Mexico es responsable por tortura de mujeres en Atenco, determina CIDH

Las agresiones que sufrieron las víctimas también fueron usadas como medida de control social

Por Diego Rodríguez

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) responsabilizó al gobierno mexicano por la tortura sexual que recibieron varias mujeres en Atenco, Estado de México, en 2006 a manos de policías estatales y federales al reprimir una manifestación que se llevó a cabo los días 3 y 4 de mayo de ese año.

El Tribunal determinó que el gobierno es el responsable de la violencia sexual, violación y tortura sufridas por Yolanda Muñoz Diosdada, Norma Aidé Jiménez Osorio, María Patricia Romero Hernández, Mariana Selvas Gómez, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, Ana María Velasco Rodríguez, Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo, Bárbara Italia Méndez Moreno, María Cristina Sánchez Hernández, Angélica Patricia Torres Linares y Claudia Hernández Martínez.

“Como consecuencia de los tratos a los que fueron sometidas, el gobierno mexicano debe continuar o iniciar las investigaciones, con perspectiva de género, para juzgar y sancionar a los responsables de la violencia y tortura sexual sufrida por las once mujeres; brindar de forma gratuita e inmediata, el tratamiento médico y psiquiátrico necesario; monitorear del uso de la fuerza de la policía”.

También exigió un plan de capacitación para los elementos policiacos, tanto estatales como federales; establecer un mecanismo de monitoreo y fiscalización para la rendición de cuentas; fortalecer el Mecanismo de Seguimiento de Casos de Tortura Sexual cometida contra Mujeres; así como pagar determinadas cantidades por daños materiales e inmateriales. 

Detención de las mujeres

Durante el 3 y 4 de mayo se registró una manifestación en San Salvador de Atenco, Texcoco y en la carretera Texcoco-Lechería, por lo que la Policía Municipal de esos dos municipios, la estatal y al federal acudieron para reabrir la circulación y detener a los inconformes, entre los detenidos se encontraban las 11 mujeres.

“Las once mujeres sufrieron violencia sexual, por medio de agresiones verbales y físicas con connotaciones y alusiones sexuales; siete de ellas también fueron víctimas de violaciones sexuales, en tanto que parte de los abusos sufridos incluyó la penetración de su cuerpo con alguna parte del cuerpo de los policías o algún objeto”, agrega la CIDH.

El Tribunal también encontró que la tortura fue usada como medida de control social, lo cual incrementa la gravedad de las violaciones cometidas, las víctimas también fueron sometidas a diversas formas de violencia verbal y psicológica profundamente estereotipada y discriminatoria.

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV: 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo