrones le recomendó a su gente no moverse hasta que les pidan los puestos oficialmente. 

Javier Corral, gobernador electo en Chihuahua pidió al aún mandatario César Duarte inicie la transición de gobierno y para ello nombró como sus representantes a Francisco Barrio Terrazas, Alejandra de la Vega Arizpe, Gustavo Madero Muñoz, Alma Gómez Caballero, Arturo Fuentes Vélez, Norma Ramírez Baca, Pablo Cuarón Galindo, Rocío Reza Gallegos, Ramón Galindo Noriega y a Patricia Terrazas Baca para cabildear con el gobierno saliente toda la agenda de entrega de la administración estatal y poder supervisar y alertar sobre cualquier irregularidad o asunto “chueco” del que quiera deslindarse o simplemente soltar el mandatario priísta.​

Graco Ramírez, gobernador de Morelos, dirige todos sus esfuerzos para convencer que -en serio- puede ser candidato presidencial, pues es evidente que para la gente que lo rodea y para el PRD parece broma su aspiración. Ramírez no figura en ninguna encuesta ni escenario partidista pero ya mueve dinero y favores en medios de comunicación para que se publique su aspiración a la candidatura perredista a la Presidencia de la República en 2018 cuando carga sobre su espalda pendientes y ausencia de gobierno en temas de seguridad, de justicia y administración de recursos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo