No les voy a fallar, subraya Claudia Sheinbaum

Anuncia la desaparición del cuerpo de granaderos y que los damnificados del 19 de septiembre dejarán de ser deudores de la banca; estará en el cargo hasta el 4 de octubre de 2024

Por Omar Díaz

Con un “no les voy a fallar” y con el anuncio de la desaparición del cuerpo de granaderos, Claudia Sheinbaum rindió protesta como Jefa de Gobierno de la Ciudad de México para el periodo 2018-2024.

En sesión solemne en el Congreso de la Ciudad de México y ante la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, Sheinbaum Pardo se convirtió en la primera mujer electa por el voto popular de los capitalinos.

Tras rendir protesta, anunció que para cumplir con una deuda histórica del movimiento estudiantil de 1968, el cuerpo de granaderos desaparecerá y se integrará a otras áreas de la Secretaría de Seguridad Pública.

“La policía está para cuidar al pueblo y no se requieren cuerpos para reprimirlos. A partir de ahora inicia el proceso de transición y el 1 de enero de 2019, los elementos del cuerpo de granaderos pasarán a formar parte de otros agrupamientos o un nuevo agrupamiento que se creará para ayudar a la ciudadanía en tareas de protección civil que cuide a los más vulnerables”, sostuvo.

En este sentido comentó que como Jefa de Gobierno será respetuosa de la autonomía de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y nunca la orientará o dará línea para resolver un caso, “bajo ninguna circunstancia”.

También, al hablar del tema de los damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre de 2017, aseguró que las personas que resultaron afectadas en sus viviendas ya no serán deudores de la banca.

“Todos los damnificados recibirán apoyos directos para la reconstrucción. Duplicaremos el programa de apoyo de Unidades Habitacionales, se amplía el programa de mejora de vivienda y, posterior a la reconstrucción, intensificaremos el programa de construcción de vivienda social”, apuntó Sheinbaum.

Traicionaron la democracia

Asimismo, esbozó a grandes rasgos sus principales compromisos en materia de seguridad, movilidad, empleo, cultura y medio ambiente y derechos humanos. También se dio tiempo para recordar que el PRD traicionó la democracia en la Ciudad de México.

“Se traicionó el camino de la democracia y se olvidó el sentimiento de los ciudadanos. Por ello, lo primero que haremos es acabar con los abusos. A partir de ahora se restablece la democracia y la libertad política, nunca más ejerceremos o permitiremos la persecución y la violencia directa o simulada por pensar y actuar de forma distinta de quien gobierna. Se termina la compra del voto como forma de manipular la voluntad popular”, aseguró la Jefa de Gobierno.

De igual forma -dijo- se va a terminar con la privatización de los espacios públicos y el abuso en el cobro de las fotomultas, predial, agua entre otros. Además, indicó que se acaba con la persecución laboral y el uso discrecional del otorgamiento de plazas para familiares y amigos. “Pero sobre todo, inicia una etapa de honestidad y de erradicación de la corrupción y los privilegios de los altos funcionarios públicos”.

De igual forma, destacó que al ser la primera mujer electa democráticamente en la capital del país, trabajará con mucha energía para erradicar la violencia de género, hacer justicia en el caso de los feminicidios, tener acciones educativas para la prevención del embarazo adolescente y promover la autonomía económica de las mujeres.

Ambiente previo

Claudia Sheinbaum llegó al Congreso capitalino a las 9:00 horas y para su sorpresa encontró vallas metálicas alrededor del inmueble y hasta detectores de metales, a pesar de haber prometido que estas medidas de seguridad terminarían.

Arribó a su toma de protesta con un vestido negro, saco blanco y una pashmina lila con vivos en negro, se le vio muy, muy sonriente y saludando a las decenas de capitalinos que se dieron cita a las calles de Donceles, Allende y Eje Central.

Ingresó al recinto y a las 9:55 horas pasó al Pleno y tomó su lugar en la tribuna para escuchar el posicionamiento de las siete fuerzas políticas del Congreso local.

Quien también fue muy ovacionado a su llegada y solicitado para selfies fue el secretario de Relaciones Exteriores y ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, quien regresó 6 años después al congreso capitalino; la última vez que había estado en ese lugar fue precisamente el 5 de diciembre de 2012 cuando le entregó el cargo a Miguel Ángel Mancera.

Pero quien se robó el show fue el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien desde su llegado acaparó los reflectores y miradas de los asistentes y medios de comunicación. El Presidente también regresó a este sitio al que no había estado desde 2005 cuando rindió su último informe de labores como Jefe de Gobierno del extinto Distrito Federal.

El Presidente se dio tiempo para saludar a los presentes y complacer a los asistentes y diputados con selfies.

Fue minutos después de las 11:00 horas cuando Sheinbaum Pardo rindió protesta constitucional ante la mirada de satisfacción, asombro y orgullo de los presentes.

Al evento asistieron los representantes del Congreso de la Unión, gobernadores, secretarios de Estado y alcaldes. La Jefa de Gobierno estará en el cargo hasta el 4 de octubre de 2024.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo