Nuevo TLCAN será un acuerdo 'parchado' y lleno de anexos

El 29 de noviembre es último día para que Canadá se integre al TLCAN; aunque habría acuerdos bilaterales sin beneficios para los tres país integrantes

Por Mario Mendoza

El TLCAN no está muerto y, a pesar del retraso en la integración de Canadá, el texto final del nuevo tratado debe estar listo y firmado por los tres gobiernos integrantes –el mexicano, estadounidense y canadiense– a más tardar el 30 de noviembre próximo.

Y, aún cuando el plazo legal en Estados Unidos establecía que este 30 de septiembre era el último día para negociar y presentar todos los capítulos al Congreso de ese país; el plazo final para revisar y hacer ajustes al contenido y sus cláusulas vence el 29 de noviembre próximo.

Aribel Contreras Suárez, especialista en Comercio Exterior del Departamento de Estudios Empresariales de la IBERO, explicó que –frente a tales condiciones– el nuevo TLCAN “no está muerto”, aunque será un acuerdo “parchado y lleno de anexos”.

“El nuevo tratado mantendrá su espíritu trilateral, pero debido a que México y Estados Unidos negociaron y acordaron por separado; habrá anexos, temas y condiciones que sólo aplicarán para estos, de forma bilateral.

“De la misma forma, habrá puntos y cláusulas que aplicables únicamente a Canadá y EU. Tan es así que, el viernes pasado (28 de septiembre), el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, entregó al Senado de la República el acuerdo que México logró con los estadounidenses.

“Y todo esto deja en claro, que pese a los plazos establecidos por el Congreso y el Gobierno estadounidenses para presentar el texto final; los canadienses tienen 59 días más para concretar sus intereses comerciales y firmarlos a través de anexos al nuevo TLCAN”, apuntó Aribel Contreras.

Anexos al nuevo TLCAN 

En una entrevista con Publimetro, la especialista de la IBERO refirió que los anexos concretos o finales del TLCAN se podrán conocer durante los próximos días, cuando cada gobierno los publique y presente a sus respectivos gobiernos.

Sin embargo, desde este momento se pueden adelantar amenos tres anexos, de carácter bilateral:

  • Primero México-Estados Unidos: la desaparición del Capítulo 19 del actual TLCAN, que posibilita la instalación de tribunales de solución de controversias; para establecer condiciones y reglas “justas” en materia de cuotas compensatorias y de antidumping.
  • Ello fue aceptado por México a cambio de la cancelación de la estacionalidad a las importaciones agrícolas; que impedía a los productores mexicanos vender sus productos durante las temporadas de cosecha en la Unión Americana.
  • Segundo: Estados Unidos-Canadá: la apertura del mercado canadiense de lácteos a cambio de la vigencia del Capítulo 19; aunque de lograrlo México no estaría incluido, porque previamente ya renunció a tal posibilidad. Y la única posibilidad de que aplicara para los tres países, sería que la parte mexicana diera; o aceptara una nueva imposición de EU.
  • Tercero Canadá-Estados Unidos: la desaparición y cancelación de cualquier arancel aplicado por el gobierno de Donald Trump a las importaciones o productos que se comercialicen en su país; por motivos de seguridad nacional o cualquier otra razón. Ello evitaría casos como la aplicación de 25% y 10% al acero y aluminio, respectivamente. O bien la intención de cobrar un impuesto de 25% a los automóviles.

Nuevo TLCAN con y sin Canadá

  • Un cuerdo trilateral México-EU-Canadá representa un calor comercial de 2.4 billones de dólares.
  • Si sólo es un acuerdo bilateral México-Estados Unidos, la cifra se reduce a 1.7 billones de dólares.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo