Bullying por sobrepeso empuja a menores a los solventes

De acuerdo con el Instituto de Atención Para las Adicciones de la CDMX, los inhalan para no sentir hambre y así evitar comidas; lo detectan en secundarias y bachillerato

Por:

Niños y adolescentes de la Ciudad de México que padecen obesidad recurren al uso de drogas como solventes como un método para evitar comer y perder peso, ya que son víctimas de bullying u hostigamiento en sus escuelas.

Así lo alertó la directora general del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA), Rosario Tapia Mediana, quien señaló que investigarán a profundidad el tema, pues hasta ahora no tienen estadísticas contundentes sobre este fenómeno.

Publimetro informó el 6 de septiembre pasado que el Fideicomiso de Investigación Sobre Solventes (FISI) ha detectado que mujeres de bachillerato consumen tíner, tolueno, gasolina blanca o aguarrás disfrazado con aromatizantes y saborizantes para perder peso.

Dicha modalidad de solvente es conocida como mamilas y es almacenada en envases similares a los de fragancias para mujeres o bodymist; su costo va de los 25 a los 35 pesos y puede alcanzar hasta para 10 horas de uso.

Consultada al respecto, la directora del IAPA señaló que han detectado en primarias y secundarias, principalmente, “expresiones en el sentido de que hay un consumo por parte de las chicas muy vinculado a eliminar el hambre para poder estar a tono, delgadas”.

“Incluso vinculada en algunas situaciones a chicas o chicos que tienen sobrepeso, que sufren bullying, y que entonces recurren a la inhalación de estas sustancias para quitarse el hambre, cuestión totalmente errónea”, pues los daños a veces son irreversibles, abundó.

Tapia Medina admitió que este fenómeno se va a “tener que investigar para tener datos muy duros, muy firmes y lograr hacer una prevención mucho más enfocada sobre todo para los chicos de secundaria y bachillerato, porque es ahí donde está el problema”.

De acuerdo con el secretario de Salud de la Ciudad de México, Armando Ahued, alertó que la exposición a los inhalables genera daños sensoriales, cognitivos, motores, respiratorios, hepáticos, renales y cardiacos.

“Los síntomas más comunes se evidencias a través de la falta de coordinación motriz, el deterioro en la capacidad de juicio, la aparición de episodios violentos, la pérdida de equilibrio y la falta de oxigenación, deteriorando la calidad e incluso provocando la muerte”, abundó.   

 

Zonas de consumo

La directora general de Coordinación y Vinculación Interinstitucional de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Nora Frías, refirió que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes de 2014, 606 mil 437 jóvenes de bachillerato y 83 mil 7 de secundaria han consumido solventes alguna vez.

Refirió además que las entidades con mayor índice de consumo son la Ciudad de México y Jalisco, con 7.3; el Estado de México, con 7.1; Guanajuato, con 6.3 y Morelos con 6.2, en el caso de secundaria. 

En el caso de primaria las los cinco estados son el de México, con 11.4%; Querétaro y Ciudad de México, con 10%; Guanajuato, con 8.2 y Durango, con 8.1%.

De su lado Ahued Ortega detalló que las delegaciones de la Ciudad de México con mayor prevalencia son Iztacalco, con 9.7%; Azcapotzalco, con 9; Cuauhtémoc, con 8.8; Venustiano Carranza, con 8.2; Tláhuac, con 7.8; Magdalena Contreras, con 7.6 e Iztapalapa, con 7.5. 

 

Prevención en casa

 

El titular de Salud capitalino adelantó que a través del programa El médico en tu casa, se realizarán campañas informativas puerta por puerta para informar a los padres y madres de familia sobre los daños a la salud que provoca el consumo de inhalables.

Se trata de orientar a los capitalinos sobre a dónde pueden llamar en caso de que algún miembro de la familia consuma solventes o de detectar los síntomas del uso de esta sustancia para alertar a los padres y madres.  

Además, en caso de detectar a personas adictas a esta droga o con síntomas de consumo, se les invitará a acudir a proceso de tratamiento para abandonar el uso y lograr una rehabilitación en las clínicas de la Ciudad de México.

Loading...
Revisa el siguiente artículo