Crecen 77% las cuotas impuestas por coyotes mexicanos a migrantes

En los últimos cinco años el pago por transitar por el territorio mexicano pasó de tres mil a seis mil dólares.

Por Jennifer Alcocer Miranda

La cuota que los ‘coyotes’ mexicanos cobran a los migrantes que cruzan ilegalmente la frontera sur del país para enfilarse hacia Estados Unidos se elevó 77% en cinco años.

En 2012, cada migrante desembolsó un promedio de tres mil 426 dólares (69 mil 205 pesos, al tipo de cambio actual) para librar la frontera, mientras que en 2017 esa cuota se elevó a seis mil 66 dólares (122 mil 533 pesos, al tipo de cambio actual), según datos del documento Prontuario sobre Movilidad y Migración Internacional en la Frontera Sur de México a cargo del Consejo Nacional de Población (Conapo) y El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

El análisis refiere que los migrantes que utilizan más esta modalidad para entrar al territorio nacional son centroamericanos, principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador, justificando su paso por motivos económicos.

Dependiendo del lugar de origen varía la cuota; por ejemplo, a los guatemaltecos los ‘coyotes’ -personas que forman parte de la red ilegal para burlar a las autoridades fronterizas- les cobran seis mil 600 dólares (133 mil 320 pesos, al tipo de cambio actual).

Ellos cruzan México por tres zonas: La Mesilla, Gracias a Dios y Tecún Umán.

Mientras que siguen dos rutas: la del Golfo que atraviesa Chiapas, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas, y termina en Reynosa (Tamaulipas), así como la del Pacífico que recorre un mayor número de entidades del país, separándose en Mazatlán, dando lugar a dos sub-rutas que culminan en Altar, Sonora.

En segundo lugar se ubicaron los hondureños con pagos de hasta seis mil 500 dólares (131 mil 300 pesos, al tipo de cambio actual).

Los ingresos que les ofrecieron los también conocidos como ‘polleros’ fueron: La Técnica, El Naranjo-El Ceibo y Tecún Umán. La mayoría sigue la ruta del Golfo, atravesando Chiapas, Tabasco, Veracruz, Nuevo León y llegando a Reynosa (Tamaulipas).

Mientras que los salvadoreños se ubicaron en tercer lugar pagando tres mil 900 dólares (78 mil 780 pesos, al tipo de cambio actual) y su acceso al territorio nacional fue por Tecún Umán, La Mesilla y Gracias a Dios y siguen la ruta del Golfo, pero, a diferencia de los guatemaltecos y hondureños, evitan los estados de Veracruz y Tamaulipas, aunque eso implique realizar recorridos más largos.

En contraste, el pago por entrar a Estados Unidos creció 53%, al pasar de tres mil 13 dólares a cuatro mil 610 dólares, en el mismo periodo.

El documento elaborado con estimaciones del CONAPO, STPS, Unidad de Política Migratoria, SRE, SEDESOL, Conapred, El COLEF y la Encuesta sobre Migración en la Frontera Sur de México, agrega que los pagos por ingresar al territorio americano fueron, en general, más bajos y estables que los que se pagaron para transitar por México.

Crimen organizado está infiltrado

Eunice Rendón, coordinadora de Agenda Migrante aseguró que la situación de montos elevados por coyotes impera actualmente, al grado de que un cruce se fija hasta en 30 mil dólares.

En una entrevista con Publimetro detalló que este delito transnacional, ha sido explotado por el crimen organizado para convertirlo en trata de personas.

“Desafortunadamente la vigilancia extrema ha encarecido el cruce y ha hecho que el tráfico de personas se convierta en delito de trata”, apuntó.

Precisó que grupos delictivos como Los Zetas han diversificado sus negocios adoptando el cruce de personas por ser rentable ante las restricciones en la frontera.

“Mientras siempre habíamos visto al pollero tradicional, con cierto riesgo y peligrosidad, hoy los Zetas entran al negocio, lo que lo hace mucho más bélico, en caso de que algo se incumpla conlleva otro riesgo que agrava la situación”, señaló.

Incluso, dijo que se fijan tarifas A y AA, por la zona de accesos, lo que garantiza que sea por el río, el desierto o de manera más segura aprovechándose del miedo de la gente.

“Hay un peligro por hacer esto de manera más masiva, poco profesional y aprovechándose de la necesidad del migrante por llegar a Estados Unidos”, apuntó.

Comentó que en esta cadena criminal, la mayoría de la gente al no tener el monto total paga cinco o 10 mil dólares, y una vez que cruza “hay toda una red que se encarga de cobrar sí o sí el resto”.

Rendón Cárdenas mencionó que aunque los estados de tránsito por origen son Chiapas, Tabasco, Oaxaca y otros más del norte, los riesgos para los migrantes son los mismos.

En el caso de los menores no acompañados son coptados por el crimen organizado para que sean halcones o en Tamaulipas o Chihuahua, se usan como niños de circuito, para traficar personas o sustancias y que por su edad no los pueden detener.

Además se encuentra el riesgo de perder la vida por la red criminal en México y por el que se han encontrado muchas fosas de migrantes.

Lo más visto en PublimetroTV:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo