5 trucos para que las tarjetas no dañen tu Buró de Crédito

Los usuarios de tarjetas de crédito acumulan más 19 cuentas con atrasos, intereses moratorios y meses sin poder cubrir el pago mínimo

Por Mario Mendoza
Cuartoscuro
5 trucos para que las tarjetas no dañen tu Buró de Crédito

Las tarjetas de crédito pueden dañar y acabar con tu historial crediticio, registrado en el Buró de Crédito.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) alertó que el índice de morosidad en dichos plásticos alcanzó 5.35% en los últimos meses.

Ello significa que un millón 471 mil usuarios del llamado dinero de plástico dejaron de pagar y ni siquiera pueden cubrir el mínimo.

Por si fuera poco, la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda reportó que existen usuarios de tarjetas de crédito que acumulan hasta una veintena de adeudos sin cubrir.

“El usuario promedio llega con un promedio de tres adeudos sin pagar, pero hay clientes que acumulan hasta 19 cuentas con atrasas e incumplimientos”, señaló.

Lo anterior se traduce en más de un millón y medio de clientes –y sus familias– que reportan daños y notas negativas en su historial crediticio, registrado en el Buró de Crédito.

“La expedición de tarjetas de crédito reportó un aumento anual de 10% al cierre de junio pasado.

Mientras que los créditos y operaciones en impago sumaron 19 mil 580 millones, durante el mismo periodo”, reportó la CNBV.

Trucos para que las tarjetas no dañen tu Buró de Crédito

Para evitar que tus tarjetas de crédito dañen tu reporte del Buró de Crédito, Resuelve tu Deuda te recomienda cinco trucos:

  1. Piensa en qué vas a utilizar tus tarjetas: los intereses, la anualidad, la disposición de efectivo, así como otros costos y comisiones son las variables que debes acomodar a tu favor. Revisa los beneficios y cargos para aprovechar los que te sean útiles y cancelar los que no ocupes.
  2. Evalúa tu capacidad de pago: quienes cubren 100% de sus compras son totaleros; práctica que los exenta del pago de intereses y les permite obtener menores costos. Quienes sólo pueden pagar una parte deben adquirir un crédito con menor tasa de interés.
  3. Averigua tu historial crediticio: si tienes un plan de teléfono celular o adquiriste una tarjeta anteriormente, cuentas con un historial de crédito. En este reporte aparece la evaluación de tu comportamiento de pago sobre el tipo de servicio que hayas solicitado. Un buen historial posibilita la adquisición de nuevos préstamos; la ausencia del mismo o una mala calificación por dejar de pagar  reduce tus opciones.
  4. Conoce el CAT: el Costo Anual Total (CAT), es una referencia que integra: tasa de interés, anualidad y comisiones de una tarjeta de crédito. Al saber qué tan caro es un servicio, podremos compararlo con otros productos.
  5. ¿Más de una tarjeta? Lo ideal es tener 2 tarjetas: una para gastos comunes que puedas liquidar en su totalidad cada mes; y que te ofrezca beneficios por usarla. Y otra para gastos más fuertes, cuya tasa de interés sea pequeña aunque no te ofrezca beneficios.

Toma nota:

  • Las tarjetas de crédito son una herramienta para administrar los consumos y planear las compras. No es una extensión de tu sueldo, ni tampoco un ingreso adicional.
  • Es recomendable cubrir más del mínimo para que se note una reducción significativa en tu cuenta.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Loading...
Revisa el siguiente artículo