Impunidad reina a un año del sismo; sólo 1 detenido

La Procuraduría capitalina mantiene abiertas 11 carpetas de investigación por el derrumbe de 38 edificios; el único detenido es el Director Responsable de Obra del Colegio Rébsamen

Por Omar Díaz

La historia de impunidad que se vivió en el sismo de 1985 se está volviendo a repetir, pues actualmente sólo hay una persona detenida por el colapso de inmuebles, consideró Mexicanos contra la Corrupción.

Durante la presentación del trabajo “¿Por qué se cayó mi edificio?”, Thelma Gómez, coordinadora del proyecto, recordó que en 1985 sólo se libraron dos órdenes de aprehensión por el derrumbe de edificios, pero no hubo ningún detenido; ahora, a un año de la tragedia, únicamente hay un persona detenida.

“Se había documentado que habían hecho mal edificios, reinó la impunidad en ese entonces. Ahora, pese a que la Procuraduría capitalina señalan que hay investigaciones abiertas, todo parece indicar que quisieran repetir esa misma historia de impunidad porque, hasta ahora, no hay justicia en ninguno de los edificios colapsados”, subrayó.

También puedes leer:

A un año, damnificados siguen en incertidumbre

Sufren rapiña y vandalismo 40% de los damnificados

Actualmente la Procuraduría capitalina mantiene abiertas 11 carpetas de investigación por el derrumbe de 38 edificios el pasado 19 de septiembre. En estos inmuebles caídos fallecieron en total 228 personas.

Sólo una persona permanece detenida por estos hechos, se trata del Director Responsable de Obra (DRO) del Colegio Rébsamen, Juan Mario N., quien fue vinculado a proceso por el delito de homicidio doloso de 26 personas (entre ellos 19 niños) y actualmente se encuentra en el Reclusorio Sur.

Salvador Camarena, quien también coordinó el proyecto, comentó que los sismos no matan, pero la corrupción sí. Asimismo, lamentó la falta de justicia a un año de la tragedia, “pues nadie ha perdido su chamba”.

Al respecto, Juan Pedro Filomeno, familiar de una de las víctimas del sismo en el predio de Álvaro Obregón 286, precisó que la muerte de las personas en el sismo no se debió a que “Dios así lo quiso”, sino que la omisión de las autoridades jugó un papel importante, pues los edificios, al menos el suyo, estaba en muy malas condiciones.

Necesario aplicar norma para evitar riesgos

Mario Ordaz, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, comentó que lo que mitiga los riesgos sísmicos son las acciones y aplicar la normatividad -dijo- es la mejor arma para reducir ese riesgo.

“No obstante, hay debilidad institucional para verificar su cumplimiento; ése es un problema grave que debe resolverse”, comentó.

De igual forma, indicó que las normas no son retroactivas, excepto para hospitales y escuelas. Precisó que de los 44 edificios que colapsaron en 2017 en la Ciudad de México, 43 fueron construidos antes de 1985. “En ese sentido, los hogares deberían reforzarse, pero habría que pensar qué implica eso en términos económicos”.

Al respecto, Enrique Cabral, investigador del Instituto de Geofísica, advirtió que la vulnerabilidad en las estructuras de la capital del país se acentúa en aquellas áreas afectadas por fallas asociadas al terreno como hundimiento gradual de la superficie debido a la pérdida de volumen y/o transferencia de masa.

“En México, una gran parte de los procesos de subsidencia están originados por extracción de agua subterránea. El cambio ambiental en la zona metropolitana ha sido enorme. Hoy, aquí habitan más de 21 millones de personas y tan sólo en la capital del país están en uso 680 pozos; por décadas, la extracción de agua ha excedido a la recarga, y la caída del nivel freático es de 1.4 metros por año, con costosos daños en la infraestructura urbana, como el drenaje, y serios problemas de fallamiento en muchas zonas”, apuntó.

Lo más visto en Publimetro TV:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo