Ecobici, condenado a la extinción

El programa estrella de movilidad sustentable de la ciudad sufre una embestida, tanto en infraestructura como en robo de unidades

Por Aabye Vargas

El sistema de bicicletas públicas de la Ciudad de México, Ecobici, vive un abandono por parte de la Secretaría de Movilidad (Semovi), pues desde el año pasado no se compra ni una sola unidad, a pesar de que más de mil fueron dadas de baja y el número de usuarios continúa en los mismos rangos.

Además, ninguna cicloestación fue instalada este 2019, los robos de bicis van al alza –este año podría cerrar con más de 40 de seguir la tendencia, que representa la cifra más alta de los últimos años– y los siniestros y accidentes de usuarios aumentaron 73% en los últimos dos años, de acuerdo con documentos obtenidos por Publimetro vía Ley General de Transparencia.

La información proporcionada por la Semovi revela que en 2018 mil 170 bicis salieron de circulación por tener daños estructurales o por alcanzar el número de usos y kilómetros recorridos (nueve mil 242 usos y/o 17 mil 110 km); sin embargo, la dependencia aseguró tener el mismo número de vehículos en operación (seis mil 440).

En entrevista el director de Regulación de Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable de la Semovi, Guillermo Ávila, aseguró que no se han comprado nuevas bicicletas ni instalado cicloestaciones debido a que “no hay planes de expansión” de Ecobici, y sostuvo que hay suficientes unidades para brindar servicio.

“Las bicicletas fueron dadas de baja porque alcanzaron su periodo de vida o porque sufrieron algún daño, pero todas fueron sustituidas con las que se compraron en 2016”, indicó Ávila, sin precisar el número total de unidades con las que aún cuentan para reemplazar.

Sobre el freno a la instalación de cicloestaciones, el funcionario reiteró que es debido a que “no hay planes de expansión”, y precisó que además primero se tiene que “definir en donde se podría instalar, analizar la oferta y demanda, así como el lugar donde se ubicará”.

Ecobici Foto: Especial

Robos, choques y accidentes alcanzan cifra récord

Además de la falta de inversión en infraestructura del sistema, se acentúan dos problemáticas más: el robo de ecobicis y los accidentes de usuarios, pues este año ya alcanzó la cifra más alta de siniestros en toda su historia (116), y podría cerrar con el mayor número de bicis hurtadas (40).

“El robo depende de muchos factores; sí hay incrementos tanto en 2018 como en 2019, pero no es necesariamente una tendencia; sin embargo, tenemos que cuidar esta parte, por eso tenemos mesas de trabajo con el Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana de la Ciudad de México (C5), Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y Procuraduría General de Justicia (PGJ)”, indicó Ávila.

Sobre el incremento de accidentes y siniestros –que registró un aumento de 78% en comparación con el mismo periodo de 2017–, el funcionario desestimó el riesgo y apuntó que hay hasta algunos que no se reportan.

“Los siniestros en realidad son los usos del seguro; habrá personas que se caigan y que no necesariamente se active el protocolo de atención de hechos de tránsito, pues lo que registramos es el uso del seguro (y no de accidentes).

“No hay una correlación bien establecida de los hechos de tránsito, seguramente hay unos que no se reportan; incluso conozco situaciones en donde hubo algún incidente y no consideraron llamar a Ecobici, nos enteramos de otra forma”, señaló Ávila.

Ecobici Foto: Aabye Vargas

 

A favor y en contra

Publimetro cuestionó a ex funcionarios, diputados, servidores públicos, empresarios y hasta activistas sobre el tema, en donde las posturas chocaron.

Víctor Alvarado, coordinador de Movilidad de El Poder del Consumidor

¿Ecobici sufre un abandono por parte de la Semovi?

—Si nos vamos a calidad de servicio o funcionalidad, el sistema sigue en los primeros lugares; sin embargo, sí tendría que emigrar hacia el uso de una aplicación, ya que es un contacto más directo y facilitador para el usuario, ya que puede resolver problemas o afectaciones de manera más rápida; es el gran punto débil de Ecobici.

Los accidentes aumentaron 78% en los últimos dos años, ¿hay urgencia de instalar más ciclovías?

—Hoy existe una saturación en las ciclovías y eso es una exigencia y un levantamiento de manos por parte de ciclistas para decir ‘queremos más infraestructura’. Si bien el programa no está relacionado con la creación de carriles confinados, la Semovi tendría que poner sobre la mesa el impulsar y garantizar un servicio seguro a sus usuarios.
Con este cambio de administración se hizo el anuncio de que íbamos a tener 80 kilómetros de ciclovía este año, y a menos de cuatro meses de que termine el 2019 no se ha iniciado ni una sola obra.

Con la salida de empresas de bicicletas sin anclaje, ¿la apuesta del gobierno es en contra de la micro-movilidad?

—Cuando se empezó a poner regulación a las empresas que querían operar bajo un sistema de bicicleta compartida, la Semovi intervino para poner un límite y crear una base de datos para determinar dónde se mueven los usuarios y en dónde se génera una concentración.
Esto hace una gran diferencia en comparación con otras ciudades, en donde se abre la puerta a empresas para que después lucren con un falso discurso de movilidad sustentable; es algo que se le destaca a la actual administración.

¿Hace falta expandir e impulsar el sistema de movilidad?

—La actual administración se ha centrado en hacer cimientos técnicos, pero desde El Poder del Consumidor vamos a presionar a partir del próximo año para que se expanda y pueda operar en las periferias de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) y que los nuevos permisos de bicicleta sin anclaje también operen en esa zona.

Laura Ballesteros, ex subsecretaria de la Semovi

¿Ecobici sufre un abandono por parte de la Semovi?

—Es alarmante la poca inversión que se ha generado para Ecobici en estos meses. Ya van a cumplir un año de gobierno y el sistema está condenado a morir si no se le invierte.
El presupuesto (histórico) que recibió la Semovi apunta a un claro subejercicio. En la dependencia esperan a que Ecobici termine de colapsar para poderlo asignar a otra empresa, que ya no sea Clear Channel. Es lo que alcanzo a ver, pues sabemos que dicha compañía fue parte de la estrategia del ex jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, y seguro buscan a alguien que les responda a ellos, sin intermediarios.

Los accidentes aumentaron 78% en los últimos dos años, ¿hay urgencia de instalar más ciclovías?

—Vemos a las alcaldías muy lentas para hacer obras ciclistas, cuando en otras administraciones los titulares de las demarcaciones estaban muy involucrados. Hay un panorama negro para la movilidad no motorizada.
Falta definir si realizarán la ciclovía de Canal Nacional y la de División del Norte, que es fundamental y está pendiente el proyecto para ejecutarse. Tienen la mesa puesta (por el presupuesto), durante muchos años se peleó por tener una regulación, una Secretaría de Movilidad, un presupuesto y funcionarios preparados y alejados del gremio transportista; hoy da mucha tristeza que eso se esté desperdiciando.

Con la salida de empresas de bicicletas sin anclaje, ¿la apuesta del gobierno es en contra de la micro-movilidad?

—Ecobici es un sistema caro, ya lo habíamos dicho antes, pero hay posibilidad de hacerlo crecer a través de alianzas público-privadas, de involucrar a las alcaldías y encontrar un punto medio con las bicicletas sin anclaje, para que se puedan ver beneficiadas ambas partes.
La regulación que hicieron con las bicis compartidas demuestra que es más importante poner reglas absurdas que incentivar el uso de la bicicleta.

¿Hace falta expandir e impulsar el sistema de movilidad?

– El sistema de Ecobici debe triplicar su presencia, ir a la periferia e independizarse de la Secretaría de Movilidad.

Javier Hidalgo, diputado federal por Morena

¿Ecobici sufre un abandono por parte de la Semovi?

—No tengo la impresión de que se descuide el sistema, al contrario. Obviamente requiere un asunto de administración para que pueda mantenerse. Soy usuario frecuente y no me encuentro con bicis en mal estado, más allá de lo normal.
El robustecer el sistema no me parece prioritario, está muy bien ahora, de momento era para complementar su servicio con bicis compartidas, porque no chocan, son bicicletas. Además, el servicio de Ecobici, que ya cumple 10 años, es caro comparado con Mobike.

Los accidentes aumentaron 78% en los últimos dos años, ¿hay urgencia de instalar más ciclovías?

—Los accidentes ocurren porque existe un modelo de movilidad basado en el automóvil en la Ciudad de México; andar en bici es peligroso, violento.
Sobre la instalación de ciclovías en este gobierno, es la primera vez con la que se cuenta con un fondo para esto, en donde se contempla construir la de Canal Nacional. La infraestructura ciclista que se tiene en la capital nunca será suficiente, pero es importante la inversión que le darán; lo que se puede hacer en este año podría ser mucho más de lo que se implementó en toda la administración del ex jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Con la salida de empresas de bicicletas sin anclaje, ¿la apuesta del gobierno es en contra de la micro-movilidad?

—La disputa por el dinero es absurda, porque violan la Ley del Cambio Climático, en donde con mucha claridad se estableció en 2012 que no se debería cobrar a este tipo de empresas que ayudan a reducir de gran forma las emisiones al ambiente. Ahí el titular de la Semovi, Andrés Lajous, le falta reconocer que existe esta norma y que para nada procedía el cobro para que operen en la ciudad; una cosa es que las organice y otra es que le ponga costos y les controle la cantidad de vehículos.

¿Hace falta expandir e impulsar el sistema de movilidad?

—Semovi tendría que estimular a las empresas a que se incorporen en toda la ciudad, la necesidad de contrarrestar la contaminación y mejorar la salud es muy grande.

Virgilio Pasotti, experto en movilidad

¿Ecobici sufre un abandono por parte de la Semovi?

—Al sistema lo están dejando a un lado. En redes publiqué al inicio del año que a Clear Channel le dieron las gracias como operador de Ecobici, porque la administración de Claudia Sheinbaum tiene en sus planes cambiar de compañía y realizar una sustitución de las cicloestaciones y unidades.
Incluso, me atrevo a especular que es el mismo operador de Guadalajara, Motivate, que opera en ciudades como Nueva York y Chicago, y que fue comprada por Lyft, aplicación de taxis que opera actualmente en Estados Unidos.

Los accidentes aumentaron 78% en los últimos dos años, ¿hay urgencia de instalar más ciclovías?

—Las licitaciones para construir carriles confinados se declararon desiertas, y fue porque piden demasiados requisitos como para sabotear los proyectos.
Además, al mismo tiempo se anuncian cancelaciones de ciclovías como la de San Cosme, con el pretexto de evitar problemas con taxistas, microbuseros y ambulantes. También aumentó mucho la violencia vial debido a la relajación de las multas, porque antes decías ‘cuídate, no le vayas a pegar a un ciclista porque sale caro’, pero ahorita la política es ‘los ciclistas no importan, no pasa nada’.

Con la salida de empresas de bicicletas sin anclaje, ¿la apuesta del gobierno es en contra de la micro-movilidad?

—No están permitiendo que bicicletas sin anclaje se posicionen en el mercado al poner una sobre-regulación y costos muy elevados por ocupar el espacio público que hace imposible que sea un negocio, por lo que los orillan a la quiebra. En ningún país del mundo existe un control similar ni un costo tan alto; incluso, en ciudades como Milán y París se está eliminando esto para fomentar el uso de las bicis, en donde llegaron a duplicar el número de usuarios.

¿Hace falta expandir e impulsar el sistema de movilidad?

– Sí, estos sistemas –de bicicleta compartida– han detonado la movilidad sustentable en todas las ciudades donde operan. Desde el 2010 fue el verdadero promotor de los viajes en bicicleta y de la infraestructura ciclista en la capital.

Ecobici Foto: Aabye Vargas

Trabajamos de la mano con la Semovi: Clear Channel

La empresa Clear Channel Outdoor, encargada de la operación y mantenimiento de Ecobici, aseguró que, a pesar de los rumores sobre la entrada de una nueva empresa trabajan de la mano con la Secretaría de Movilidad.

En entrevista con Publimetro, Diego Cosío, CEO de la empresa Clear Channel México, aseguró que no cuentan con información sobre la fecha de la próxima licitación, a pesar de que el siguiente año culmina la concesión que tuvieron durante 10 años.

“Tenemos pláticas y un trabajo muy cercano con la nueva administración. Aún no nos han dicho nada sobre la renovación de la concesión, (…) no poseemos nada de información, estamos en espera de noticias; sin embargo, mantenemos los estándares de servicio”, indicó.

“Ecobici es, según el reporte del Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP), uno de los mejores servicios de bicicletas públicas en el mundo. Además, llevamos a cabo un estudio de experiencia del cliente, en donde más del 70% de los usuarios le dio preferencia al sistema”, indicó Cosío.

Sobre los planes de expansión del sistema de bicicletas públicas de la Ciudad de México, el directivo señaló que es el reto a vencer, pues para 2024 se tiene el compromiso de extender el servicio a 10 mil bicicletas.

Además, Cosío señaló que la entrada de empresas de bicicletas sin anclaje es bienvenida, pues “la cultura ciclista se hace de muchos jugadores”.

AQUÍ EL VIDEO:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo