Diane Kruger conversa sobre la diferencia entre cineastas femeninas y masculinos

Por: Metro

El lanzamiento oficial en Hollywood de Diane Kruger fue interpretando a “Helena de Troya” en “Troya” – la niña del cartel para el personaje definida únicamente por su apariencia. Desde entonces, la actriz de origen alemán ha demostrado que es capaz de interpretar a algo más que una cara bonita, mostrando su valía en “Inglourious Basterds”, “Farewell, My Queen” y la serie “The Bridge” de FX.

En “Disorder”, un thriller franco-belga realizado por Alice Winocour (“Agustine”, y co-escritora de “Mustang” que salió el año pasado), vuelve a interpretar una mujer que se define por su aspecto – una esposa trofeo de un millonario hombre de negocios poco fiable que podría estar metido en tráfico de armas. Pero esta vez es diferente: Jessie, su personaje, demuestra ser inteligente e incluso ingeniosa cuando ella y su hijo se convierten en blancos de agresión, sobre todo cuando se hace evidente que el ex soldado con problemas (Matthias Schoenaerts) contratado para protegerlos podría estar demasiado dañado para hacer su trabajo.

“Está claro que Jessie es más que una esposa trofeo, a pesar de que ella ha sido tratada básicamente como un objeto. Siento que ella se dejó ser tratada de esa manera. Me gusta que en un principio la ves sólo desde una distancia, como este hermoso objeto o un objeto en la casa de este hombre. Ella vive en una jaula de oro. Ella probablemente nunca se preguntó cómo tienen todo esto. Obviamente, ella tomó la decisión de casarse con un hombre mucho mayor”

El hecho de que está dirigido por una mujer – y especialmente porque está dirigida por Alice Winocour – hace que leas mucho en el personaje y no la juzgues sólo como la esposa de un hombre rico.
Si esta película hubiese sido dirigida por un hombre, no sé qué tan cómoda me habría sentido interpretando a esta esposa trofeo. Ella fácilmente podría ser sólo una cara bonita. Creo que el personaje tiene tantas dimensiones. Me gusta el arco del personaje. Cuando [Jessie] sólo se mira desde lejos, hay algo en la forma en que Winocour lo filma que pone de manifiesto una emoción.

Has dicho que es difícil trabajar con directoras. ¿En qué rango queda Winocour?

Oh, ella es un directora difícil. Ella tiene que ver lo que no le gusta antes de que pueda encontrar lo que le gusta. Hay una gran cantidad de tomas. Ella es muy precisa. Ella puede hacer 25 tomas de como se abre una puerta.

 

 ¿Te gustan tantas tomas?

Lo hago. Es un reto. No hay escena en la película, aunque sea para abrir una ventana, que no se sienta bien pensada y que tenga un significado. Ella no es alguien que vaya a decir: “Vamos a hacer esto de manera rápida y pasar a otra cosa.” Pero me gusta. Requiere de tu atención; exige tu creatividad. Uno tiene ideas como actriz que una escena debería ser así, pero ella dice: “No, no es eso en absoluto.” Entonces tienes que llegar a algo más.

¿Encuentras que los directores masculinos son un poco menos intensos con las actrices? 

 

No es que los directores masculinos no sean exigentes, pero encuentro que las mujeres, especialmente cuando se trata de sus personajes femeninos, tienden a ser mucho más exigentes que los hombres. Ellas siempre buscan algo más realista. Por lo general, no tienen miedo de mostrar, por ejemplo, una mujer histérica. Muchos hombres no quieren ver a las mujeres llorar o gritar. Están muy involucrados en su apariencia física. Es mi experiencia que las mujeres no quieren que uno use maquillaje o tenga un peinado de una manera determinada. Sólo son más dirigidas y exigentes.

Tu co-estrella, Matthias Schoenaerts, interpreta a un ex soldado con trastorno de estrés postraumático. Schoenaerts se puso muy Método para esto: Por ejemplo, apenas dormía, y en un momento tuvo que ser hospitalizado. ¿Cuál fue tu experiencia en el trabajo con un co-estrella que realmente estaba pasando por ello?

Fue un compañero muy generoso. No nos juntábamos en la noche, así que supongo que estaba despierto cuando yo estaba dormida [Risas]. Dormía durante el almuerzo o iba a acostarse. Es una de las razones por las que quería estar en la película, porque lo ame en “Bullhead”. Esa fue la primera película en Europa, donde la gente dijo, “¿Quién es este tipo?” Y físicamente es muy atípico para un belga. Él es muy alto y tiene un lado animal- muy físico. Pero él no tiene miedo de mostrar emociones. Él no es el tipo duro con una pistola. No defraudó.

Es el nuevo tipo de hombre: Fuerte pero no un tipo macho alfa. Creo que ese viejo tipo podría finalmente ser una especie en extinción.
Espero que sí [risas].

Tú nunca ha hecho una película alemana a pesar de ser alemán, al menos hasta ahora. Estás a punto de trabajar en la próxima película de Fatih Akin ( “Head-On”, “Soul Kitchen”). ¿Hay alguna una razón por la que te ha tomado tanto tiempo hacer una película en tu país de origen?

He tenido ofertas en los últimos años. Pero no estoy súper familiarizada con la industria cinematográfica alemana. Y yo he estado esperando que ese rol sea el gran primer rol alemán. A este director lo amo. Yo estaba en Cannes cuando tuvo un documental en el festival. Fui a una fiesta para conocerlo y sólo le dije: “Me encantan tus películas. Si alguna vez quieres hacer una película conmigo, lo haré de forma gratuita. “[Risas] Y se acordó de eso. Él escribió esto para mí. Este es el rol que he estado esperando. Está  tan lejos de lo que soy que no puedo creer que en realidad crea que yo pueda hacerlo. No estoy convencida de que pueda hacerlo [Risas].

Loading...
Revisa el siguiente artículo