Cuerpos de emergencia deben incluir a expertos en salud mental: IPN

Los desastres naturales no deben causar temor constante entre la población, sino implementar buenos mecanismos de respuesta

Por Diego Rodríguez

Con motivo del aniversario del sismo del 19 de septiembre de 2017, que afectó a la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca, es necesario que no sólo se tome en cuenta los trabajos de reconstrucción, sino también la atención psicológica para las personas afectadas directa e indirectamente, consideró el psicoterapeuta Julio Javier Corona Maldonado.

El académico del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), explicó que las células de respuesta inmediata que implementan los gobierno ante emergencias también deben estar integradas con personal que atienda el estrés postraumático.

Te puede interesar: Jojutla afronta nueva emergencia, ahora por inundaciones

“Algunas de las personas afectadas por los sismos del año pasado sufrieron estrés postraumático y duelo patológico todo este tiempo, el resto de la población está recordando los hechos con ansiedad o insomnio y entre más se acerque ese día las alteraciones podrían ser más evidentes”.

Agregó que al pertenecer a las células de salud mental, integradas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se dio cuenta que es necesario formar parte de esos grupos, ya que a través de ellos es necesario brindar atención emocional afectada por fenómenos naturales.

Consideró que los profesionales de la salud mental tendrían que estar preparados permanentemente para integrarse a estas células, no sólo para los casos de tragedia.

“Durante las afectaciones de los sismos de septiembre de 2017, la Sedena conformó por primera vez la célula de salud mental dentro del plan DN-III o Plan MX, los profesores y estudiantes del Politécnico de psicología brindaron atención en la Ciudad de México, Chiapas, Oaxaca, Morelos y el Valle de México con mayor afectación”.

Cada célula pudo atender diariamente entre 70 y 100 personas, lo cual permitió a los responsables de salud de la Sedena considerar la importancia de conformar grupos multidisciplinarios para atender a las víctimas de una tragedia.

El académico dijo que por sus condiciones geográficas y geológicas en el país continuarán los sismos, pero esto no debe hacer que se viva con temor constante, sino debe ser la oportunidad para que se evalúe si los ciudadanos están preparados para enfrentar una situación así de la mejor manera.

“Debemos recapitular si observamos todas las recomendaciones en materia de protección civil, como tener a la mano mochilas de vida, documentos personales, reconocer nuestra capacidad para seguir indicaciones antes, durante y después del evento.

“La alarma sísmica es una forma de condicionarnos para tener una respuesta de huida y salvaguardar la vida, por ello es importante que no se nos olvide cómo actuar y tomar con seriedad los simulacros”.   

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo