Arriola propone combatir narcomenudeo con fuerzas militares

También propuso cambiar la edad penal de 18 a 16 años por delitos graves

Por Notimex

El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, planteó su estrategia integral de seguridad que incluye combatir el narcomenudeo con las fuerzas federales, es decir, policía, Marina y militares, en una esquema transitorio.

En conferencia de prensa, el aspirante del tricolor sostuvo que el narcomenudeo se ha extendió por la capital de tal forma que se requiere del apoyo de las fuerzas federales para “abatir a los capos o meterlos a la cárcel”.

Puedes leer también: ¿A quién le toca seguir la pista del narcomenudeo en la UNAM?

Dividió su estrategia de cinco ejes, que incluye prevención, procuración de justicia y persecución del delito, así como uso de tecnología y participación ciudadana, y tras hacer un amplio diagnóstico sobre la inseguridad en la ciudad aseveró que de llegar a la Jefatura de Gobierno limpiará los mandos policiacos para acabar con el “entre” y la “hermandad”.

Explicó que su propuesta incluye aumentar los sueldos de los policías para pasar de los cinco mil pesos actuales a 10 mil, establecer no un mando único sino un cuerpo policiaco unificado en la zona metropolitana, lo que implicaría que todos los elementos de la ciudad y municipios conurbados compartan las mismas condiciones laborales, salariales, equipamiento, capacitación y protocolos de actuación.

También planteó disminuir la edad penal en delitos graves de 18 a 16 años e implantar un chip a los delincuentes que salgan de la cárcel para evitar la así llamada “puerta giratoria”, si bien reconoció que en este tema, es necesario establecer acuerdos en materia de derechos humanos.

Asimismo, dijo que la intención es disminuir la actual tasa de delitos de 267 por cada 100 mil habitantes (una de las más grandes del mundo) a 107 por cada 100 mil, que es el promedio mundial.

Mikel Arriola también presentó propuestas como establecer un centro de comando en cada alcaldía, contar con un millón de cámaras de vigilancia en las calles y que los ciudadanos tengan una aplicación en la que puedan obtener imágenes de estos aparatos como evidencia.

Igualmente, mejorar la capacitación de policías y ministerios públicos para lograr más eficacia, lo mismo que aumentar de cinco a 15 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, como recomienda la organización Mundial de la Salud (OMS), para recuperar los espacios públicos y arrebatárselos a la delincuencia.

Asimismo, retomar la autoridad en los reclusorios y generar un programa junto con la iniciativa privada para generar empleos a quienes salen de las cárceles, a fin de garantizar su reincersión social.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo