Pagos chiquitos se apoderan del ingreso familiar

Ante expectativas del nuevo gobierno, los créditos –a pagos chiquitos– para muebles, electrónicos y bienes se dispararon casi 9% en términos anuales

Por Mario Mendoza

Los pagos chiquitos reportan una tendencia creciente durante los últimos dos meses, con tasas de crecimiento de casi 9% anual; y un saldo en compras superior a 140 mil millones de pesos en bienes durables, reportó el Banco de México (Banxico).

Aunque, a primera vista, el aumento en el consumo representa un beneficio para milles de familias, el problema es que los créditos y sistemas de pago contratados reportan costos de casi 160% anual; que al final duplica el valor original del producto, alertó la Condusef.

Los especialistas advirtieron que las expectativas creadas por la llegada del gobierno de AMLO y la necesidad de mejorar su calidad de vida, impiden que los consumidores analicen la situación real y las consecuencias de comprar a meses, con intereses fijos o mediante préstamos personales.

A través del último reporte sobre Agregados Monetarios y Actividad Financiera, el Banxico informó que las compras a crédito reportan un saldo de 979 mil 800 millones de pesos, al cierre de julio pasado; cifra que representa un alzas de 1.6%.

Pero al desglosar tal sistema de pagos, los créditos de bienes duraderos –como muebles, electrónicos y electrodomésticos; joyas y hasta automóviles– reportan un alza anual de 8.7% entre julio de 2017 y el mismo mes de 2018.

Esto último, con un saldo de 140 mil 300 millones pesos gastados y contratados a través de sistemas de financiamiento con un interés fijo; estructurados en pagos chiquitos de seis, 12, 24 y 48 mensualidades; y réditos que van desde 16% hasta 87% anual, más comisiones y gastos.

Para dimensionar el impacto de tales cifras, basta decir que el monto de las compras contratadas en minipagos (140 mil millones de pesos) alcanza para financiar el primer año del programa de pensiones al doble para adultos mayores, prometido por AMLO.

Las primeras estimaciones oficiales, indican que las pensiones que entregará el nuevo gobierno –a 9.5 millones de adultos de 65 años o más, en 2019– constará 125 mil millones de pesos; 15 mil millones menos, que la cartera de créditos vigente para la compra de bienes duraderos en minipagos.

Créditos a detalle

Altos intereses, en pagos chiquitos

Al hacer un ejercicio comparativo sobre el costo de los créditos personales, para la compra de bienes durables en pagos chiquitos –diferentes a tarjetas de crédito–, la Condusef reportó que tales productos financieros reportan intereses y costos muy altos.

A través de su Simulador de Crédito Personal y de Nomina, el organismo señaló que el Costo Anual Total (CAT) de estos préstamos –donde se incluyen las tasas de interés, comisiones, seguros y gastos extra– superan 159%.

Por ejemplo:

  • Para comprar un refrigerador de 15 mil pesos a 24 meses, una persona con ingreso mensual de seis mil pesos debe cubrir pagos quincenales de 617 a mil cuatro pesos; con un CAT de entre 82.5% y 144.2%, que al final eleva el costo de producto hasta 32 mil 680 pesos.
  • Mientras que para llevar a casa una pantalla de entre 48 mil y 50 mil pesos, a 18 meses, un consumidor con un ingreso mensual de 10 mil pesos debe cubrir pagos de dos mil 217 a dos mil 872 pesos; con un CAT de 78.9% a 159.1% anual, y costo final del producto de 103 mil 983 pesos.

Percepción engaña al bolsillo   

Sandra Huerta, coach en finanzas, explicó que la euforia por los créditos y el aumento en las compras a pagos chiquitos es reflejo de las expectativas sobre una mejoría en la economía familiar; generadas por el inicio del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

¿Cómo se explica este fenómeno?

– Los consumidores tienen altas expectativas en los resultados y promesas de AMLO. En este momento la inflación ronda 5% y está subiendo; los salarios no han mejorado y la pérdida del poder adquisitivo es palpable.

Sin embargo, en las encuestas sobre la confianza del consumidor, publicadas por el Inegi, reportan  tasas de crecimiento de 14% en materia de consumo y percepción de la marcha económica del país; incluso hay datos que advierten que la gente espera una baja real de precios.

¿Esto se convertirá en un problema grave? 

– Habría que analizar cada caso. No se puede generalizar. Pero es un foco de alerta para cientos de familias que se están endeudando y que en el corto o mediano plazo –en uno o dos años–  estarían destinando más de 40% de su ingreso a los pagos chiquitos.

Aquí lo más importante, es que los consumidores atiendan su situación económica; y no compren más de los que pueden pagar. Si ya destinan más de 30% de las quincena a deudas o créditos y si contratan un préstamo sin comparar tasas y costos, seguro entrarán en problemas.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo