Ellos son los candidatos a gobernar España tras el 10-N

Españoles volverán a las urnas el próximo domingo para escoger a su presidente, en un país polarizado.

Por Publimetro

Pedro Sánchez (PSOE)

El político, presidente del gobierno en funciones, será por tercera vez el candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Tras llegar al gobierno a través de una moción de censura contra Mariano Rajoy, el 1 de junio de 2018, tuvo que convocar elecciones anticipadas para abril de 2019 ante la incapacidad de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado. Asimismo, tras ganar en abril en minoría, volvió a demostrar su poca capacidad de diálogo al no obtener los apoyos necesarios en su investidura, por lo que se vio obligado a llamar de nuevo a los españoles a las urnas este 10 de noviembre. Debió hacer frente a los actos violentos en Barcelona tras darse a conocer la sentencia del procés en la que se declaró culpables a los dirigentes catalanes rebeldes y concluir con la exhumación de Franco.

Pablo Casado (PP)

Luego de que Mariano Rajoy fuera derrotado en la moción de censura, el Partido Popular se vio abocado a una renovación que le alejara de los escándalos de corrupción que marcaron casos como el Gürtel o el tráfico de influencias denunciado en la Comunidad de Madrid, gobernada en aquel entonces en solitario por el partido de centro-derecha. Ahora se enfrenta a unas elecciones con el apoyo de Cayetana Álvarez de Toledo. Aunque han crecido en intención de voto según los últimos sondeos publicados, en la actualidad el votante de la derecha se ha fragmentado con la irrupción de VOX y el protagonismo de Ciudadanos con el tándem Albert Rivera e Inés Arrimadas

Pablo Iglesias (Unidas Podemos)

Quizá es el más revolucionario de quienes se presentarán a las elecciones del próximo 10 de noviembre y quien apoyó la moción de censura de Sánchez. Fue el primer negociador con el PSOE tras los comicios de abril; sin embargo, los socialistas lo vetaron como interlocutor. Su partido busca a toda costa subir el salario mínimo a mil 200 euros, asegurar la actualización de las pensiones al IPC por ley y derogar la reforma laboral de 2012 para garantizar los derechos de los trabajadores y acabar con la precariedad. Además apuestan por fortalecer los servicios públicos, el ecologismo y el feminismo; no obstante, su ataque al empresariado ha sido uno de sus puntos más polémicos junto con su flexibilidad para convocar una consulta en Cataluña. Espera atraer a los socialistas decepcionados.

Santiago Abascal (VOX)

Podría convertirse en la clave en las próximas elecciones. Mientras los partidos tradicionales siguen en un estira y afloja, el partido dirigido por Santiago Abascal sigue ganando apoyos en la calle. Con una apuesta patriótica, calificado por la izquierda como ultraderecha, propone recortar el gasto de los políticos y terminar con el despilfarro de los gobiernos regionales e, incluso, replantear el modelo autonómico que nació en 1978. Además, Abascal aseguró que propondrán terminar con los apoyos públicos dirigidos a la interrupción del embarazo e incluso reforzar con muros las fronteras con Marruecos en Ceuta y Melilla. Férreo defensor de la familia, está divorciado y se le acusa de no haber trabajado nunca en el sector privado y vivir de la política.

Albert Rivera (Ciudadanos)

Estas elecciones podrían ser su últimas como candidato nacional del partido nacido en Cataluña si no mejora los 57 escaños obtenidos en los comicios de abril. Los liberales, sin embargo, son conscientes de que deben dar un vuelco a los sondeos. La ventaja respecto a otros partidos, sostienen en Ciudadanos, es que cuentan con Inés Arrimadas, que genera “casi tanta expectación” como Rivera. Css ya mantiene un pacto de derechas para gobernar en la Comunidad de Madrid y también en Andalucía con PP y VOX, donde desterraron a los socialistas de su feudo desde 1978. Además ambos han defendido a capa y espada la españolidad de Cataluña, la comunidad donde nació este partido para defender a la Constitución de los ataques de los independentistas liderados por Puigdemont y Torra.

Íñigo Errejón (Más País)

Quien fuera número 2 de Pablo Iglesias en Podemos y los movimientos sociales del 15-M de 2011, creó su propio partido con el apoyo de la ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Según todas las encuestas, a pesar del respaldo de Carmena, quien no aparece en sus mítines, esta escisión de Unidas Podemos podría protagonizar un sonoro fracaso porque no está encontrando su sitio ni su discurso. El dirigente de extrema izquierda justifica su eventual apoyo a un gobierno socialista liderado por Pedro Sánchez en la importancia de defender las políticas y las reformas que constituyen los pilares de su programa electoral: clase media trabajadora, feminismo, conciliación, medio ambiente y defensa del estado de bienestar.

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo