Piden diálogo a #BusDeLaLibertad sin tinte religioso

La discusión debe ser desde el terreno de lo legal y jurídico, señalan; los derechos son progresivos, no regresivos, dicen a ConFamilia

Por Israel Zamarrón
Se espera que este viernes el autobús esté en la sede de la SCJN | Foto: Cuartoscuro
Piden diálogo a #BusDeLaLibertad sin tinte religioso

El llamado #BusDeLaLibertad difunde un mensaje tergiversado, basado en argumentos biológicos y religiosos, mas no legales y jurídicos, criticó la experta en derechos humanos y ex integrante del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Dicho autobús es parte de una campaña contra la educación sexual y los derechos sexuales, que impulsa el Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia) -respaldado por CitizenGo-, misma organización que el año pasado marchó contra los matrimonios igualitarios.

“A decir de ellos, se está excediendo la Secretaría de Educación Pública, la CNDH, en dar educación a los niños y adolescentes en relación con sus derechos sexuales”, dijo y contrastó: “la reforma educativa establece que la educación debe llevar una perspectiva de derechos humanos”.

El #BusDeLaLibertad -que este jueves estuvo en la CNDH- lleva una leyenda en la que rechaza los libros de texto gratuito de educación básica por presuntamente tener contenido de educación sexual no apto para niños que supuestamente los incita a tener relaciones sexuales.

Un día antes de su presentación en la Ciudad, Juan Dabdoub, presidente de ConFamilia criticó en entrevista con este diario “que les digan (a los niños) que tienen derecho a recibir tratamiento de salud sexual, pastillas anticonceptivas o incluso abortivas”.

EN CONTEXTO

Por qué si no puede comprarse un mugroso cigarro o una mugrosa cerveza sí tiene derecho a tener todo este tipo de libertades en materia de sexualidad”, cuestionó.

Pero Hilda Téllez los rebatió: “no es cierto, nadie ha podido ha sacar un libro de texto en el que se establezca una circunstancia que no va acorde a la edad de los niños. Es una desinformación, si eso fuera cierto, en sus conferencias de prensa traerían un libro de quinto, sexto año en la mano”.

Para el coordinador de Difusión del Comité Incluye-T, que organiza la Marcha del Orgullo, Cristian Galarza, la de CoFamilia “es una campaña fuera de lugar, que está basada en la ignorancia y sobre todo en una idea errónea de la educación y el amor que debemos brindar a nuestros niños”.

“Estas ideas que están difundiendo obstruyen el desarrollo (de los niños), porque implica fomentar ideas como lo son la discriminación, el rechazo, la baja autoestima y más peligroso, la ignorancia en temas tan importantes como los sexuales”, abundó.

Sobre el título de #BusDeLaLibertad, Hilda Téllez, consultora en temas de no discriminación y perspectiva de género, comentó: “la idea pareciera benévola, pero el fin es perverso, porque es el fin de desinformar”.

“Es engañoso ponerle el #BusDeLaLibertad porque no es de la libertad, es más bien el bus de la mentira. Que perversa es la persona que de pronto piensa que alguien es capaz de decirle a un niño que puede tener sexo con quien quiera”, enfatizó Téllez Lino.

De su lado Cristian Galarza criticó: “los integrantes del Consejo de la Familia no ejercen la libertad, no saben de qué se tratan las libertades y por lo tanto no pueden utilizar ese término, porque no lo conocen, no lo viven”.

El llamado #BusDeLaLibertad tiene su origen en España, donde la organización HazteOír y CitizenGo lo llevaron por distintas ciudades difundiendo un mensaje contra la transexualidad, lo que generó rechazo de la clase política y gran parte de las sociedad.

En la Ciudad de México este bus dio su primer recorrido el miércoles por Reforma y se detuvo en el Ángel de la Independencia; el jueves estuvo en la CNDH y se espera que este viernes, su último día en la capital antes de partir a Cancún, esté en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Piden diálogo

Para Hilda Téllez, de todo el revuelo mediático, “lo positivo que se puede sacar es: colocar en la agenda pública el tema de la educación en relación con los niños y niñas, pero no basada en las mentiras que difunden”.

Por ello invitó “a la gente de ConFamilia, del Frente Nacional por la Familia, a sentarse a dialogar en los términos de la educación, pero con la ley, ya dejemos el tema de la religión, de la moral. El tema es legal, es garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo