Las claves para entender el conflicto estudiantil de la UNAM

Lo que comenzó con un paro en el CCH Azcapotzalco evidenció temas de inseguridad, cobro de cuotas, falta de profesores y violencia de grupos porriles que afectan a comunidad estudiantil

Por Publimetro

El conflicto estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comenzó con un paro “paro activo” en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco, el pasado lunes 27 de agosto.

Los estudiantes exigían la eliminación de cuotas de inscripción, más seguridad, profesores y la renuncia de la directora del plantel por eliminar áreas de recreación y murales del plantel.

Te recomendamos:

Sin embargo, el “paro activo” se convirtió en “paro indefinido” en el CCH Azcapotzalco y las clases se suspendieron desde el 27 de agosto y los estudiantes se negaron entregar las instalaciones e iniciar un diálogo, hasta que la directora María Guadalupe Márquez Cárdenas renunciara a su cargo.

Indigna muerte de Miranda Mendoza

Los protocolos de seguridad que los alumnos exigían se exacerbaron al darse a conocer la muerte de Miranda Mendoza Flores, estudiante de 18 años del CCH Oriente, quien fue hallada sin vida y quemada sobre la carretera del municipio Cocotitlán, Estado de México, el 21 de agosto. 

Estos hechos provocaron que varios planteles se solidarizaran con la lucha de los “ceceacheros”, pero que afectaba a toda la comunidad estudiantil de la zona metropolitana del Valle de México.

Por ello, una semana después de iniciar la huelga, fue convocada una marcha pacífica sobre la avenida insurgentes para llegar a Rectoría y entregar el pliego petitorio a las autoridades de la UNAM, encabezadas por Enrique Graue.

La manifestación transcurrió de manera ordenada hasta llegar a la dirección de la UNAM, pero al arribar a la Biblioteca Central, los estudiantes ya eran esperados por grupos de porros, que de acuerdo con la versión del jefe de Gobierno de la CDMX, José Ramón Amieva, estaban preparados con artefactos explosivos caseros, varas de madera y piedras.

La indignación permea a la UNAM y tanto preparatorias, ceceaches y facultades convocan a asambleas para iniciar un paro de 40 horas para que las autoridades den solución al conflicto.

Te recomendamos:

Tras la trifulca, seis estudiantes resultaron heridos y llevados a un hospital de la ciudad, sin que se haya detenido a alguna persona.

La Procuraduría capitalina anunció que había identificado a algunos de los porros, con quienes presuntamente, personal de seguridad de la UNAM se habían coordinado durante la agresión, por lo que el martes 4 de septiembre la Procuraduría General de la República atrajo la investigación del caso para dar con los probables responsables.

Lo más visto en Publimetro TV:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo