Partido de Merkel logra acuerdo para formar nuevo gobierno en Alemania

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) dijo hoy "sí" a una nueva gran coalición con el bloque conservador de la canciller, Angela Merkel

Por Notimex

A seis meses sin gobierno, se despejó la incógnita en Alemania, luego que los socialdemócratas votaron a favor de formar una gran coalición con la CDU (Unión Demócrata Cristiana) y la CSU (Unión Social Cristiana).

Así se dió a conocer hoy en la sede del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), en la así llamada casa Willy Brandt.

El resultado generó alivio en la cúpula del partido porque de otra manera, se hubiera empujado al país en una crisis política en momentos en que en Europa hay turbulencias por el Brexit y por los nuevos gobiernos populistas nacionalistas.

Con el voto interno de los socialdemócratas que ese partido llevó a cabo en las últimas dos semanas, se superó el mayor obstáculo para que continúe en Alemania la constitución del nuevo gobierno, en base a los resultados de las elecciones generales del 24 de septiembre de 2017.

El Bundestag, el parlamento alemán, llevará a cabo ahora la elección del nuevo Canciller o de la nueva Canciller Federal, tal y como lo estipula la Constitución.

Se espera que la decisión recaiga sobre Angela Merkel, ya que su partido fue el que logró el mayor número de votos durante los comicios generales de septiembre pasado.

Merkel necesita 355 votos a favor para ser electa por mayoría. Los partidos de la Gran Coalición cuentan en conjunto con 399 sitios en el Parlamento.

La elección del jefe o de la jefa de gobierno deberá tener lugar el 13 o el 14 de marzo. También se consideró la variante de convocar hoy mismo a una reunión extraordinaria del parlamento en caso de una votación afirmativa de los socialdemócratas, pero esa idea se descartó.

Si Angela Merkel obtiene la mayoría de votos en el parlamento para ser elegida como Canciller Federal, entonces el Presidente Federal de Alemania, Frank Walter Steinmeier, recibirá de ella las designaciones de los políticos que ocuparán las carteras ministeriales, es decir, los nombres del nuevo gabinete.

Los seis meses transcurridos desde que tuvo lugar la elección federal representan el lapso mas largo en la historia contemporánea de Alemania que transcurrió desde las elecciones hasta la conformación del nuevo gobierno.

En 2013, el nuevo gobierno tardó 86 días hasta constituírse. En ese tiempo, los partidos de Unión Demócrata Crtisiana, (CDU), el Partido Socialdemócrata (SPD) y el partido minoritario Unión Social Cristiana de Baviera, negociaron el contrato de la gran coalición.

En los comicios del 24 de septiembre, la participación de los votantes fue de 76.2%, cinco puntos porcentuales mas que en las elecciones del 2009 (70.8%) y del 2013 (71.5%).

Los grandes partidos del país obtuvieron en esa votación sus peores resultados históricos. La CDU/CSU reunió el 33%, el SPD 20%.

Un partido de nueva creación, populista, nacionalista, xenófobo y de extrema derecha, AfD (Alternativa parra Alemania) consiguió en sus primeras elecciones federales captar el 12.6% de las papeletas.

En cuarto lugar quedó el Partido Liberal (FDP) con 10.7 por ciento. Consiguió entrar de nuevo con fracción legislativa en el Bundestag. El Partido La Izquierda reunió el 9.2% de los votos y los Verdes el 8.9%.

En vista de su debacle, el SPD decidió el mismo dia de las elecciones, que fue cuando se dió a conocer el resultado, que no iba a seguir formando coalición con el partido de Merkel (CDU), al que atribuyó rapidamente su derrota.

Se iniciaron entonces negociaciones para integrar una nueva coalición entre la CDU/CSU, el FDP y los Verdes.

Pero los liberales rompieron en forma sorpresiva las negociaciones porque sus líderes consideraron que las diferencias entre los tres partidos eran muy grandes como para formar un gobierno funcional. La decisión del FDP causó muchas críticas.

La CDU de Merkel invitó entonces al SPD a iniciar negociaciones para crear una Gran Coalición, pero ese partido se negó. Intervino entonces el Presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, quien habló con los partidos e hizo al SPD conciente de su responsabilidad política en esos momentos del país.

Se iniciaron entonces negociaciones en enero entre la CDU/CSU y el SPD, que duraron en total casi un mes.

El Partido Socialdemócrata se mostró muy dividido desde un principio y sujetó el resultado de la negociación del contrato de la coalición al voto de cada uno de sus 463 mil miembros.

Un total de 239 mil votaron en favor de la gran coalición, según se dio a conocer hoy, mientras que los votos en contra fueron de 123 mil. El número total de votos fue de 378 mil 437. La participación fue de 78.39.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Loading...
Revisa el siguiente artículo